"No pensé que sufriría así", dice Diana Nyad tras nadar de Cuba a Florida

La nadadora de resistencia describe cómo avanzó contra un clima adverso, el cansancio y los peligros que la acechaban en el mar
Diana Nyad intentará nadar de Cuba a Florida
Autor: Matt Sloane, Jason Hanna y Dana Ford
(Reuters) -

"Encuentra una forma”.

Ese es el mantra que Diana Nyad dijo que tuvo en este año. Y eso es exactamente lo que hizo.

Este lunes, Nyad se convirtió en la primera persona en nadar de Cuba a Florida sin una jaula protectora, abriéndose camino a la playa de Key West justo antes de las 14:00 horas tiempo del este de Estados Unidos (13:00 horas tiempo de la Ciudad de México), casi 53 horas después de saltar al océano en La Habana para su quinto intento en 35 años.

Poco después de conquistar el Estrecho de Florida, la nadadora de resistencia de 64 años se sentó con el corresponsal médico de CNN, Sanjay Gupta.

“Todo es auténtico. Es una gran historia. Tienes un sueño hace 35 años; no llega a un buen término, pero sigues adelante con tu vida. Pero de alguna manera está de regreso. Luego cumples 60 años y tu mamá muere y buscas algo. Y el sueño se despierta de tu imaginación”, dijo Nyad.

Nadar no fue fácil.

“Con toda la experiencia que tengo, especialmente en este océano, nunca supe que sufriría en la forma en que lo hice”, dijo. “Durante 49 horas el viento sopló mucho y fue difícil”.

En un punto, vomitaba porque tenía tanta agua salada en su sistema y temblaba. Cantaba canciones de cuna para ayudar a relajarse.

“Fue realmente difícil ese primer día, el sábado, después del comienzo y dije: ‘Olvídate de la superficie. Pon tus manos de alguna forma y con tu mano izquierda, empuja a Cuba hacia atrás y atrae a Florida hacia ti’”, dijo Nyad.

A pesar de todo, sostuvo cerca su mantra: “No te gusta. No va bien. Encuentra una forma”.

'Nunca eres demasiado grande’

Docenas de curiosos; algunos en kayaks y botes, muchos otros caminando por el agua o parados en la costa, se reunieron para animar a Nyad mientras terminaba el recorrido de más de 160.9 kilómetros.

Alzó su puño mientras caminaba hacia la playa y esperaba a un médico antes de ser guiada a una ambulancia.

“Tengo tres mensajes”, dijo a los reporteros una exhausta y feliz Nyad. Su rostro tenía quemaduras por el Sol y estaba hinchado.

“Uno es que nunca, nunca debemos rendirnos. El segundo es que nunca eres demasiado grande para perseguir tus sueños. El tercero es que se ve como un deporte solitario, pero es un equipo”, dijo.

El recorrido fue un triunfo bastante esperado para Nyad, quien realizaba su quinto intento desde 1978 y su cuarto desde que cumplió 60 años.

Los primeros cuatro intentos fueron marcados por contratiempos desgarradores, mares que desafiaron la fuerza no la obligaron a retirarse, un ataque de asma que duró horas o picaduras paralizantes y atroces de medusas sí lo hicieron.

Pero para este nado, además de ponerse un traje que tenía como objetivo protegerla en contra de sus némesis medusas, vistió una máscara especial para prevenir que las medusas picaran su lengua, un factor clave en su intento fallido el año pasado.

Nyad, quien tenía 29 años cuando intentó nadar la primera vez, dijo la semana pasada que quería mostrar que “puedes soñar a cualquier edad”.

“Esta vez, tengo 64 años. Así que, los años de mi vida son más cortos hacia el final”, dijo en una conferencia de prensa en La Habana el pasado viernes. “Así que esta vez estoy del otro lado… en pensar sobre todas esas lecciones de vida que surgieron mientras nadaba”.

El cansancio casi parecía hacerla fracasar de nuevo a principios de este lunes.

Aproximadamente a las 07:30 horas tiempo del este de Estados Unidos (06:30 horas tiempo de la Ciudad de México), arrastraba el habla debido a que tenía la lengua y labios inflamados, reportó su equipo de apoyo en su sitio web.

Mientras el equipo la llamaba alrededor del amanecer para alimentarla por primera vez desde la medianoche, le tomó más tiempo de lo normal alcanzar el bote de apoyo, se dijo en el reporte.

Nadadores iban delante de ella, recolectando medusas y sacándolas del camino de Nyad.

Cuando se le instruyó la mañana de este lunes que siguiera el camino que había sido despejado para ella, mostró su sentido del humor, al contestar, “nunca lo he podido seguir en mi vida”, según el sitio web.

'Dime cuáles son tus sueños’

La recta final de Nyad siguió a una noche en la que tenía tanto frío que, el equipo no se detuvo a alimentarla hasta el amanecer “con la esperanza de que nadar la mantuviera caliente”, se dijo en el sitio web.

Cada brazada que nadaba la ponía más cerca del territorio de récords. La noche del pasado domingo, rompió el récord de Penny Palfrey de la distancia más lejana que alguien ha logrado completar sin una jaula para tiburones.

Nyad salió de La Habana a las 08:59 horas el pasado sábado con un equipo de 35 personas, incluidos nadadores para vigilar a los tiburones.

En su primer intento de cruzar el Estrecho de Florida en 1978, la fuerte marejada la dejó maltratada, delirante y a menos de la mitad de su meta.

Intentó dos veces en 2011, pero sus esfuerzos terminaron después de un ataque de asma de 11 horas y picaduras de medusas.

El año pasado, abandonó un intento casi a la mitad después de picaduras graves de medusas y una tormenta eléctrica que la puso en peligro.

Nyad era una sensación de la natación antes de estos intentos. En la década de 1970, ganó múltiples maratones de natación y fue una de las primeras mujeres en nadar alrededor de la isla de Manhattan en Estados Unidos.

Tenía ocho años cuando soñó por primera vez en nadar a través del Estrecho de Florida. En ese momento, Nyad estaba en Cuba en un viaje desde su hogar en Florida en la década de 1950, antes de que Fidel Castro liderara un golpe comunista en Cuba y las relaciones del país con Estados Unidos se vieran afectadas.

La mujer de Los Ángeles, Estados Unidos, dijo que este iba a ser su último intento.

“Decidí que era este sin importar lo que pasara. No quiero esa experiencia de nuevo (como ahora, esta noche), hablarte sobre el viaje hace que todo valga la pena. De verdad. Pero no me gustaría estar aquí empacando de nuevo”, dijo Nyad a Gupta de CNN.

Objetó cuando la describió como heroína pero dijo que espera que pueda servir como una especie de inspiración.

“Creo que muchas personas en nuestro país se han deprimido, fijado, inmovilizado con vivir vidas que no quieren”, dijo Nyad.

“Escribo sobre eso todo el tiempo; dime cuáles son tus sueños. ¿Qué persigues? No es imposible. Dilo”, continuó.

Patrick Oppmann desde La Habana, Cuba, y John Zarella y David Simpson de CNN contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
Wayne Van Niekerk, el hombre que podría ser el heredero de Usain Bolt
No te pierdas
×