Vivencias: El día que México ganó la Confederaciones venciendo a Brasil

El técnico Manuel Lapuente recuerda cómo vivió la noche de 1999 cuando, bajo su mando, la selección nacional ganó la Copa Confederaciones
copa
confederaciones copa  copa
/
| Otra fuente: 1
NULL -

Nota del editor:  Esta entrevista con Manuel Lapuente forma parte de la serie Vivencias de Mediotiempo.com —que al igual que CNNMéxico forma parte del Grupo Expansión— con figuras de la Selección Mexicana, previo al arranque de la Copa Confederaciones en Brasil.

(CNNMéxico)— Hace 14 años, un gol de Cuauhtémoc Blanco hizo estallar al Estadio Azteca de júbilo cuando la Selección Mexicana probó la gloria de lo qué es ser un campeón de la Copa Confederaciones al vencer en la final a Brasil.

"Esa emotividad que se siente cuando termina y el árbitro pita y tener la copa a nuestro lado, una copa internacional y mundial, la primera copa internacional que gana México a nivel profesional, es realmente satisfactoria", dijo a Mediotiempo.com Manuel Lapuente, quien dirigió al Tri en aquel encuentro.  

La importancia de este palmar radicó en el hecho de haber puesto a México en la mira del futbol internacional. El extimonel tricolor apuntó el triunfo a la preparación "excelente" que el equipo mexicano venía realizando previo a esta copa Confederaciones.

"Llevamos un equipo consistente que traíamos ya partidos arriba", destacó Lapuente, enlistando incluso la Copa Carlsberg de Hong Kong.

Con 21 años de historia, la Copa Confederaciones tiene sus orígenes en Arabia Saudita con la Copa Rey Fahd, que reunía a los campeones de cada continente.

Para la cuarta edición de esta competición en 1999, la sede salió del Medio Oriente para realizarse por primera vez en México. Aquel año la FIFA amplió el número de participantes al incluir al campeón del mundo.

El lugar para esta Copa Confederaciones correspondía a Francia, campeona de la Copa del Mundo de 1998, pero al declinar su participación, la verdeamarela, selección subcampeona de aquel Mundial fue la que participó.

Ese mismo año, México, entonces campeón de la Concacaf, había terminado en tercer lugar en la Copa América celebrada en Paraguay. Brasil le había quitado la oportunidad de llegar a la final al vencerlo 2-0.

"Estábamos un poco 'ardidos' por lo que pasó con los brasileños", recordó Manuel Lapuente quien dijo que cuando llegó el momento del partido contra los sudamericanos en la final de la Confederaciones estaba "muy confiado".

"Teníamos un equipo hecho, un equipo muy formado, un equipo que se había hecho de trabajo, de esfuerzo, y sobretodo de muchas ganas de destacarse", señaló el actual técnico del Puebla. 

Sin la presencia de figuras como Ronaldo, Rivaldo o Roberto Carlos, Brasil no envió para este torneo al once que terminó subcampeón del mundo en el estadio de Saint Denis, y en cambio mandó a su equipo B, entre los que destacaba unos jóvenes Ronaldinho y Kaká.

No obstante, los brasileños arrasaron en el grupo B y en la semifinal habían goleado 8-2 a Arabia Saudita.

"La única forma de ganarle a Brasil en ese entonces y ahora es metiendo más goles que ellos, porque de que van a meter goles, lo van a hacer", y así sucedió aquella noche de agosto de 1999 en legendario Estadio Azteca con una lluvia de siete goles.

El marcador se inclinaba de un lado a otro a favor de cada escuadra. México se puso arriba temprano con goles de Miguel Ángel Zepeda y José Manuel Abundis, pero pronto Serginho y Roni emparejaron los números. México nuevamente tomó la delantera con un remate en el área de Zepeda, pero fue el gol de Cuauhtémoc Blanco el que sentenció el triunfo tricolor.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Ahí fue cuando pensé 'ya está, y la gente metida con nosotros, y no sabes lo que se siente  la gente  como te apoya en el estadio Azteca que es la máxima expresión de nuestro futbol".

Ve la entrevista completa en Mediotiempo.com

Ahora ve
Policía Federal sorprende con ‘flashmob’ en un centro comercial de la CDMX
No te pierdas
×