Los jinetes deben aprobar un difícil 'test' para obtener su licencia

No solo tienen talento y una complexión favorecedora, también deben desarrollar una fuerza y condición física óptimas
jinetes caballos
jinetes caballos  jinetes caballos
Autor: Sarah Holt
(Reuters) -

Los jockeys tal vez dependan de la fuerza de un caballo para poder llegar a la meta, pero de cualquier forma entrenan como atletas.

Cuando montas a un animal de media tonelada que cabalga a 60 kilómetros por hora tienes que ser capaz de contener a tu caballo. Los jinetes, al igual que sus monturas, siguen un estricto régimen de ejercicios y el resultado es un cuerpo bien equilibrado y sano.

“El entrenamiento ha cambiado enormemente desde la época en la que los jockeys simplemente llegaban a las carreras y bebían”, dijo a CNN Martin Lane, jinete de carreras.

“Ahora estamos en la cúspide de nuestra condición física. ¡Definitivamente no solo estamos sentados sobre un caballo!”.

En la ciudad inglesa de Newmarket, el exjinete Richard Perham dirige un campamento para jinetes en la British Racing School.

Cualquier jinete en ciernes que aspire a ganar una licencia para montar de la Autoridad Británica de Carreras de Caballos tiene que pasar la evaluación física que Perham diseñó.

Estar en forma para montar empieza con el desarrollo de los músculos esenciales que se usan para guiar a los caballos más veloces a la meta.

Los jockeys se concentran en ejercitar las piernas, la parte inferior del cuerpo y el torso. Tener fuerza en la parte superior del cuerpo es esencial para controlar al caballo.

“Si vieras a un jockey sin ropa, hay pocos que tienen algunos gramos de grasa debajo de la piel”, dijo Perham a CNN.

En forma para las carreras

El entrenamiento de un jinete no es apto para los débiles o para quienes gustan de descansar.

Lane entrena seis días a la semana y solo se permite un descanso los domingos por la mañana.

“La mayoría de las mañanas me levanto alrededor de las cinco y media o seis”, explicó el jinete de 27 años. “Luego paso dos horas y media montando”. 

“Después monto en bicicleta unos 230 kilómetros a la semana. El entrenamiento aeróbico del ciclismo es lo que te hace soportar la temporada”.

“Antes de que empiece la temporada, voy al gimnasio tres veces por semana para trabajar en la fuerza básica con un entrenador personal y hago también un poco de boxeo”.

“Por las tardes voy a correr, correr también te mantiene en forma”.

Los jinetes también pueden mejorar su acondicionamiento en la suite de entrenamiento de la British Racing School, en Newmarket.

Aquí, el entrenador de planta, el exbasquetbolista Yariv Kam, supervisa las pruebas de condición física, las rutinas de sentadillas (contra la pared y de pie sobre cojines que se balancean), series de abdominales contrarreloj, ejercicios con bandas elásticas y la temida “tabla”.

Todos estos ejercicios de alguna forma replican la postura en cuclillas que los jinetes adoptan: la llamada postura “de la copa de Martini”.

Esta postura precaria también requiere que los jinetes desarrollen el equilibrio y esto se prueba en el Equicizer: un caballo de tamaño natural sin piernas que simula el vaivén que sacude a los jockeys durante las carreras.

Una comida al día

Para los jinetes, también es importante conservar el equilibrio en lo que respecta a su peso.

Se someten a una intensa presión para cumplir con los requisitos del peso. En Estados Unidos y Gran Bretaña, el peso mínimo para montar es de 53 kilos parea los jinetes más esbeltos de las carreras sin obstáculos y de 61.5 kilos para los jinetes de salto.

La mayoría son naturalmente esbeltos y ligeros, así que sus regímenes de ejercicios no se concentran en bajar de peso, aunque la magnitud del entrenamiento intensivo y las carreras les ayudan a no subir de peso.

“Tengo suerte de que puedo comer literalmente lo que quiera y no subiré a más de 53 kilos”, explicó Lane, quien empezó a montar cuando tenía 12 años.

“Sin embargo, los demás tienen dificultades con hacer solo una comida al día. Mentalmente es muy difícil no comer”.

La British Racing School también ayuda a los jinetes a llevar una dieta equilibrada por medio de los consejos de los nutriólogos. También hay un libro de recetas para jinetes que contiene recetas con conteo de calorías como arroz con frijoles estilo mexicano y salchichas picantes a la cacerola.

No solo se trata del caballo

Pero, ¿no dependen los jockeys principalmente del poder de sus caballos para ganar las carreras, así como los pilotos de carreras dependen de la potencia de los motores de sus autos?

Perham reconoce que la carga de trabajo se divide 90 contra 10% a favor del caballo.

Sin embargo, Lane, quien ha montado a más de 350 caballos ganadores, cree que los jinetes pueden perder una carrera si no están en forma. “La gente dice: ‘Es el caballo, tú solo tienes que sentarte’, pero hemos demostrado que la condición física definitivamente interviene”, explicó.

“Tal vez nosotros solo influyamos en un 10%, pero si solo estamos un 50% en forma, solo podremos entregar un 5% del esfuerzo durante una carrera. Si no estamos en nuestra mejor forma definitivamente afectamos al caballo”.

Como ejemplo, citó la Shergar Cup, un evento por equipos que se realiza en el hipódromo en el que se corre el Ascot británico, en el que los jinetes compiten para equipos internacionales.

“Los jinetes ingleses y europeos estaban en mucho mejor forma que los jinetes del resto del mundo. Podías ver en la meta que no eran tan fuertes”.

Para demostrar lo difícil que es entrenar como jockey, Perham sometió al conductor del programa World Sport a sus pruebas físicas para el programa Winning Post de CNN.

En la British Racing School, Thomas cayó de la montura en su primer intento en el Equiciser. También descubrió que no era reto para un jockey profesional como Lane.

Entrenamiento completo

No todos tienen la complexión delgada y ligera que se requiere para ser un jockey, pero el ponerse en forma para las carreras puede ayudar a cualquiera a convertirse en un purasangre de cuanto a condición física.

“Las herramientas que usamos se basan en ejercicios que la gente hace en el gimnasio”, explicó Perham.

“El simulador que diseñé se basa en la preparación de los jockeys, pero también es fácilmente adaptable como parte del equipo de un gimnasio, se parece a una remadora o a una elíptica. Es una herramienta de entrenamiento completo”.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Aunque el someterte a un régimen similar no te ayudará a montar a un caballo ganador en la Copa Grand National o en la de Criadores, Lane coincide en que los principios del programa benefician a cualquiera que desee ponerse en forma.

“Es bueno para una buena condición física integral”, agregó. “Estar en forma facilita mucho la vida diaria”.

Ahora ve
La exfiscal venezolana Luisa Ortega está bajo protección de Colombia
No te pierdas
×