México se juega ante Nueva Zelandia un año de fracasos y malos resultados

La selección mexicana tiene su último chance de buscar su pase al Mundial luego de un año de crisis y cuatro cambios de técnico
México se juega todo ante Nueva Zelandia
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

La Selección Mexicana tiene 180 minutos para jugar, frente a Nueva Zelandia, su última oportunidad para ir al Mundial de Brasil 2014, luego de un año de malos resultados y fracasos.

A las 14:30 horas de este miércoles -tiempo de México-, el Estadio Azteca presenciará el primer juego en el que el Tri, lugar 24 en el ránking mundial de la FIFA, enfrentará a los All Whites, clasificados en el número 79.

Aunque Nueva Zelandia es campeón de la zona de Oceanía, su mayor logro es haber empatado sus tres partidos de la fase de grupos en Sudáfrica 2010.

Miguel Herrera, técnico de México, dijo este martes que tiene lista la alineación, que estará conformada por: Moisés Muñoz, Paul Aguilar, Carlos Peña, Luis Montes, Oribe Peralta, Francisco Javier Rodríguez, Rafael Márquez, JUan Carlos Valenzuela, Miguel Layún, Juan Carlos Medina, y Raúl Jiménez.

“Estoy seguro de que vamos a ganar mañana, estamos pensando en llevarnos la serie desde aquí (...) México estará en Brasil 2014”, dijo en conferencia de prensa.

"Vamos a jugar muy bien, los muchachos están listos para demostrar lo que hemos trabajado (…) No menospreciamos al rival. Si lo hacemos fácil es por lo que los muchachos hagan en la cancha. No estamos confiados”, aseguró Herrera.

El Piojo, como es apodado el técnico del Tri, destacó algunas de las cualidades del rival en las cuales el cuadro mexicano ha trabajado desde la semana pasada: "Nueva Zelandia tiene su fortaleza en el juego aéreo, tienen buen golpeo y buena movilidad en la cancha".

Para el técnico de Nueva Zelandia, Ricki Herbert, ganar el juego del repechaje en la Ciudad de México es un "reto del demonio".

"Todos somos realistas, sabemos los obstáculos, pero el reto está ahí, a nosotros nos gustan los retos y al final de todo llegamos aquí y sería un gran sentimiento salir adelante", dijo el estratega en conferencia de prensa al finalizar su entrenamiento en el Estadio Azteca este martes.

Herbert apostó a que la presión juegue en contra de México y bromeó al decir que las condiciones climatológicas que prevalecen en el centro del país podrían favorecer a su selección.

El Tri, una suma de fracasos en 2013

A principios de 2013, la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) se trazó tres objetivos principales para el año: Llegar a la final de la Copa Confederaciones, ganar la Copa Oro y clasificar directo al Mundial de Brasil 2014.

El mal augurio del Tri inició en la Confederaciones, en la que no pudo pasar de fase de grupos; en la Copa Oro fue eliminado por Panamá en semifinales y en el Hexagonal mundialista pudo pasar a la repesca ante Nueva Zelandia gracias a un agónico triunfo de Estados Unidos ante Panamá que lo revivió luego de perder ante Costa Rica el último duelo de la clasificación.

En el Hexagonal México ganó dos juegos, empató cinco y perdió tres, uno de ellos como local ante Honduras, en el Estadio Azteca.

La serie de derrotas en la última etapa del año derivó en el cese de José Manuel de la Torre, quien había sido técnico desde 2010. Luis Fernando Tena dirigió un partido más, también con derrota y Víctor Manuel Vucetich fue el tercer técnico cesado en menos de dos meses en el Tri.

La federación llamó a Miguel Herrera, quien atendió el cargo como "préstamo" del Club América. El Piojo ha jugado tres partidos con el Tri. Todos con victoria, aunque sus rivales han sido equipos de baja categoría: los Lobos BUAP y el Altamira de la división de ascenso mexicana y la selección B de Finlandia.

"Lo que pasó atrás no lo vamos a resolver nosotros. La regla nos sigue permitiendo ir al Mundial (...) Hemos tratado que en lo mental los jugadores solo estén pensando en Nueva Zelandia y no en lo que pasó", dijo Herrera este martes sobre la crisis por la que atraviesa el Tri.
"Si no estás para mantener una presión y vivir con presión, entonces estás muerto (…) Estamos en esta instancia y hay que trabajar con la mentalidad de que esta es la instancia para pasar al Mundial".

De acceder a la máxima competencia, la Femexfut ha señalado que definirá en diciembre quién será el técnico que dirija al equipo en Brasil 2014.

Nueva Zelandia, una selección en crecimiento

El rival de México es el campeón de Oceanía, que ha tenido dos participaciones mundialistas: España 1982 y Sudáfrica 2010 y en este año ha jugado con rivales de bajo nivel, sin embargo, aseguran que el Tri tiene la presión en contra y es un factor que pretenden aprovechar.

"Queríamos que México perdiera (en el hexagonal final de la Concacaf), y que Costa Rica ganara su partido, pero Panamá no pudo aguantar en esos escasos minutos que le quedaban para clasificarse. Será un partido muy duro, aunque no veo por qué no podemos ganarlo", dijo este lunes el delantero Chris Wood al portal de FIFA.com.

"He percibido vulnerabilidad, nerviosismo y dudas entre los jugadores mexicanos (…) No estoy seguro de si (los jugadores mexicanos) puedan soportar la presión si el ambiente se vuelve hostil cuando lo que se espera de ellos es que ganen", dijo a medios la semana pasada el entrenador de Nueva Zelandia, Ricki Herbert.

Según la embajadora de ese país en México, los neozelandeses tienen “muchas expectativas” del juego, pero son “realistas”, dice.

“Con la experiencia que tiene el equipo mexicano es probable que gane pero Nueva Zelandia también siempre es muy competitivo en cualquier deporte y en el futbol también. En el último Mundial no perdió un partido, entonces cualquier cosa es posible”, dijo Clare Kelly a mediotiempo.com.

La embajadora señala que el rugby es el deporte más popular en su país, sin embargo asegura que el futbol se está convirtiendo en el deporte más popular entre los menores de 16 años, lo que da una perspectiva distinta al futuro del balompié en su país.

Lleno total en el Azteca

Para este duelo, el Tri tendrá pleno apoyo de la afición, que agotó las entradas desde hace una semana.

Tras finalizar el encuentro, la selección viajará a Wellington, para tener cinco días de adaptación previo a los 90 minutos restantes del encuentro.

El juego de vuelta se jugará a las 00:01 horas del miércoles 20 de noviembre -tiempo de México-, en Wellington, capital de Nueva Zelandia.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Para ese partido también está garantizado un lleno total, con 35,000 aficionados en el estadio West Pac.

"Va a ser todo un acontecimiento, Jugamos contra México hace unos años en el Rose Bowl de Pasadena, en Estados Unidos, ante 90 mil espectadores. Aquello fue asombroso. Ante las 100 mil personas que irán a vernos ahora, será un espectáculo grandioso. Ojalá que podamos sacar un resultado positivo”, dijo Woods a FIFA.com.

Ahora ve
Momentos de terror y caos tras ataque terrorista en Barcelona
No te pierdas
×