El dopaje de Lance Armstrong es inmortalizado en un grafiti en EU

El artista británico 'Plastic Jesus' plasmó en una pared de Los Ángeles lo que le significó la caída de quien fuera su ídolo en el deporte
un graffiti que representa a armstrong recibiendo una transfusion
lance-armstrong  un graffiti que representa a armstrong recibiendo una transfusion  (Foto: )
  • A+A-
Autor: John Sinnott
(CNN) -

En la oscuridad de la noche, en el distrito bohemio de Fairfax en Los Ángeles, Estados Unidos, un artista “guerrillero” callejero está a punto de comenzar a trabajar.

En su trabajo de día es un fotógrafo profesional que ha estado en disturbios donde han sido arrojados piedras y barras de metal. Eso le ha dado casi un sentido innato de detectar el peligro, pero siempre que sea cuidadoso y rápido, esta particular instalación particular debería pasar sin ningún incidente.

Está al acecho en las sombras de North Genesee, cerca del cruce de la Avenida Melrose con las herramientas que necesita; dos plantillas y dos latas de pintura en aerosol, una negra y otra amarilla.

Por última vez, se asoma en la calle, asegurándose que los Black and Whites (el nombre que se le da a los vehículos Ford Crown Victoria del Departamento de Policía de Los Ángeles) no crucen por ahí.

Sin moros en la costa, comienza a trabajar. Diez minutos después termina.

Respira un suspiro de alivio y da un paso atrás para admirar su obra maestra más reciente.

Es una imagen estampada del héroe caído estadounidense Lance Armstrong. El texano es retratado con su playera icónica amarilla del Tour de France y en una posición aerodinámica sobre los manubrios de su bicicleta.

Pero algo se ve mal, de la espalda del ciclista sobresale una bolsa intravenosa, una referencia gráfica al pasado de dopaje del ciclista de 41 años que finalmente lo alcanzó.

¿Aún hay héroes?

En la infamia, tal como lo hizo en la fama, Armstrong continúa con una influencia poderosa sobre la conciencia del público.

Durante muchos años negó constantemente hacer trampa mientras dominaba al mundo del ciclismo en el proceso de ganar siete títulos consecutivos del Tour de France (de los cuales ahora fue despojado) hasta que confesó con Oprah Winfrey que había utilizado sustancias que mejoran el rendimiento y se hizo transfusiones ilícitas de sangre.

Los créditos apenas salieron tras la entrevista cuando reportes de contratos de libros y derechos de películas de su caída espectacular comenzaran a surgir.

Ahora Armstrong es inmortalizado en una obra de arte callejero llamada ¿Aún hay héroes?, que es una reminiscencia de las exposiciones subversivas y polarizadoras del artista británico del graffiti, Banksy, en su mejor momento.

“Era un ciclista entusiasta, hacía ciclismo tres o cuatro días a la semana y hacía un recorrido de 90 kilómetros los domingos”, dijo a CNN el creador de la obra, Plastic Jesus, quien explica por qué se conmovió para trabajar varias horas en su tiempo libre con su escalpelo para producir las dos plantillas que fueron utilizadas para crear la exhibición de Armstrong.

“Lance fue el héroe del ciclismo definitivo para mí. Sacó al ciclismo fuera de la arena de entusiastas y lo llevó a una audiencia popular. Las personas compraban bicicletas y vestían lycra por el perfil, éxito y estatus de Lance”, dice el artista de 48 años, quien también es de Gran Bretaña pero se mudó a Los Ángeles, Estados Unidos, en 2007.

“Seguí la historia desde el comienzo de las primeras acusaciones y en conversaciones con amigos apoyaba a Armstrong y les decía que solo era un ciclista excepcional, diseñado genéticamente de esa manera.

“Me sentí decepcionado por Armstrong y estoy seguro de que compañeros ciclistas, deportistas y el público en general se sintieron así. Quería dar a entender eso con una obra de arte”.

Plastic Jesus, quien escogió ese apodo por su ateísmo, dirigió previamente una agencia fotográfica de prensa en Londres que trataba con periódicos importantes de Gran Bretaña, de ahí su experiencia en cubrir disturbios.

Continuó trabajando como fotógrafo en Estados Unidos, pero inspirado por Banksy (su imagen favorita del originario de Bristol es The Flower Thrower) comenzó a experimentar con plantillas, escalpelos y latas de aerosol en homenaje a una subcultura que inició en las calles de Nueva York en la década de 1970.

“El arte está en el mensaje; no se trata de la calidad técnica de la obra”, dijo el artista de 48 años. “Me gusta la simplicidad de transmitir un mensaje muy político o cultural”.

Permanecer fuera de la cárcel

La precaución es la palabra clave cuando Plastic Jesus se dirige a perseguir los impulsos creativos de su alter ego.

“Los artistas del grafiti pueden enfrentar una multa de 6,000 dólares y cárcel y por ofensas múltiples pueden ir a la corte federal, lo cual son muy malas noticias”, dice el artista, quien nunca ha sido atrapado cuando pinta sus impresiones en las paredes de Los Ángeles.

A pesar de sus riesgos, ama su arte tanto que considera dejar su trabajo matutino como fotógrafo, aunque eso depende de si hay demanda para su trabajo y “si puede permanecer fuera de la cárcel”.

Su creación más reciente ya fue presentada en Los Angeles Times así como dos periódicos británicos nacionales, mientras que la cobertura en los medios le ha llevado (extrañamente) a que tenga dos propuestas de matrimonio en Twitter.

¿Aún hay héroes? crea mucho ruido”, dice Greg Linton, editor en jefe del blog de arte callejero Melrose and Fairfax. “Podría decirse que Plastic Jesus se vuelve el Banksy de Los Ángeles”.

Y, así como Banksy tiene problemas con ayuntamientos locales que limpian las áreas cubiertas con su arte, tienes que ser rápido si quieres ver el mensaje más reciente de Plastic Jesus.

El propietario de esta pared en particular, que también es un lugar preferido para otros artistas callejeros de Los Ángeles, pinta de blanco el graffiti de vez en cuando…

Ahora ve