Zlatan Ibrahimovic niega ser un 'chico malo' en el mundo del futbol

El delantero del Paris Saint Germain dice a CNN que los problemas que tuvo con Pep Guardiola fueron personales y nunca profesionales
zlatan durante un partido en rennes
Zlatan-Ibrahimovic  zlatan durante un partido en rennes
Autor: Piers Edwards
(Reuters) -

Zlatan Ibrahimovic del Paris Saint-Germain insistió en que no es un “chico malo” en vísperas de su regreso a Barcelona, donde estuvo solo una temporada después de pelearse con el entonces entrenador Pep Guardiola.

El delantero sueco, cuyo gol y asistencia en el partido de ida significaron que el PSG se mantuviera con vida en los cuartos de final de la Liga de Campeones con un resultado global (2-2), sufrió una temporada decepcionante con los cuatro veces campeones europeos entre 2009 y 2010.

Después de un par de años en Italia con el AC Milan, el futbolista de 31 años ahora está en Francia, donde encabeza la tabla de goleo de la Ligue 1; con 26 goles en 28 juegos, nueve más que su rival más cercano.

“Creo que las personas tienen esa imagen de mí”, dijo Ibrahimovic a CNN en una entrevista exclusiva.

“Es suficiente que alguien en un periódico diga que tengo un mal carácter y después todos sigan. Si las personas me juzgan así, no hay problema por mí, porque es parte del juego.

“Pero cuando llegues a conocerme, tendrás una opinión diferente. Como cuando llegué aquí, todos dijeron que era un ‘chico malo’ porque todos piensan que soy así; no lo soy”.

La carrera del exjugador del Ajax, Juventus e Inter de Milan se ha visto afectada por la controversia y comentarios abiertos, aunque hasta ahora en su tiempo con el PSG en gran parte no ha tenido estos incidentes.

Sin embargo, un vistazo rápido a algunos de los focos de tensión que han salpicado la carrera de Ibrahimovic; romperse una costilla en una pelea con su compañero del Milan, Oguchi Onyewu, amenazar con romper las piernas de Rafael van der Vaart, otro supuesto colega, y ser enviado a casa desde una clasificación sufrida en Suecia por ignorar un toque de queda, sugieren que con el talento, viene algo de carga.

“Nunca juzgues a una persona si no la conoces”, dijo Ibrahimovic, quien fue criado en Malmo, Suecia, después de que su padre (bosnio) y su madre (croata) emigraran a Suecia en la década de 1970.

“No es difícil trabajar conmigo, confía en mí. Cuando tienes mi confianza, haré el 200% por ti. Cuando no tienes mi confianza…”.

El silencio lo dice todo y es fácil llenar los espacios, especialmente debido a la forma en que terminó el tiempo de Ibrahimovic en el Barcelona (que le costó a los gigantes españoles 60 millones de dólares además del intercambio de Samuel Eto’o, que el Barça valoraba en 26 millones de dólares), después de sus desacuerdos con Guardiola.

¿Ferrari o Fiat?

El entrenador catalán puede haber ganado 14 trofeos en su permanencia desde 2008 hasta 2012, incluidos dos trofeos de la Liga de Campeones, pero ganó la ira de Ibrahimovic, quien tiene una mente fuerte, cuando cambio sus tácticas para acomodar los deseos de un tal Lionel Messi.

Todo esto vino después de que Ibra había establecido un récord en el Barça al convertirse en el primer jugador en anotar en todos sus primeros cinco partidos de liga para el club, una hazaña que probó estar más allá de leyendas previas del club como Romario, Hristo Stoichkov y el propio Eto’o.

“Era un sueño de la infancia [unirse al Barcelona] y estaba extremadamente feliz”, escribió el sueco en su biografía de 2011, I am Zlatan.

“Comenzó bien pero después Messi comenzó a hablar. Quería jugar en medio, no en el extremo, así que el sistema cambió de 4-3-3 a 4-5-1. Fui sacrificado y ya no tenía la libertad en la cancha que necesitaba para tener éxito”.

En el transcurso de la temporada, la relación entre el fichaje más costoso en la historia del Barça y el entrenador del club se desintegró, con Ibrahimovic sintiendo que no lo utilizaban lo suficiente y una distracción molesta [y] desconocida para Guardiola.

Las cosas llegaron a un punto crítico el 1 de mayo de 2010, tres días después de la eliminación del Barcelona en la semifinal de la Liga de Campeones en contra del Inter de Milan de José Mourinho, con Ibrahimovic dejando que salieran sus frustraciones después de ser consignado a un papel de cambio de cinco minutos durante una victoria 4-1 en Villareal.

“Guardiola me veía y perdí la paciencia”, continúa el sueco en I am Zlatan. “Pensé ‘¡ahí está mi enemigo, rascándose su cabeza sin cabello!. Le grité: ‘¡No tienes cojones!’ y probablemente cosas peores que esa. Añadí: ‘Estás c****dote por [Mourinho]. ¡Puedes irte al infierno!”.

Habiéndole dicho a Guardiola una vez que había ‘comprado un Ferrari pero lo [manejaba] como un Fiat”, ahora Ibrahimovic afirma que sus problemas con el español, quien dirigirá al Bayern Munich la próxima temporada, tenían que ver más con su persona que con sus habilidades de entrenador.

“Tenemos que ser claros; hablé sobre Pep como humano no como entrenador”, dijo la estrella del PSG a CNN.

“Para mí, como entrenador es fantástico, como ser humano, podemos discutirlo”.

A pesar de su desesperación para dejar el Barcelona, con Ibrahimovic jugando su último partido para un club (donde anotó 21 goles en 41 partidos) un año después dentro de un contrato de cinco años, el sueco dice que mira hacia atrás favorablemente en su tiempo con el club.

“Acerca del Camp Nou, es fantástico. Jugué ahí un año y fue una experiencia grandiosa, un año fantástico”, añadió.

“Aprendí mucho (dentro y fuera de la cancha) y para mí es un club sorprendente y solo tengo cosas positivas que decir. Cuando regrese, espero que sea un buen partido y con suerte lo disfrutaré”.

Ha regresado al club antes, al perder 3-1 en abril del año pasado mientras el AC Milan era eliminado de los cuartos de final en la Liga de Campeones; aunque el exjugador del Barça anotó el gol solitario de los italianos.

A pesar de ganar ocho destacables títulos de liga consecutivos con cinco clubes diferentes entre 2004 y 2011 (los dos con la Juventus fueron retirados debido al escándalo de corrupción Calciopoli), Ibrahimovic nunca ha ganado la Liga de Campeones.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Y antes de su fecha con el destino con Messi, Xavi e Iniesta (quienes ha descrito como ‘niños de escuela’ obedientes en el vestidor del Barça), el jugador sueco insiste en que no será una pena si nunca levanta el famoso trofeo.

“(Quiero demasiado la Liga de Campeones) pero eso no significa nada; porque mi carrera ha sido fantástica de todos modos”. 

Ahora ve
Donald Trump hizo, durante el eclipse, lo que no se debe de hacer
No te pierdas
×