Carlos Slim, el 'fichaje' de mayor relevancia en el futbol mexicano

La entrada del empresario desata una puja que encarecerá los derechos para transmitir futbol. Pumas y Cruz Azul ya analizan subir precios
| Otra fuente: 1

(EXPANSIÓN) — El León pasó en poco más de cien días de ser un equipo de segunda categoría a uno de los clubes más redituables del futbol mexicano y la joya del naciente imperio futbolístico de Carlos Slim.

El 3 de septiembre de 2012, América Móvil sorprendió al mundo del futbol al anunciar que compraba 30% del León y el Pachuca.

Los equipos son parte del Grupo Pachuca, que controlan Jesús Martínez y su familia.

Martínez dice que sintió "una química muy especial" con Slim desde la primera reunión que tuvieron y que decidió hacerle caso al consejo de su padre: "El día que te asocies, hazlo con gente que sea de tus mismos valores y principios".

De la mano de Martínez, Slim entró a una nueva cancha contra sus clásicos rivales: Emilio Azcárraga Jean, de Televisa, y Ricardo Salinas Pliego, de TV Azteca, con quienes ya compite en telefonía fija y celular, banda ancha y video por internet.

Tras la negociación exitosa del León, los demás clubes de la Liga MX vieron que el viejo deseo de cobrar más por sus derechos de televisión podía hacerse realidad. Equipos ‘grandes’, como Pumas y Cruz Azul, ya están estudiando sus opciones para mejorar sus ingresos. Si el León obtuvo más del doble de lo que le ofrecía TV Azteca solo por las transmisiones para México, los 100 mdd al año que valen los contratos de TV de los 18 equipos de primera podrían duplicarse.

De la mano de Slim, el León logró un acuerdo sin precedentes: vender sus derechos televisivos a más de una empresa y sin depender de la televisión abierta.

A la cadena Fox Sports le vendió en 5 millones de dólares los derechos exclusivos de transmisión en televisión restringida en México. A Telemundo —rival de Univision, en la que Televisa tiene 7% de participación y deuda que puede convertir en capital hasta por 40%— le dio en 6.3 millones de dólares los derechos para la transmisión en Estados Unidos, donde viven alrededor de 1.4 millones de guanajuatenses. Finalmente, le vendió a Medio Tiempo los derechos en internet por un monto que el sitio no quiso revelar.

Además, los partidos del León se transmiten a través del canal por internet de Slim, UnoTV, y por Viva Sports, un canal producido por MVS y transmitido por el sistema satelital Dish, controlado por la familia Vargas.

El efecto Slim no termina ahí. Algunos de los equipos más populares de México evalúan salirse del viejo sistema. El 24 de septiembre, 20 días después de que América Móvil anunció su incursión en el futbol, la directiva de los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) —el equipo favorito de Slim— elaboró un documento confidencial. En él explora los posibles escenarios que podría enfrentar el equipo en caso de salir de la televisión abierta, relata un directivo del equipo que pidió no ser identificado por tratarse de un tema confidencial.

El Cruz Azul, otro de los equipos más populares de México, también ve el caso del León como un ejemplo de lo que podría obtener por sus derechos televisivos. El contrato del equipo capitalino con TV Azteca vence este año y la directiva del club usará los 11 millones de dólares que obtuvo el León por sus derechos de transmisión como argumento para exigir más dinero. Si el León pudo multiplicar sus ingresos televisivos, lo justo sería que Cruz Azul también, plantea un directivo del equipo que pidió el anonimato.

La entrada de Slim al futbol es parte de la lucha por el dominio del mercado de las telecomunicaciones en México, que vale alrededor de 33 mil millones de dólares.

De hecho, 54 días después de que Slim invirtió en Pachuca y León, Televisa anunció que compró —a través de Sky México y en sociedad con DirectTV— los derechos exclusivos de transmisión de la Liga Premier de Inglaterra para América Latina por las siguientes tres temporadas. El sistema de TV satelital de Televisa transmitirá la liga inglesa desde México hasta Panamá, incluida República Dominicana.

Pero Televisa no es la única que busca contenido futbolístico más allá de México. A mediados de noviembre, Slim —a través de su empresa Inmobiliaria Carso— compró por alrededor de 2.6 millones de dólares, 33% de participación en el club español de tercera categoría Real Oviedo y se convirtió en su principal accionista. El equipo español necesitaba unos 2.5 millones de dólares antes del 18 de noviembre para no ser relegado a una división inferior por las deudas que acumulaba.

Casi un mes después, Grupo Pachuca y América Móvil compraron el equipo Estudiantes Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), que juega en la liga Ascenso MX. Aunque las empresas no revelaron el monto que pagaron, la operación se calcula en no más de 5 millones de dólares, poco menos de lo que pagó Martínez por el León en 2010.

América Móvil tiene casi 256 millones de suscriptores de celular, 17 millones de accesos de banda ancha y 15.8 millones de clientes de televisión de paga en 18 países en el continente americano, incluido México. "Tiene todo el sentido que (…) América Móvil está en búsqueda de contenido para sacarle provecho a su infraestructura y consumo de productos que se realice a través de ella", dice Jorge Elizondo, consultor de la firma estadounidense de análisis de mercado Frost & Sullivan.

Al ser accionista o propietario de los equipos, Slim se asegura de que sus derechos de transmisión se vendan al mejor postor, sin que esto signifique sacrificar contenido para sus propias plataformas. Incluso podría incrementar los ingresos de su imperio de 70,000 millones de dólares con la venta de boletos y de publicidad en los estadios y en sus plataformas durante las transmisiones de los partidos, dice Valeria Romo, analista de Grupo Financiero Monex. Actualmente, 40% de los ingresos del León provienen de estas fuentes.

También podría crear sinergias importantes con los equipos que posee. Por ejemplo, puede vender playeras del Pachuca o del León en sucursales Sanborns, vender boletos para los estadios con cargo al recibo Telmex o lanzar tarjetas de crédito Pachuca-Inbursa y León-Inbursa, dice Francisco San José, experto en mercadotecnia y columnista de la revista Merca 2.0.

El objetivo final es el dominio de la distribución de contenido audiovisual.

En abril de 2011, Televisa pagó 1,600 millones de dólares por 50% de participación en la operadora celular Iusacell, de TV Azteca. Su plan es usarla como plataforma para ampliar su distribución de las 70,000 horas de contenido audiovisual que produce al año,  incluidas telenovelas, programas de concursos y noticieros. Hasta ahora, Slim domina ese sector: América Móvil posee 70% del mercado de telefonía móvil en el país. El tráfico de video en dispositivos móviles en México crecerá 273% de 2013 a 2016, según estima la empresa de telecomunicaciones Cisco.

La temporada pasada fue la primera vez que canales o cadenas ajenas a Televisa o TV Azteca —Fox Sports y Telemundo— transmitieron en exclusiva una semifinal de primera división. El encuentro de ida de la semifinal del torneo Apertura 2012 entre León y Xolos de Tijuana, el 22 de noviembre en el estadio Nou Camp del primero, se vio en Fox Sports, Telemundo, Medio Tiempo, UnoTV y VivaSports.

"Estamos muy contentos por todos lados", dice Ceballos, de Fox Sports. "La respuesta de la gente (...) ha sido increíble".

En Estados Unidos, el partido entre el León y Xolos también fue todo un acontecimiento. El encuentro tuvo una audiencia de más de 1.6 millones de personas en Telemundo y superó en su horario el rating de cadenas en inglés en ciudades como Los Ángeles y Houston, dice Jorge Hidalgo, vicepresidente ejecutivo de Deportes Telemundo.

En internet, el partido entre el León y Guadalajara, el 14 de septiembre —el primero en transmitirse en internet— tuvo una audiencia de 50,000 espectadores en UnoTV y 70,000 en Medio Tiempo, según Martínez, de Grupo Pachuca.

En 2008, cuando los Rayados del Monterrey salieron temporalmente de la televisión abierta, Terra transmitió sus partidos de local. "Nos fue muy bien de audiencia", comenta Islas.

A fines de noviembre, en la presentación de la Copa Telmex de futbol infantil, Elías Ayub evaluó los primeros meses de la sociedad de América Móvil con Grupo Pachuca.

"Como socios es todavía muy temprano para hacer un balance", dijo. "La parte de derechos de televisión ha sido excelente (…) La gente se está dando cuenta de una nueva forma para ver el juego".

La participación de Slim incluso podría aumentar, según dice el propio Martínez: "No necesariamente tendríamos que seguir con el 70 y el 30%", asegura. "Igual vamos al 50 y 50%".

Este es un fragmento de un artículo publicado en el número 1107 de la revista Expansión, correspondiente al mes de enero de 2013. La publicación es parte de Grupo Expansión, una empresa de Time Inc. La firma edita en México 17 revistas y siete sitios de internet, entre ellos CNNMéxico.com.

Ahora ve
No te pierdas