El dopaje en México, la sombra ante los escándalos del deporte en el mundo

Los casos positivos de la jornada 1 despiertan la interrogante sobre el uso de sustancias prohibidas, latente en los últimos años
futbol portero  futbol
| Otra fuente: CNNMéxico

Dos resultados adversos en el control antidopaje de la LigaMX traen a la memoria casos polémicos por uso de sustancias ilegales que han ensombrecido al balompié nacional en los últimos años.

Aunque no se conocen los nombres de los jugadores que dieron positivo en la prueba realizada en la jornada 1 del torneo Apertura 2013, el presidente de la liga, Decio de María, aseguró que se trata de un caso más de clembuterol.

El clembuterol afectó a la Selección Mexicana en la Copa Oro de 2011, después de que cinco jugadores fueran separados tras dar positivo en esta sustancia.

Los jugadores Christian Bermúdez, Edgar Dueñas, Antonio Naelson, Guillermo Ochoa y Francisco Javier Rodríguez, fueron los implicados en aquella polémica aunque, al final, la Agencia Mundial Antidopaje desistió de las acusaciones al aceptar los argumentos de la Femexfut de que se había tratado de una contaminación en los alimentos.

El clembuterol es un anabólico (sustancia que imita a la testosterona) que promueve el crecimiento muscular, por lo que es llegado a utilizar por atletas. Es una sustancia prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje, aunque suele encontrarse rastros en alimentos como la carne de res.

Una ligera cantidad de clembuterol encontrada en el organismo del ciclista español Alberto Contador lo llevó a una suspensión de dos años y a perder su título del Tour de Francia de 2010.

El caso más reciente de dopaje en la liga mexicana se dio en 2010 cuando el arquero de los Rayados de Monterrey, Omar Ortiz, fuera suspendido tras dar positivo de esteroides.

Oxymetholone y dromostanolona, anabólicos que incrementan la masa muscular y queman grasa, fueron las sustancias encontradas en el meta regiomontano durante el juego contra Pachuca en el torneo Bicentenario 2010 y que le costaron una inhabilitación por dos años.

Ortiz reconoció entonces su error, aunque aseguró que no lo hizo con dolo y que esas sustancias no eran algo "que me hiciera mejorar para sacar ventaja de mis cualidades", dijo según un reporte de la agencia EFE.

El portero cumplió su suspensión, pero no pudo regresar a las canchas tras ser acusado de secuestro a principio de 2012. En julio pasado, el llamad Gato dijo en entrevista a Milenio que sabía que tomaba sustancias ilegales pero que en los controles de la Femexfut no arrojaban nada.

Fue en un examen realizado en un juego de la Copa Libertadores en 2010 que dio el primer positivo, lo que le costó su supensión por parte de la Conmebol. Pronto vendría la notificación en México.

"No tengo dudas que todo lo que me pasó demuestra que en el futbol mexicano no se hacen los exámenes como corresponden", dijo Ortiz.

Del dopaje mundial al nacional

Mientras en México se dieron a conocer los análisis positivos por clembuterol en la jornada 1 del futbol, en el deporte mundial, las Grandes Ligas suspendieron por 211 juegos a Alex Rodríguez, el pelotero mejor pagado en la historia, al que se acusó junto a 12 beisbolistas más, de usar sustancias para mejorar el rendimiento.

En este año, el deporte se ha visto afectado por los casos del ciclista Lance Armstrong, los corredores Tyson Gay y Assafa Powell y los vínculos de atletas con el crimen organizado en Australia.

Lee 2013, un año de escándalos por dopaje

El técnico del club América, actual campeón del futbol mexicano, Miguel Herrera, dijo este martes estar confiado en la limpieza de la liga nacional pese a los dos casos de doping en el arranque de la temporada.

Herrera pidió esperar, según un reporte de mediotiempo.com, para ver qué jugadores pudieron haber violado el control antidopaje y los motivos para que hayan dado positivo por clembuterol.

Por su parte, el defensa de Cruz Azul, Luis Amaranto Perea pidió que se sancione al que salga positivo en los controles antidopaje de la liga mexicana, pues aseguró que existen "muchas maneras de no doparse" en el deporte, informó mediotiempo.com en otro reporte.

En 2003 también se sancionó a Ignacio Mendoza, quien militaba entonces en el San Luis. La suspensión fue menor de seis meses aunque la sustancia consumida no fue revelada.

Durante la Copa Confederaciones de 2005 en Alemania, los seleccionados mexicanos Aaron Galindo y Salvador Carmona fueron separados del Tricolor dejando en duda los motivos de esa decisión que oficialmente fueron manejados como "indisciplina".

La presión mediática llevó a la FIFA a exigir explicaciones a la Femexfut sobre las versiones de una posible sospecha de dopaje en un control interno de la selección, lo cual se comprobó con un examen posterior.

La Federación Mexicana de Futbol suspendió a Galindo y a Carmona por un año, pero no se salvó de recibir una multa de seis millones de dólares por no reportar el caso de dopaje ante la FIFA.

A su regreso a las canchas, un nuevo control realizado durante su castigo puso otra vez en la mira a Carmona al dar positivo en la prueba del esteroide estanozolol, por lo que el Tribunal de Arbitraje Deportivo ordenó su suspensión de por vida.

En 2007, durante el torneo Clausura 2007, el Cruz Azul fue eliminado automáticamente de las semifinales del futbol mexicano luego de alinear a Salvador Carmona en el juego contra Pachuca.

El caso Carmona llegó a su fin en febrero de 2012 después de que la Suprema Corte de Justicia respaldara la decisión de la Femexfut.

Durante la Copa Rey Fahd en 1997, el capitán de la Selección Mexicana, Claudio Suárez arrojó la presencia de nandrolona en su organismo, la misma sustancia encontrada en Carmona, aunque no hubo suspensión por un error en el procedimiento.

Otro caso de dopaje en el tricolor fue el que vivieron Rodrigo Lara y Paulo César Chávez en la Copa América de Paraguay en 1999 que derivó en una inhabilitación de seis meses en torneos sudamericanos.

Ahora ve
Arqueólogos israelíes descubren una parte oculta del Muro de los Lamentos
No te pierdas
×