Australia, sacudida por acusaciones de vínculos del crimen con el deporte

Una investigación oficial en ese país revela nexos de la delincuencia organizada en el deporte profesional y uso de sustancias prohibidas
  • A+A-
Autor: Monica Attard
(Reuters) -

Un informe de una comisión del gobierno australiano dio un duro golpe al deporte profesional de esa nación alegando que muchos atletas usan drogas prohibidas a menudo suministradas por los grupos del crimen organizado.

La Comisión del Crimen de Australia (ACC, por sus siglas en inglés) informó este jueves que una investigación de un año encontró evidencia que sugiere "uso generalizado" de sustancias prohibidas y drogas ilícitas, algunas de ellos no aprobadas para uso humano, en una serie de deportes profesionales.

“Es hacer trampa, pero es peor que eso. Es hacer trampa con la ayuda de criminales”, dijo el ministro de Justicia de Australia, Jason Clare, en una conferencia de prensa en Canberra a la que asistieron directores de los códigos deportivos importantes de varios países.

La investigación reveló el consumo de sustancias prohibidas, incluidos péptidos y varias sustancias, algunas de las cuales aún no han sido probadas en humanos.

Peor aún, han sido utilizadas, según el informe de la ACC, en programas orquestados de dopaje, facilitados por los entrenadores, científicos deportivos, personal de apoyo, médicos y farmacéuticos.

Es esto lo que más impresiona al comentarista deportivo de Australian Broadcasting Coorporation (Corporación Australiana de Transmisión), Peter Wilkins.

“Los deportistas siempre van más allá del límite. Todos lo hacen”, dijo Wilkins a CNN.

“Así que si encuentras una sustancia y no está en la lista prohibida le darás una oportunidad”, dijo.

Pero que equipos enteros de atletas élite puedan utilizar sistemáticamente sustancias ilegales para mejorar su rendimiento con el conocimiento y ayuda de científicos deportivos, entrenadores y médicos, deja atónito a Wilkins.

“Los científicos y equipos deportivos que potencialmente se dopan, eso es sorprendente”, dijo Wilkins. “¿Pero van a hundirse?”, pregunta.

La punta del iceberg

Todo esto aparece la misma semana en que el Club de Futbol Essendon en Victoria se acercó a la Liga Australiana de Futbol (AFL, por sus siglas en inglés) y a la Autoridad Antidopaje de Deportes en Australia (ASADA, por sus siglas en inglés) para investigar acusaciones de que sus jugadores tomaron sustancias que podrían ser ilegales.

A pesar de lo impactante que era la afirmación, podría resultar ser la punta del iceberg en una nación que se enorgullece de estar a la vanguardia del deporte limpio.

Las sustancias que el Club de Futbol Essendon cree que sus jugadores pudieron haber utilizado incluyen péptidos o sustancias relacionadas que fueron inyectadas.

Algunos péptidos son legales de inyectar para los atletas. Se espera que la investigación se enfoque en si las sustancias ilegales que el club cree que sus jugadores utilizaron fueron péptidos inertes o de otra forma y si las sustancias fueron administradas como parte de un régimen de ejercicios.

Los jugadores podrían enfrentar suspensiones en la temporada, aunque el entrenador legendario de la AFL, Kevin Sheedy, dijo tras la revelación de los descubrimientos de la ACC que la suspensión podría no ser suficiente.

“Necesitamos deshacernos de esto, necesitamos encontrar a las personas y erradicarlas del deporte”, dijo a reporteros locales.

Aunque la ACC no nombró a atletas o clubes específicos que estén bajo investigación, la Liga Nacional de Rugby (NRL, por sus siglas en inglés) dice que más de uno de sus jugadores y más de uno de sus clubes están bajo investigación.

El código ya se comprometió a una revisión y a registrar a las personas que ofrezcan servicios de rendimiento a sus jugadores y a sus clubes, al igual que pruebas centralizadas de sustancias ilícitas.

Unidades de integridad

Todos los códigos deportivos expresaron asombro por los resultados mientras prometieron una total cooperación con la ASADA y otras autoridades de investigación.

La AFL, la NRL, la Federación de Futbol de Australia, la Unión Australiana de Rugby y Criquet de Australia acordaron establecer unidades de integridad y pidieron a los atletas confesar y cooperar a cambio de sanciones reducidas.

Wilkins dijo que estaba sorprendido de que los resultados se publicaran mientras hay investigaciones activas en marcha. “Aún hay muchas clasificaciones”, añadió Wilkins.

Pero de acuerdo con Richard Ings, el exdirector de la ASADA, los resultados del informe no son sorpresa. Dijo que el involucramiento de redes criminales era bien conocido en la agencia antidopaje.

“Al trabajar con la ASADA durante los últimos cinco años era muy claro que había vínculos entre elementos del crimen organizado que importaban y distribuían sustancias prohibidas en todo el deporte australiano”, dijo Ings a CNN.

El director de la AFL, Andrew Demetriou, tampoco estaba sorprendido por los vínculos entre el suministro de drogas y el crimen organizado.

“El crimen organizado es muy penetrante”, dijo en la conferencia de prensa en Canberra. “Encontraron jugadores vulnerables. Se infiltraron”, dijo el director de la AFL.

“Y todos nosotros aquí diríamos que establecimos un reto. Lo evaluamos, lo vencimos. El deporte es demasiado importante en esta comunidad”.

Pero Demetriou negó que el Club de Futbol Essendon fuera a las autoridades con las sospechas de uso de sustancias ilícitas como resultado de la investigación de la ACC.

El informe de la ACC se basa en casos internacionales anteriores para advertir sobre un vínculo potencial entre la involucración de pandillas de crimen en el deporte y el arreglo de partidos.

“La experiencia en el extranjero demostró que los grupos criminales organizados involucrados en arreglo de partidos apuntan cada vez más a los atletas subélite debido a la facilidad con la que estos individuos pueden ser ‘comprados’, los bajos niveles de escrutinio de parte de las autoridades en competencias subélite y el valor potencial a largo plazo de estos atletas con el grupo criminal”, afirmó.

El presidente de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés), John Fahey, dijo que no es sorprendente que el problema haya aparecido en Australia.

“Es muy claro por parte de Interpol y tenemos una asociación cercana con ellos en la WADA, que los suministradores, fabricantes, traficantes de las sustancias que mejoran el rendimiento son las mismas personas que están conectadas con las drogas ilegales, las mismas personas que están conectadas con los arreglos en partidos y apuestas ilegales así que creo que no es sorprendente que ahora surjan en este país”, dijo Fahey a ABC Radio.

Apuestas deportivas

El Comisario del Comisionado de Policía de Victoria, Graham Ashton, dijo que el futbol, el criquet y el tenis tenían un mayor riesgo de arreglo en los partidos por parte de los criminales organizados porque atraen grandes apuestas.

“El consorcio creciente de apuestas significa que necesitamos tomar acciones preventivas ahora para fortalecer más a esos deportes de esta amenaza”, dijo a los reporteros.

El exentrenador sudafricano de la Unión de Rugby nacional, Jack White, ahora un mentor para ACT Brumbies, cree que sería difícil arreglar un partido en rugby.

“Lo único que es magnífico sobre la unión de rugby es que es un juego tan difícil incluso para pensar en arreglar partidos”, dijo White al periódico The Age en Melbourne.

“En otros partidos cuando los márgenes son resultados cero a cero, o un equipo concede un gol… el rugby es un juego tan fluido y dinámico que destacaría como un dedo adolorido si intentas arreglar los partidos”, dijo.

Un senador independiente en el Parlamento Australiano, Nick Xenophon, quiere una suspensión inmediata de las apuestas en todos los deportes hasta que todas las investigaciones se completen.

“Estos resultados extraordinarios requieren una respuesta urgente para proteger la integridad de los códigos deportivos que millones de australianos aman”, dijo el senador Xenophon.

Ahora ve