Los técnicos 'americanistas' y 'cementeros' caídos rumbo a la gloria

En los 16 años que Cruz Azul no gana un campeonato, han desfilado en su plantel 11 técnicos, uno más que el América en ocho años
cruz azul america
enrique meza manuel lapuente  cruz azul america
| Otra fuente: CNNMéxico

América y Cruz Azul son dos equipos que después de muchos años vuelven a disputar un campeonato del futbol mexicano. Por un lado, las Águilas no vuelan alto desde hace ocho años, mientras que los Cementeros han perdido el rumbo desde hace 16.

En ese tiempo, varios estrategas han quedado en el camino por recuperar glorias pasadas de sus equipos, algunos nombres en común entre estas dos escuadras.

En el caso del América, Miguel Herrera se ha mantenido tres torneos al frente del club, siendo el que ha estado más tiempo después de que en 2011 el club cambiara a tres estrategas: Manuel Lapuente, Carlos Reinoso y Alfredo Tena.

Desde el Torneo Clausura 2005, cuando el conjunto de Coapa se alzó con su último título, ha habido un total de 10 cambios en el banquillo.

En aquella lejana temporada, era Mario Carrillo el técnico azulcrema. Tras llevarlo al campeonato, el siguiente torneo llevó al América hasta el primer lugar, pero su eliminación en los cuartos de final de la liguilla por los Tigres le costó su cabeza.

En 2006, le tocó el turno a Luis Fernando Tena –quien en 1997 dirigió a Cruz Azul a su último campeonato, en el 2000 lo repitió con Morelia— Tena fue el último técnico americanista que mantuvo su proyecto en tres temporadas completas.

En dos torneos consecutivos, Tena calificó a las Águilas a la liguilla. En el Apertura 2006 cayeron en semifinales ante las Chivas de Guadalajara, pero al siguiente año pudieron desquitar la derrota en la misma instancia frente al rebaño y colarse a una nueva final, ahora contra Pachuca.

Sin embargo, El Flaco Tena no logró afianzar la corona 11 americanista al no recuperarse de la derrota de 2-1 en casa en el juego de ida ante los Tuzos.

La crisis en el club americanista comenzaba a respirarse en 2007, prolongándose por un año. Tena salió por los malos resultados y en su lugar nombraron a Daniel Brailovsky, y aunque El Ruso disputó con el América la final de la Copa Sudamericana, en la liga no pudo afianzar su boleto a la postemporada al caer en el repechaje.

Para el siguiente torneo, el estratega era otro argentino, Rubén Omar Romano quien protagonizó una de las peores temporadas en el Clausura 2008 al terminar el torneo en el fondo de la tabla general con apenas 11 unidades.

Las esperanzas americanistas para el siguiente torneo fueron puestas en Ramón Ángel Díaz quien no pudo calificar al club a la liguilla y dejó al equipo con problemas en la tabla porcentual. En el arranque del Clausura 2009 fue cesado y en su lugar entró un debutante en Primera División, Jesús Ramírez.

Chucho, quien en 2005 se coronó campeón con la Selección Mexicana Sub-17, llevó al América de vuelta a la liguilla en dos ocasiones, aunque en ambas no pasó de los cuartos de final.

Manuel Lapuente regresó al quite desde el banquillo de las Águilas para el Apertura 2010 e incluso puso al equipo en semifinales, pero Santos se encargó de matar el sueño americanista de jugar una nueva final.

Dos derrotas y un empate en el inicio del Clausura 2011 bastaron para terminar con la paciencia de los directivos del América y destituir a Lapuente, quien en abril pasado dijo en una entrevista a Mediotiempo que salió “con la cara en alto”.

Ese año desfilarían dos técnicos. Primero Carlos Reinoso, que llevó al América hasta cuartos de final, pero el mal inicio en la siguiente temporada, derivaron en su salida y la llegada de otra leyenda americanista, Alfredo Tena que solo estuvo dos meses.

Después de calificar al América a semifinales en tres ocasiones consecutivas, El Piojo Herrera ha dado el gran paso al anidar a las Águilas en una nueva final.

Cruz Azul apela a continuidad de proyectos

Tras coronarse por última vez en el futbol mexicano en 1997, Cruz Azul ha disputado cuatro finales de liga, algo por lo que se ha ganado el mote burlón del subcampeonísimo.

Sin embargo, aunque han sido 16 años de sequías de campeonatos, la Máquina Cementera ha mantenido más tiempo sus proyectos en los técnicos que han desfilado en su plantel, habiendo 11 movimientos, uno más que los que América ha hecho en ocho años.

Luis Fernando Tena dirigía en aquella lejana temporada a los celestes que al igual que ahora sufrían una sequía de títulos de 17 años y cuatro subcampeonatos, que terminaron aquella tarde de diciembre en León, Guanajuato, con un penal cobrado por Carlos Hermosillo.

El Flaco volvió a llevar a Cruz Azul a una final dos años después en el torneo Invierno 99, enfrentando a unos Tuzos de Pachuca que recién se habían salvado del descenso de la mano de Javier Aguirre, y que dieron la sorpresa al ganar el campeonato con un gol de Alejandro Glaría en tiempos extra.

La siguiente temporada no empezó bien para Tena, quien terminó siendo sustituido por José Luis Trejo quien se desempeñaba como técnico de la filial de Cruz Azul Hidalgo.  

Los torneos de invierno parecían ser los buenos para Cruz Azul que en el Invierno 2000 calificaron a la liguilla como líderes, pero Atlas lo eliminó en la primera ronda. Trejo dirigió a los cementeros en su primera incursión a la Copa Libertadores donde se colaron a la final contra Boca Juniors, cayendo en tanda de penales.

La falta de un campeonato y la eliminación en cuartos ante los Pumas en el torneo Apertura 2002 llevaron a la salida de Trejo del plantel tras dos años.

De 2003 y 2004 fue una etapa difícil para el Cruz Azul, con técnicos que duraron meses como Mario Carrillo, quien con su salida vino además la de 22 jugadores, como castigo por parte de la directiva. Enrique Meza, un exjugador celeste tampoco pudo hacer campeón al equipo. Ni siquiera el regreso de El Flaco Tena al club cambió el panorama.

El sueño celeste regresó de la mano de Rubén Omar Romano quien llevó al club hasta las semifinales en el Clausura 2005. Pero fue el América el que detuvo la marcha de la Máquina al repetir la goleada de 3-1 en los juegos de ida y vuelta.

Esta etapa azul del argentino se vio opacada en la siguiente temporada con un secuestro justo cuando salía de un entrenamiento del Cruz Azul al sur de la Ciudad de México. Durante su cautiverio, su auxiliar Isaac Mizrahi tomó las riendas para poner al equipo en los primeros lugares al ganar siete de nueve juegos.

Romano regresó al banquillo en la jornada 10, y aunque solo ganó dos juegos, el equipo calificó a liguilla donde fueron eliminados por el Toluca en cuartos. Cruz Azul terminó el contrato con Romano y prefirió quedarse con Mizrahi para la siguiente temporada.

Con Mizrahi al frente, parecía volver la estabilidad en la zona técnica de Cruz Azul al dirigir a la Máquina en tres temporadas, y en las que calificó a la liguilla, siendo en el Clausura 2007 donde más lejos llegó a las semifinales ante Pachuca.

La Máquina hizo una “limpia” tras ese torneo y llamó a Sergio Markarián para ocupar la dirección técnica, siendo una decisión acertada, pues en el Clausura 2008 el estratega uruguayo llevó a los celestes a su primera final en nueve años. Pero la maldición no terminó para Cruz Azul que cayó aquella vez ante Santos.

Markarián decidió salir del plantel y en su lugar quedó su auxiliar, Benjamín Galindo, otra leyenda cementera, que logró la hazaña de repetir la final para Cruz Azul ese mismo año, ahora con Toluca, pero el sueño azul se vio frustrado en los penales.

El Maestro continuó otra temporada más, aunque los malos resultados hundieron a la Máquina hasta el fondo de la tabla y terminaron con sus días al frente del Cruz Azul.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Fue entonces que Cruz Azul le dio una nueva oportunidad a Enrique Meza, quien en 2007 se había coronado con Pachuca, y en el torneo Apertura 2009, los azules jugaron su cuarta final en una década. Pero nuevamente cayeron, esta vez en casa ante Monterrey, con un marcador global de 6-4.

En esta ocasión, la directiva decidió apostar por la continuidad del proyecto de Meza quien se mantuvo en la dirección técnica hasta mediados de 2012, cuando fue sustituido por Guillermo Vázquez, campeón con Pumas un año antes.

Ahora ve
Mashpi Lodge en Ecuador, un resort sostenible en medio del bosque
No te pierdas
×