Las expresiones homofóbicas 'invaden' las tribunas del futbol mexicano

La resolución de la Corte de eliminar el lenguaje homofóbico en la sociedad impone una nueva responsabilidad a las autoridades del futbol
afición
chivas afición futbol mexicano  afición
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El suelo cimbra en el estadio cuando el portero del equipo visitante se prepara para despejar y cuando el balón ya está en el aire, el público grita al unísono la palabra: ¡Puto!

Esto se repite cada fin de semana desde la tribuna de los estadios mexicanos.

Este miércoles la Suprema Corte de Justicia de la Nación interpretó que las expresiones "maricón" o "puñal" son ofensas discriminatorias que no pueden ser resguardadas por la libertad de expresión.

El artículo 1 de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos se modificó en 2011 para incluir a las "preferencias sexuales" entre los motivos por los cuales queda prohibido discriminar a una persona.

El Consejo Nacional para la Prevención de la Discriminación (Conapred) aseguró en un comunicado que esto representa "un avance sustantivo en el combate a la homofobia en México" que trae nuevas responsabilidades para los distintos sectores de la sociedad, incluyendo el deporte.

Pero trasladar este discurso al ámbito del futbol tiene "una gran dificultad" y a la vez "una enorme posibilidad", dijo el titular del Conapred, Ricardo Bucio.

"La gran dificultad es por el arraigo cultural de ciertos estereotipos sobre los cuales se ha construido este deporte, por ejemplo, una visión de un espacio donde no solamente se juega lo deportivo, sino lo masculino", aseguró Bucio en entrevista con CNNMéxico.

Aunque la palabra "puto" no está incluida dentro de las expresiones señaladas por la Corte, Bucio explica que esa palabra representa a lo femenino o afeminado como la antítesis del futbol, "lo que culturalmente es contrario al deporte, y un deporte que ha sido promovido como tan masculino durante muchos años".

¿Una falta sancionada?

La FIFA y algunas federaciones europeas han implementado programas para luchar contra la discriminación, ya sea racial o por preferencia sexual. En febrero pasado, la UEFA castigó al Lazio de Italia con dos partidos a puerta cerrada por varias ofensas, incluidos cargos por comportamiento racista.

En Alemania, la federación de futbol enviará un documento a los equipos de la Bundesliga con información para los jugadores que acepten abiertamente su homosexualidad sobre cómo enfrentar posibles agresiones.

Pero en las autoridades deportivas de México "parece no haber una preocupación", al negar que exista machismo u homofobia, advierte Bucio.

El funcionario dijo que aun cuando no se considere que existe discriminación en el futbol mexicano, si deberían desarrollarse medidas preventivas.

CNNMéxico buscó conocer la postura de la Federación Mexicana de Futbol sobre la resolución de la Corte, pero aseguraron que no harían comentarios al respecto por no ser de su competencia. La LigaMX tampoco respondió.

El artículo 6 del Código de Ética de la LigaMX hace hincapié en el tema de la discriminación llamando al respeto de la dignidad de las personas, evitando cualquier acto discriminatorio como la "preferencia sexual".

En abril de 2012, Conapred abrió un expediente tras recibir dos quejas ciudadanas por acciones "presuntamente discriminatorias" de dos jugadores del club América que festejaron un gol simulando besarse en la boca.

El entonces presidente de la Comisión Disciplinaria de la Femexfut, Alfonso Sabater, dijo entonces que esta acción era un mal ejemplo a la gente y los niños.

Las expresiones homofóbicas que se mueven en medios de comunicación masivos, tienen un impacto en dos sentidos: la minusvaloración de este tipo de orientación sexual, y de promoción del rechazo, del odio, según señaló Bucio.

Ricardo Bucio dice que los futbolistas y directivos no solo son promotores del deporte, sino también "del desarrollo social y que los deportistas son líderes de opinión", por lo que tienen una responsabilidad social.

"Aunque las acciones racistas u homófobas están concentradas en uno u otro jugador, las consecuencias afectan a la tribuna, a las personas que están detrás de las pantallas, a personas que tienen como una referencia importante el ámbito del deporte", concluye.

Ahora ve
No te pierdas