Blatter y otros funcionarios de FIFA son absueltos por caso de sobornos

El Comité de Ética del organismo informó que no tomaría acción contra funcionarios actuales; Havelange renuncia como presidente honorario
joseph blatter joao havelange fifa  joseph blatter joao havelange fifa
(Reuters) -

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, fue absuelto de cualquier mala conducta por una investigación interna sobre el escándalo de soborno que amenazó con llevar al organismo mundial de futbol a una crisis terminal.

Pero su predecesor, el brasileño Joao Havelange, renunció como presidente honorario de la FIFA por su participación en el escándalo.

Havelange y los exmiembros del comité ejecutivo Ricardo Teixeira y el doctor Nicolás Leoz fueron encontrados culpables de aceptar pagos ilegales del exsocio de marketing de la FIFA, International Sports and Leisure (ISL, por sus siglas en inglés).

Los pagos se realizaron entre 1992 y mayo de 2000; el ISL quedó en bancarrota al año siguiente.

El Comité de Ética de la FIFA, establecido por Blatter después de que el escándalo de corrupción fue investigado por las autoridades suizas el año pasado, dijo que no tomaría ninguna acción y añadió que el caso ahora estaba cerrado.

Los resultados del comité fueron publicados en detalle, después de la promesa de reelección de Blatter en 2011 para hacer que los trabajos de la FIFA fueran más transparentes.

Blatter, quien tomó la presidencia de la FIFA después de Havelange en 1998, acogió con satisfacción el informe, al decir en un comunicado: "He tomado nota del informe del director del Comité de Ética de la FIFA, Hans-Joachim Eckert, con respecto a la examinación del caso ISL.

"Señalo en particular que, en sus conclusiones, el director Eckert dice que 'el caso ISL concluyó para el Comité de Ética' y que 'ningún procedimiento relacionado con el asunto del ISL se tomará en contra de cualquier funcionario del futbol'.

"También señalo con satisfacción que este informe confirma que 'la conducta del presidente Blatter no podría clasificarse como mala conducta en lo que se refiere a cualquier regla ética'.

"No tengo duda de que la FIFA, gracias al proceso de reforma de gobernanza que propuse, ahora tiene los mecanismos y medios para asegurar que esa cuestión, que ha causado daños incalculables a la reputación de nuestra institución, no ocurra de nuevo".

Havelange, quien cumple 97 años el próximo mes, fue una de las figuras más reconocibles en la administración del deporte y fue presidente de la FIFA durante 24 años desde 1974 e hizo muchas cosas para hacer que el futbol fuera un juego verdaderamente global.

Antes de la FIFA, fue presidente de la Confederación Brasileña de Deportes desde 1958 hasta 1973 y también estuvo en el Comité Olímpico Internacional, hasta su renuncia, debido a sus vínculos con el escándalo de la FIFA, en 2011.

Un informe de la corte suiza el año pasado descubrió que Havelange había recibido al menos 1.53 millones de dólares y que a Teixeira el ISL le había pagado 12.64 millones de dólares. El ISL tenía entonces los derechos de televisión del Mundial.

"La aceptación de dinero de sobornos de Havelange, Teixeira y Leoz no podía ser castigable bajo la ley criminal suiza en ese momento", explicó Eckert en su informe sobre el caso FIFA-ISL.

"Concuerdo con esa determinación. Sin embargo, es claro que Havelange y Teixeira, como funcionarios de futbol, no deberían de haber aceptado dinero de sobornos y deberían de haber devuelto el dinero debido a que el dinero estaba conectado con la explotación de derechos de los medios.

"Esto no cambia nada con respecto a la conducta moral y éticamente reprochable de ambas personas.

"Señalo que el Sr. Havelange renunció a su posición como Presidente Honorario desde el 18 de abril de 2013 y que el doctor Nicolás Leoz renunció a sus cargos como miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA, miembro del comité permanente de la FIFA y como presidente efectivo de la CONMEBOL (el organismo del futbol sudamericano) desde el 24 de abril de 2013. Por lo tanto, cualquier medida o sugerencia adicional es superflua. 

"Ningún procedimiento adicional relacionado con el asunto del ISL está garantizado en contra de cualquier otro funcionario de futbol".

Teixeira (el exyerno de Havelange) ya había renunciado a la FIFA el año pasado, poco después de renunciar como presidente de la Comisión Brasileña de Futbol.

Blatter afirmó en 2012 que no sabía nada sobre los supuestos pagos de sobornos que hicieron a ejecutivos de la FIFA, pero insistió en que no creía que fueran ilegales. En ese momento Blatter trabajaba como secretario general de la FIFA.

El informe del Comité de Ética de la FIFA absolvió a Blatter de 77 años de cualquier culpabilidad directa pero aún genera preguntas sobre su comportamiento.

"Sin embargo, debe cuestionarse, si el presidente Blatter sabía o debería haber sabido con el paso de los años antes de la bancarrota del ISL si el ISL había pagado (sobornos) a otros funcionarios de la FIFA", se señaló en el informe.

"El presidente Blatter señaló durante su entrevista con el Sr. García que 'no podía entender que alguien enviara dinero a la FIFA para otra persona', pero en ese momento no sospechaba que el pago era un (soborno) para la comisión.

"La conducta del presidente Blatter no puede clasificarse de ninguna forma como mala conducta en lo que se refiere a cualquier regla ética. La conducta del presidente Blatter pudo haber sido torpe".

El informe del Comité de Ética, que fue establecido con orientación de la corte suiza y que fue dirigido por el abogado estadounidense Michael García, traza efectivamente una línea bajo el escándalo que surgió por primera vez a finales de 2010. 

Ahora ve
Cárteles de la droga y otros grupos criminales reclutan a niños indígenas
No te pierdas
×