Rayos, infartos y ataques: 10 años de noticias de luto para el deporte

El futbolista 'Chucho' Benítez se unió a las celebridades deportivas cuya muerte fue inesperada para el mundo
  • A+A-
(AFP) -

La inesperada muerte del futbolista Cristian Chucho Benítez en Qatar causó conmoción mundial, como ha ocurrido en la última década con otras noticias similares en el deporte.

Benítez murió este lunes a los 27 años a causa de un paro cardiorrespiratorio. El jugador se había quejado de un fuerte dolor estomacal, por lo que fue trasladado al hospital donde falleció, informó la Federación de Futbol Ecuatoriana y su actual equipo, El Jaish catarí.

El futbolista era hijo de Ermen Benítez, uno de los futbolistas más populares de Ecuador y había firmado hace apenas tres semanas por tres temporadas con El Jaish SC, al que llegó procedente del América.

La muerte del exjugador del Nacional ecuatoriano, los equipos mexicanos Santos Laguna y América, y el Birmingham inglés ocurrió ocho días después de que el defensor del Sporting Cristal Yair Clavijo, de 18 años, muriera de un paro respiratorio producido por un edema cerebral y una miocardiopatía.

En 2003 falleció el centrocampista camerunés Marc-Vivien Foé durante un partido entre Colombia y Camerún en las semifinales de la copa Confederaciones celebrada en Francia. A los 75 minutos, el entonces jugador del Manchester City se desplomó en el césped del Gerland Stadium a causa de un ataque al corazón.

Lee: 84 futbolistas han muerto en la cancha en cinco años, según la FIFA

César Nardi, masajista del Racing argentino, murió a los 61 años tras ser alcanzado por un rayo en el lugar en que se entrenaba el equipo en 2011. El defensor Brian Lluy fue ingresado en un hospital con heridas y una crisis nerviosa en el mismo incidente.

El 24 de octubre de 2002 en la ciudad colombiana de Cali, otro rayó fulminó al defensor Herman Gaviria y Geovanny Córdoba.

El lanzador de las Grandes Ligas, el venezolano Géremi González, corrió con la misma suerte el 25 de mayo de 2008 en una playa en el estado Zulia.

El exjugador de los Cachorros de Chicago, Medias Rojas de Boston, Mets de Nueva York, Cerveceros de Milwaukee y Azulejos de Toronto fue encontrado en un muelle del sector Punta Palma de Maracaibo.

El goleador mexicano Antonio de Nigris murió por una falla del corazón el 16 de noviembre del 2009 cuando descansaba en su casa en la ciudad griega de Lárisa, sede del equipo del mismo nombre.

La violencia también ha sido motivo de muerte sorpresiva de algunos deportistas. El volante del Isidro Metapán salvadoreño, Nelson Rivera, murió en 2010 cuando recibió varios balazos de dos pandilleros que un año después fueron condenados a 30 años de prisión.

El excapitán de la selección brasileña Sócrates Brasileiro Sampaio de Souza Vieira de Oliveira falleció el 4 de diciembre de 2011 a los 57 años a causa de un choque séptico de origen intestinal, causado por una bacteria.

Sócrates maravilló con su juego en los Mundiales de España 82 y México 86 e influyó a su país con su ideología en la que no tuvieron cabida ídolos del futbol pero sí Fidel Castro, Ernesto Che Guevara y el exBeatle John Lennon.

Uno de los símbolos puertorriqueños del boxeo, Héctor Macho Camacho, falleció el 24 de noviembre de 2012 luego de que médicos lo desconectaron de un respirador del que dependió su existencia durante cinco días tras recibir un disparo en la cabeza a los 50 años.

Tras una elogiada carrera de 11 años en México con el Pachuca como único amor, el guardameta colombiano Miguel Calero falleció el 4 de diciembre de 2012 por un infarto cerebral.

El exjugador de la selección colombiana había colgado los guantes un año antes tras sufrir una trombosis venosa en el brazo izquierdo.

El Pachuca retiró la camiseta con el número 1 para recordar al capitán que ocupó su portería durante 495 partidos.

Ahora ve