Naturalizados en el Tri, 'samba y tango' que a veces no ponen ritmo

El llamado de Christian Giménez a la Selección Mexicana pone en la mira al jugador de origen argentino sobre su aporte a la ofensiva del Tri
| Otra fuente: CNNMéxico

El debut de Christian Giménez visitiendo la playera de la Selección Mexicana llena de expectativas sobre el aporte que el jugador de origen argentino hará para solventar la falta de gol que vive el conjunto nacional.

Sin embargo, la llegada de naturalizados al Tri no han sido en su mayoría tan exitosas como se esperaban, con excepción de Guillermo Franco y Antonio Naelson Sinha.

El brasileño ha sido el jugador nacionalizado que más juegos ha disputado con la Selección Mexicana, con 58 partidos desde 2004, cuando fue convocado por Ricardo La Volpe para la eliminatoria mundialista rumbo a Alemania 2006.

En la era del Chepo de la Torre ha sido llamado en ocho ocasiones, la última ante Guyana en la fase semifinal del proceso eliminatorio de Concacaf, en 2012.

Guillermo Franco, mundialista con México en 2006 y 2010, suma 27 convocatorias, de las cuales, en solo tres partidos estuvo en la banca. Primero con La Volpe y después con Javier Aguirre en Sudáfrica, ha sido el naturalizado que más ha anotado en la última década con 7 tantos.

Pero su mal paso en Sudáfrica 2010 lo enfrentó con la afición mexicana que prefería ver en la cancha al joven Javier Hernández que al de origen argentino, a pesar de la insistencia de Aguirre de alinearlo.

En el Mundial de Corea-Japón 2002, Gabriel Caballero abrió paso a los naturalizados en la presente década. Con la llegada de Javier Aguirre para remendar por primera vez el camino del Tri en un proceso mundialista, sorprendió con el llamado a Caballero, con quien trabajó cuando era técnico del Pachuca.

Caballero solo jugó ese año. Tras la dolorosa eliminación en octavos de final ante Estados Unidos y la salida del Vasco terminó el camino del argentino como seleccionado del Tri con cero goles en ocho encuentros.

En la eliminatoria mundialista para Sudáfrica 2010, extranjeros hubo hasta en la dirección técnica, con el sueco Sven Göran Eriksson, quien convocó entonces a los nacidos argentinos Matías Vuoso, Lucas Ayala y al brasileño Leandro Augusto.

Pero al igual que se fue Eriksson, estos naturalizados pasaron sin pena ni gloria, solo destacando el gol de Vuoso que le dio a México su pase al Hexagonal de la Concacaf.

El argentino Damián Álvarez fue convocado por José Manuel de la Torre para un amistoso ante Colombia en febrero de 2012, aunque el jugador de Tigres solo estuvo en la cancha 16 minutos. Álvarez buscará tener más acción este miércoles en su segunda convocatoria al Tri.

Chaco Giménez, quien obtuvo la nacionalidad mexicana en julio pasado, llegó a la primera división de México en 2004 con los Tiburones Rojos de Veracruz, pasó dos torneos con el América, pero fue con Pachuca donde se consolidó como figura del futbol nacional con dos campeonatos de liga, además de la Copa Sudamericana de 2006.

El argentino llegó a Cruz Azul para disputar el torneo Bicentenario 2010 y en mayo pasado llevó a la Máquina Cementera a la final frente al América, en la que cayeron en un dramático duelo en el estadio Azteca.

"(La convocatoria) me llega en un momento donde sé dónde estoy parado", aseguró Giménez quien debutará con el Tri este miércoles ante Costa Marfil. ¿Será un gran inicio o gris como sus otros compatriotas?

Más información en Mediotiempo.com

Ahora ve
La renegociación del TLCAN inquieta a Ciudad Juárez, la capital de la maquila
No te pierdas
×