Barcelona es 'campeón de invierno', tras empatar con el Atlético de Madrid

El equipo blaugrana terminó la primera mitad de la temporada en el primer sitio de la Liga española, por diferencia de goles, al igualar 0-0
Messi vuelve a la cancha
(Reuters) -

El Atlético de Madrid y el Barcelona empataron sin goles en el estadio Vicente Calderón en la decimonovena jornada, última de la primera vuelta de la Liga BBVA, tras la que el equipo azulgrana se adjudica el título honorífico de campeón de invierno.

El Barcelona lidera la tabla con 50 puntos, los mismos que suma el Atlético de Madrid, pero con los azulgranas por delante por mejor diferencia de goles.

El Atlético hizo el partido que quería. Defendió con un orden casi insuperable y tuvo opciones para ganar, las mismas que el Barcelona, al que la posesión de la pelota no le bastó para vencer en el Calderón. Le faltó profundidad contra un rival combativo, que convirtió el duelo en un enredo constante para el ataque azulgrana.

Ni la suplencia de Messi y Neymar ni el enérgico inicio del Atlético, que encendió el partido durante los primeros minutos, cambiaron el guión del encuentro. La partida estaba clara, definida desde el vestuario: la fuerza colectiva y el orden rojiblanco contra el fútbol, el toque y la posesión azulgrana.

En el partido hubo ocasiones para los dos equipos, aunque pocas: una jugada genial de Arda Turan, un par de remates de Diego Costa, un disparo -el primero del Barça a los 17 minutos- y un cabezazo de Pedro o un intento lejano de Piqué.

Al intermedio, con el partido por debajo de las expectativas en los primeros 45 minutos, todo estaba atascado en ese panorama, a la espera de algo más de ambos equipos, de una acción que alterara un duelo monótono, de un impulso del Atlético, siempre en busca de algún desmarque decisivo de Diego Costa, o de la eficacia del Barça.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

En la segunda parte se observó un duelo más atractivo, con más ambición y más convicción ofensiva, sobre todo del Atlético, y con la aparición de Messi, que sustituyó en el descanso a Iniesta, y de Neymar, en el minuto 67.

Los blaugranas encomendaron su ofensiva a La Pulga, que provocó las dos ocasiones azulgranas en el segundo tiempo, con una acción individual, primero, y una pared y un cabezazo, después. Pero ninguna de las acciones sirvieron para abrir el marcador. 

Ahora ve
El ataque más mortífero en la historia de Somalia deja más de 100 muertos
No te pierdas
×