Joe Montana y Steve Young, los últimos héroes de San Francisco

Después de 18 años sin coronarse como campeón de la NFL, los 49ers buscan volver a la época de oro que lideraron estos 'quarterbacks'
young
joe montana steve young  young  (Foto: )
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

El regreso de los 49ers de San Francisco a un Super Bowl después de 18 años trae el recuerdo de los años gloriosos del equipo californiano, cuando se coronó campeón de la NFL en cinco ocasiones en poco más de una década.

Joe Montana marcó esta época al liderear la ofensiva de los 49ers de San Francisco a la que llegó en 1979 durante la tercera vuelta del draft de la NFL, proveniente de la Universidad de Notre Dam con la que ganó un campeonato nacional.

Pese a ser considerado subdimensionado y con una "cuestionable" fuerza del brazo, el joven jugador pronto tomó el lugar titular que ocupaba Steve DeBerg como quarterback para hacer historia con San Francisco y retirarse con uno de los promedios más altos para un jugador de su posición con 92.3.

Montana encajó en el estilo que el entrenador Bill Walsh implementó y que cambió la forma de jugar el futbol americano en la NFL, para ganar cuatro Super Bowls en 10 años, siendo el jugador más valioso en tres de ellos con 11 pases para touchdown, sin intercepciones y un promedio de pases de 127.8.

La "ofensiva de la costa oeste", como se denominó al estilo implementado por Walsh, consiste en una serie de pases horizontales que permiten rutas cortas en vez de jugadas por carrera como se hace en el juego tradicional.

El primer anillo llegó en 1982 ante Cincinnati con un marcador de 26-21; tres años después llegó un nuevo Super Bowl frente a los Delfines de Miami de Dan Marino y en 1989 nuevamente Montana midió sus fuerzas frente a los Bengalíes para mandar un pase que de último minuto le dio el triunfo a los 49ers.

El úlitmo Super Bowl para Montana fue en 1990, ya con Bill Walsh retirado de la zona técnica, en un duelo en el que el legendario mariscal de campo participó en cinco touchdowns para vencer a los Broncos de Denver con un apabullante 55-10 en el Super Dome de Nueva Orleans.

Sin embargo, el idilio de Joe Montana con San Francisco fue en debacle en la siguiente temporada a su cuarto Super Bowl debido a una lesión en el codo que lo dejó fuera de acción durante dos dos años y que le dio la oportunidad a Steve Young de liderear la ofensiva del equipo californiano.

La lesión que cambió la vida de Steve Young

Un golpe de suerte permitió a Colin Kaepernick convertirse en el actual quarterback de los 49ers de San Francisco tras la conmoción cerebral que sufrió el titular Alex Smith a principio de la temporada.

Un jugador de banca que se convierte sorpresivamente en la estrella de la ofensiva no es un escenario nuevo en la historia de los 49ers.

La lesión de Joe Montana que sufrió durante la final de la conferencia americana frente a los Gigantes de Nueva York en la temporada 1990-1991 abrió las puertas para Steve Young, quien había llegado en 1987 a San Francisco para ser el backup de Montana.

Young estuvo cerca de ser transferido a los Raiders de Los Ángeles, pero al no recuperarse del todo Joe Montana, se mantuvo como el quarterback.

Bajo el timón de George Seifert, quien quedó en el lugar de Bill Walsh, Young logró su primer Super Bowl como quarterback titular en 1995, el último anillo que lograron los 49ers para entrar en una larga sequía de 18 años que podría terminar este domingo en Nueva Orleans.

Young, quien inició su carrera con los Bucaneros de Tampa Bay en 1985, se retiró con los 49ers en 1999  con un promedio de 96.8, mayor al conseguido por Montana, 232 pases para touchdown, 107 intercepciones y 33,124 yardas en su carrera de 15 temporadas, lo que lo coloca como el máximo pasador en la historia de la liga.

En números, el jugador salido de la Universidad de Brigham superó al legendario Montana, aunque solo consiguió llevar a su equipo a ganar un Super Bowl.

Ambos jugadores son parte ya del Olimpo de la NFL y fueron incluidos en el Salón de la Fama de este popular deporte en EU, en 2000 en el caso de Montana —quien en sus últimos años en el futbol profesional jugó para los Jefes de Kansas City—, y cinco años después fue Steve Young.

Tras su retiro del emparrillado, Montana se ha mantenido ocupado en la promoción de productos, como es la marca de una cerveza de origen mexicano, además de charlas y conferencias que da alrededor del mundo donde comparte sus lecciones de éxito en el deporte llevadas al ámbito empresarial.

Por su parte, Steve Young, también incursionó como empresario y se ha dedicado a la fundación Forever Young que creó junto a su esposa Barb, con el fin de servir a niños que enfrentan problemas físicos, emocionales y financieros.

El número 16 de Joe Montana y el 8 de Steve Young fueron los dos últimos números retirados del roster de San Francisco como parte de un homenaje a lo hecho durante su paso por el equipo.

De los cinco Super Bowl que los 49ers han disputado, ninguno lo han perdido, una racha que buscarán mantener este domingo frente a los Cuervos de Baltimore.

Ahora ve