La derrota ante La Piedad arruina la 'fiesta brava' del Neza FC

Aficionados que preparaban el festejo del ascenso de su equipo terminaron en un enfrentamiento con la policía del Edomex, tras la derrota
Autor: Arturo Ascención | Otra fuente: CNNMéxico

La derrota ante La Piedad frustró la fiesta brava que tenían preparada los aficionados de Neza Futbol Club, en caso de ascender a la primera división.

Una hora antes de que iniciara el partido, algunos integrantes de la porra del equipo rojo llegaron al estadio Neza 86 con un par de ataúdes de cartón, que tenían pegado el logotipo del equipo visitante.

Los aficionados anticiparon una victoria, la undécima consecutiva para el equipo que dirige Roberto Hernández. Pero Neza FC falló desde los once pasos. Y su esperanza de ascenso murió, al menos este año.

El cortejo fúnebre, en el ámbito del futbol, le correspondió a los Toros, y no a los Reboceros.

Afuera del estadio, después de la derrota y tras varios reclamos por el desempeño del equipo, que contrastó con el paso arrollador que había tenido durante toda la temporada, algunos seguidores del Neza se enfrentaron con elementos de la policía estatal.

A un costado de una tienda de abarrotes, poco después de las 17:30 horas, sobre la avenida Lázaro Cárdenas, personas con playeras rojas, de apoyo al equipo de Neza, comenzaron a intercambiar insultos con policías. Después pasaron a las agresiones físicas. Hubo quien lanzó botellas de cerveza y piedras.

Los policías respondieron con golpes de macana, en algunos casos. Después comenzaron a replegar a quienes les lanzaron objetos con gas. En la zona había algunos niños, lo que molestó a varios aficionados.   

“Traigo a mi familia, a mi morrito y ellos (los policías) les aventaron esas madres (gas). Bola de montoneros. Mira, ahí está mi chavito. Es abuso de autoridad”, dijo Eleuterio Guzmán Barragán, quien vive en el municipio de Ciudad Nezahualcóyotl.

La derrota del equipo rojo ocurrió en el año en que Nezahualcóyotl, Estado de México, municipio que colinda con la capital mexicana, el Distrito Federal, celebra medio siglo de su fundación.

Es uno de los municipios con mayor densidad poblacional en el país -17,537 habitantes por kilómetro cuadrado- y con mayor número de personas en pobreza -más de 462,000-, de acuerdo con el reporte de 2010 del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

“Se vendieron”

“¡Este no es el Toros que vimos, la directiva vendió al equipo!”, gritó un hombre que se despojó de la playera roja,  afuera del estadio, cuando concluyó el partido. 

A la distancia, un grupo de aficionados entonó cánticos de apoyo. “¡Toros Neza te quiero tanto!”, se repitió en varias ocasiones. Un joven llegó a llorar, en la zona donde otras dos personas golpeaban tambores, al tiempo en que otros aficionados agitaban banderas, tras la derrota ante La Piedad, de Michoacán.

Un aficionado subió a un vehículo y le habló a los integrantes de la porra: “Aquí está la gente que apoyó al equipo. Es deporte. Ni pedo. Se gana o se pierde”, dijo.

“Es un fraude esto. Fue todo puro negocio. Luego luego se vio. Fue intercambio de franquicias. El equipo no hizo nada”, mencionó otro aficionado, Carlos, de 44 años.

“Jugaron sobrados. Desde el principio pensaron que ya tenían ganado todo, y jugaron a nada. Al equipo le faltó actitud, humildad, y talento al atacar”, mencionó Marco Núñez, quien dijo ser diseñador gráfico.

“Estuvo muy feo el partido. A los Toros les faltó todo, nomás se estaban cayendo, haciéndose mensos”, dijo el aficionado Eduardo Rángel.  

“Lo vendieron antes de tiempo, por eso se dejó ganar”, comentó Germán Puebla. “Este no es el Toros que vimos en la temporada”, mencionaron tres hombres que ya habían acumulado varias cervezas.

La directiva de Neza FC – propiedad de Grupo Salinas- indicó en días previos que llegó a un acuerdo para vender el equipo a un empresario, de acuerdo con un reporte de mediotiempo.com.

El próximo 20 de mayo, una reunión de la asamblea de dueños de equipos mexicanos decidiría el futuro de la franquicia. Varias versiones indicaron que su próxima sede podría ser Querétaro, o Campeche. Incluso se habló de que podrían jugar un año en el Estadio Azteca.

“Somos la banda loca”

Varios aficionados que no lograron entrar al estadio, o que no quisieron pagar más de 200 pesos por un boleto, se reunieron afuera de un restaurante cercano para observar el partido. 

Vendedores de llaveritos de los Toros, niños e incluso policías de tránsito, miraron un pequeño televisor, mientras adentro algunas personas elegían entre pollo en crema de champiñones y puerco en pasilla, el menú del día.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

En las paredes de La cabaña del tío Jessy, además de imágenes de La Virgen de Guadalupe, y de La Última Cena, se podían observar fotografías del equipo de Neza que marcó época en la década de 1990.

Toros Neza logró destacar en esa década por su competitividad y gracias a que sus jugadores salían al campo con el cabello pintado de varios colores, o con máscaras. Entre los integrantes de ese equipo estaban Antonio Mohammed, actual técnico campeón del futbol mexicano con los Xolos de Tijuana, el director técnico de Cruz Azul, Guillermo Vázquez y el técnico de América, Miguel Herrera.

Ahora ve
Los mexicanos desconfían cada vez más en sus autoridades, revela un estudio
No te pierdas
×