La noche de los Halcones Marinos en la que 'callaron' a Peyton Manning

Los jugadores de Seattle y su "número 12" resonaron toda la noche, una que el mariscal de los Broncos busca olvidar
Los Halcones 'ganan' en gradas a los Broncos
| Otra fuente: CNNMéxico

La alegría: los campeones del Super Bowl XLVIII, los Halcones Marinos de Seattle, "cumplían un sueño" que compartieron con su jugador número 12. La tristeza: el jugador más valioso de la NFL, Peyton Manning, vivía "el momento más frustrante de su carrera".

El júbilo por la paliza que propinó el nuevo campeón de la NFL no paró en las gradas, en el campo y en las entrevistas posteriores. "Nos sentimos grandiosos por ello. Ha sido un año largo, pero el equipo realmente se invirtió en obtener esto, y ahora podemos decir que somos campeones mundiales", dijo Pete Caroll, entrenador en jefe de los Halcones Marinos, en entrevista con la cadena ESPN.

Richard Sherman, esquinero del equipo vencedor y que tuvo que festejar este título en muletas, compartió el estusiasmo por obtener el trofeo Vince Lombardi, una meta que el equipo siempre tuvo en mente. "Estábamos cansados de todo el ruido y de todo lo que se había hablado. Mucho se dijo de nuestra defensiva pero pudimos demostrar de lo que somos capaces", dijo en entrevista con ESPN.

Sherman también agradeció a la afición, a la que identifican como el “jugador número 12”, por ser parte elemental en el campeonato. "Lo merecen sin duda, estuvieron todo el año con nosotros y nunca dejaron de creer. Estamos muy orgullosos de haberlo logrado".

El corredor Marshawn Lynch, fiel a su tradición de "pocas palabras" ante los medios, solo comentó que el triunfo fue un “sueño hecho realidad”. Lynch, elemento clave para la intercepción del balón durante las jugadas fallidas de los Broncos de Denver, no permaneció en la cancha para el festejo y se retiró a los vestidores.

"Ellos saben cómo me siento", dijo Lynch. "Esto es en grande. Es una tradición desde que llegué aquí, desde siempre. Todos lo saben. Lo respetan".

“El momento más frustrante de mi vida”

Mientras el júbilo en Nueva York se teñía de verde, una pequeña mancha naranja, la del mariscal de campo de los Broncos de Denver, Peyton Manning, ensombrecía la fiesta.

"No voy a hablar da nada, solo puedo decir que es frustrante terminar así", dijo Manning en breves declaraciones mientras se dirigía a los vestuarios al concluir el partido, según un reporte de la agencia EFE.

Manning se convirtió en el gran derrotado de la edición 48 del Super Bowl, un 'título' que ensombrece los honores previos como Jugador Más Valioso (MVP, por sus siglas en inglés), y Mejor Jugador Ofensivo de la liga durante la temporada regular.

El veterano mariscal de campo buscaba su segundo anillo de campeón —el primero con los Colts de Indianápolis en 2007—. De haberlo logrado, Manning habría sido el tercer jugador en la historia de la NFL en lograr dos títulos en equipos diferentes.

Los Halcones Marinos de Seattle nulificaron por completo a los Broncos, la mejor ofensiva del torneo, para imponerse 43-8 en el Super Bowl XLVIII y conseguir su primer título.

Ahora ve
Así se escucha Mafalda hablando en guaraní
No te pierdas
×