Manny Pacquiao: "Lloré cuando vi la devastación por el supertifón Haiyan"

El deportista más reconocido de Filipinas dijo que envió apoyo a los damnificados del supertifón, a unas horas de enfrentar a Brandon Rios
pacquiao-manny  manny pacquiao en china
(Reuters) -

El deportista más importante de Filipinas se conmovió hasta las lágrimas al ver el desastre que dejó en su hogar el paso del supertifón Haiyan.

El tifón provocó más de 5,000 muertes en Filipinas, donde Manny Pacquiao se entrenó para su pelea contra Brandon Rios este sábado.

“Estaba llorando”, dijo el boxeador de 35 años cuando se le preguntó sobre su primera reacción sobre el tifón.

“Me sentí muy mal, sobre lo que pasó. Los quiero visitar personalmente pero no puedo por mi entrenamiento. Envié a mi gente para ayudarlos, lo que hice fue enfocarme en mi entrenamiento y rezarle a Dios”.

Boxear es primero para el ocho veces campeón mundial, que solo dejó su campo de entrenamiento en Genereal Santos City a principios de semana para dirigirse a Macau, China, donde disputará su título WBO de peso welter internacional con Rios.

Pacquiao está tratando de ayudar a sus compatriotas enviando ayuda a los afectados por el tifón.

“Ya les enviamos comida, comida es lo más importante”, aseguró Pacquiao, quien es un funcionario electo de la Cámara de Representantes de Filipinas en representación del distrito Lone, en Sarangani.

“Luego de eso tengo que ayudarlos a tener un nuevo comienzo en sus vidas”.

"Aprendí mucho" de la pelea contra Márquez

La pelea del sábado con Rios es la primera de Pacquiao desde que fue noqueado por tercera vez en su carrera por Juan Manuel Márquez en diciembre de 2012, la quinta derrota de sus 61 peleas profesionales.

“Aprendí mucho”, dijo Pacquiao de su derrota frente a Márquez. “Es parte del boxeo, algunas veces pierdes y algunas veces ganas. A veces pierdes y tienes que aceptarlo”.

Decidí seguir con mi carrera de boxeador porque creo que todavía puedo pelear. No estoy pensando negativo, siempre pienso positivo”. 

Ahora ve
La Navidad llegó a los Campos Elíseos en París y así es como se ve
No te pierdas
×