Muere Eusebio, el máximo símbolo del futbol de Portugal

El futbolista falleció de un infarto a los 71 años, tras convertirse en una leyenda para el Benfica, su país y Europa
¿Cuánto cuestan las piernas de 'CR7'?
| Otra fuente: CNNMéxico

Eusebio, considerado el mejor futbolista de Portugal y uno de los más grandes del mundo, falleció este domingo en Lisboa debido a un infarto, informó el Benfica, el club portugués en el que jugó la mayor parte de su carrera.

La Pantera Negra, como era conocido por su estilo explosivo y rápido, murió a los 71 años durante la madrugada, de acuerdo con el club. Había tenido problemas de salud desde el verano de 2012 y fue internado en varias ocasiones.

Entre los hitos de su carrera está haber encumbrado al Benfica durante la década de 1960 y haber acercado a la selección portuguesa al tercer lugar (su mejor sitio conseguido en mundiales) en Inglaterra 1966.

El cuerpo de Eusebio será velado en el Estadio de la Luz, casa del Benfica, a partir de la tarde de este domingo, informó el club. Para cumplir el último deseo del astro, su féretro dará una vuelta por el estadio este lunes, para luego ser trasladado a Praca do Municipio, en la capital portuguesa.

Adiós a "un mito en vida"

El deceso fue lamentado por las principales figuras del futbol europeo, incluido el principal referente actual, Cristiano Ronaldo. “Siempre eterno Eusebio, descansa en paz”, escribió el astro del Real Madrid en Twitter, al compartir una foto en la que aparecen ambos.

El presidente del Benfica, Luis Filipe Vieira, aseguró que “Eusebio ya había ganado en vida su condición de mito y por eso es que la noticia de su fallecimiento es más impactante, porque los mitos nunca deben partir”. “Eusebio nunca morirá porque su ejemplo va a continuar presente entre nosotros”, indicó en un comunicado del club.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, lamentó en Twitter la pérdida de una leyenda. “El futbol ha perdido a una leyenda, pero el lugar de Eusebio entre los grandes nunca se perderá”.

El fallecimiento del futbolista trascendió a la política. El primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho, se unió a las condolencias en un comunicado al referirse a Eusebio como “un genio del futbol y un ejemplo de humildad, un atleta de excelencia y un hombre generoso y solidario”.

“Eusebio fue para todos los adeptos al deporte, al igual que para todos los portugueses, un ejemplo de profesionalismo, de determinación y de devoción a los colores nacionales y del Benfica”, indicó Passos Coelho.

Otras figuras que expresaron su pésame fueron el excapitán de la selección portuguesa, Luis Figo —que llamó a Eusebio “el rey” y “el más grande” en Twitte —, además de su compatriota José Mourinho, quien coincidió en que el fallecido futbolista fue “una de las grandes figuras de Portugal” e “inmortal”. El exfutbolista alemán Franz Beckenbauer y el técnico italiano Carlo Ancelotti también lamentaron el deceso.

El Real Madrid, uno de los equipos que rivalizaron con el Benfica de Eusebio, se refirió al jugador como “uno de los jugadores más grandes de todos los tiempos”. El club español anunció en un comunicado que el Santiago Bernabeu guardará un minuto de silencio el lunes en un duelo ante el Celta para recordar al portugués.

De Mozambique a la gloria

Eusebio da Silva Ferreira nació en 1942 en Maputo, la capital de antigua colonia portuguesa de Mozambique, donde jugó desde los 15 años en el Sporting Lourenço Marques, según EFE.

La fama de su talento llegó a Lisboa, donde los dos grandes clubes de la época en Portugal, el Benfica y el Sporting, se disputaron su fichaje. La dirección de Las Águilas del Benfica se ganó finalmente la estima de la madre de Eusebio y el joven de 19 años debutó en el equipo en 1960 y un año después en la selección lusa.

Poco después de su debut —en el que marcó tres goles— vio a su equipo ganar la Liga de los Campeones al Barcelona en Berna.

Eusebio se consolidó al poco tiempo como titular del Benfica, al que llevó a la final de la Copa de los Campeones Europeos en Amsterdam en 1962. En aquel partido, el Real Madrid estuvo por delante en el marcador con un 2-0, pero el club portugués dio la vuelta al marcador (5-3) con dos goles del mismo Eusebio y derrotó a un equipo merengue liderado por estrellas como Di Stefano, Puskas y Gento.

Su participación le valió ese año el segundo puesto en la votación del Balón de Oro, que finalmente consiguió en 1965.

Con el Benfica, Eusebio consiguió 12 Ligas lusas, cinco Copas de Portugal, además de la Copa de los Campeones Europeos en la temporada 1961-1962.

En tanto, con la selección lusa alcanzó 64 participaciones con 41 goles. Su marca en el equipo nacional la consiguió en el Mundial de Inglaterra 1966, cuando llevó al tercer puesto a la selección (el mejor de su historia) y terminó como máximo goleador del torneo, con nueve tantos.

El delantero portugués calificó el partido de semifinales ante Inglaterra como el más "triste" de su vida".

Entre 1961 y 1977, Eusebio marcó 757 goles, sin contar los que anotó con algunos equipos regionales estadounidenses, en los que participó tras su salida de Portugal a partir de 1974.

Tras su retirada, su talento fue reconocido por el Benfica, que lo homenajeó en varias ocasiones y con una estatua frente al Estadio de Luz en su cumpleaños 50.

La selección portuguesa lo nombró embajador itinerante. La UEFA lo llegó considerar el mejor jugador portugués de todos los tiempos y la FIFA el séptimo mejor de la historia.

Ahora ve
Cámaras de seguridad captan a un extraño objeto iluminando el cielo
No te pierdas
×