Las Águilas de Filadelfia honran a porrista que se convirtió en soldado

Tiene solo 25 años, pero cumplió dos misiones en Afganistán en un programa cultural. Las Águilas de Filaldefia reconocieron su labor
Autor: Steve Almasy
(Reuters) -

Alguna vez Rachel Washburn cargaba pompones. Ahora, carga carabinas M4.

La militar que se convirtió en porrista de la Liga Nacional de Futbol Americano de Estados Unidos (NFL por sus siglas en inglés) es hoy primer teniente en el Ejército estadounidense.

El domingo recibió un homenaje como Héroe Local, por las Águilas de Filadelfia, el equipo para que el lanzó porras de 2007 a 2009.

La ganadora de la Estrella de Bronce trabajó dos periodos de servicio con el ejército en Afganistán, uno de ellos como miembro del nuevo Programa de Apoyo Cultural del Ejército.

Fue un trabajo peligroso y estresante, misiones que requerían su presencia con las fuerzas de operaciones especiales, además de ayudar a buscar y hablar con las mujeres y niños de Afganistán.

“Pudimos ser su voz durante las misiones, con el compromiso de garantizar la seguridad en nuestros objetivos, y ayudar a encontrar y brindar seguridad a las mujeres y niños durante las misiones”, dijo Washburn al sitio electrónico de las Águilas de Filadelfia.

La chica habla como un soldado verdadero, lo cual no es tan sorprendente dado que su padre, Lon, sirvió muchos años en el Ejército y en la Fuerza Aérea como piloto.

Rachel Washburn, de 25 años, dijo durante su entrenamiento en el Ejército aprendió a pensar en un lugar feliz cuando el estrés la agobiaba. Para ello, le gustaba pensar en su primer juego como porrista de las Águilas. Fue un hermoso día de agosto y esperaba en línea para el baile previo al partido. Es uno de sus recuerdos favoritos, dijo.

También recuerda con afecto sus viajes a hospitales en Filadelfia y un viaje a Iraq. Ser porrista es mucho más que bailar afuera de las líneas del campo y verse bonita, según su perspectiva.

“Todas somos mujeres hermosas que estamos ahí para entretener durante los juegos, pero también estamos involucradas increíblemente con la comunidad, que es algo de lo que estoy muy orgullosa”, le dijo a las Águilas.

Washburn no nació en Filadelfia. Dice “soy un poco de todos lados”, después de al menos una docena de mudanzas mientras crecía. Pero ella amó Filadelfia por sus visitas a la ciudad y pidió una beca para el Ejército en la Universidad de Drexel. También se unió al equipo de baile.

Sus siguientes pasos la llevaron a pruebas para el equipo de porristas de las Águilas. Ella logró entrar en su primer intento.

Después de su graduación, Washburn se unió al Ejército y se fue a Afganistán, en donde al final de su primer viaje ayudó a traer a un bebé durante un parto en medio de una tormenta de nieve mientras se comunicaba con los médicos por radio.

La mujer le dijo al periódico USA Today que durante su segunda misión, se convirtió en jefa de sección de una unidad de inteligencia. Está considerando reenlistarse en el Ejército en 2014 cuando se termine su alistamiento, le dijo al periódico.

Fue su padre quien la nominó para el homenaje de las Águilas.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“La he irse en dos ocasiones a Afganistán y todas las cosas que ha sacrificado”, dijo. “No fueron misiones fáciles y realmente llegué a pensar 'hombre, que bonita recepción de bienvenida sería si las Águilas la reconocieran por ello'”.

Rachel regresó de Afganistán en noviembre pasado y ahora está en el Furte Stewart en Georgia.

Ahora ve
‘La Chilindrina’ promociona la segunda temporada de Stranger Things
No te pierdas
×