Un partido de la Libertadores termina en pleito entre jugadores y policías

Integrantes del Arsenal de Argentina, que perdió ante el Mineiro, fueron acusados de agredir a policías, según las autoridades brasileñas
libertadores_pelea
libertadores_pelea  libertadores_pelea
(Reuters) -

La policía brasileña anunció este miércoles que presentará cargos contra cuatro futbolistas del equipo Arsenal de Argentina, por la pelea ocurrida tras un partido de la Copa Libertadores en la ciudad de Belo Horizonte.

La coronel Claudia Romualdo, comandante de la Policía Militarizada de Minas Gerais, dijo a periodistas que habían identificado a cuatro jugadores que agredieron a los policías después del partido que jugaron la noche del miércoles el Atlético Mineiro y el Arsenal.

"Presentaremos cargos por conductas individuales (...) un policía fue agredido con un puñetazo. A mí me pegaron también", mencionó Romualdo a las cadenas de televisión.

Varios agentes de policía sufrieron heridas leves y contusiones en el enfrentamiento ocurrido en el césped, según mostró la televisión brasileña.

La policía retuvo a todos los jugadores del equipo argentino en los vestuarios más de una hora después del final del partido, mientras identificaba a los supuestos agresores.

Los cuatro jugadores acusados de cometer las agresiones, que no han sido identificados, van a ser llevados a una comisaría de Belo Horizonte para declarar y el resto de la delegación argentina será puesta en libertad, según la misma fuente.

"Los jugadores permanecerán en el estadio hasta que se tomen las medidas legales", dijo la responsable policial.

El primer conato de pelea ocurrió entre los jugadores del Atlético Mineiro y el Arsenal en el descanso, aunque la situación empeoró tras el silbatazo final, cuando los argentinos recriminaron por su actuación al árbitro, el paraguayo Enrique Cáceres.

La policía intervino entonces para proteger al árbitro y a sus asistentes, lo que derivó en una pelea generalizada en el césped entre los jugadores argentinos y los agentes antidisturbios.

En medio de la gresca, el centrocampista Jorge Ortiz propinó un puñetazo en el rostro a un policía, según las imágenes televisivas.

Después, la policía cercó a la delegación argentina en el vestuario, mientras que el presidente del Arsenal, Julio Ricardo Grondona, hablaba con los responsables policiales.

El presidente del Atlético Mineiro, Alexandre Kalil, mencionó que los jugadores del Arsenal destrozaron las instalaciones del vestuario.

El Atlético Mineiro ganó 5-2 el partido correspondiente a la quinta jornada del Grupo 3 de la Copa Libertadores.

Ahora ve
No te pierdas