La caminata mexicana necesita 'a otro' Hausleber para regresar al podio

Con la muerte del entrenador polaco, figuras de la marcha mexicana coinciden en que los resultados decayeron tras su alejamiento
mexico
jerzy hausleber marcha deporte mexico  mexico
| Otra fuente: CNNMéxico

Entrenadores hay muchos, pero Jerzy Hausleber era único.

Para el medallista olímpico Daniel Bautista, llegar al nivel del fallecido polaco-mexicano "es muy difícil". "Un entrenador debe apoyarse en la ciencia del deporte a través de los médicos, los químicos, los psicólogos, y los nutriólogos, y él reunía todas esas características", dijo Bautista a CNNMéxico.

Hausleber, quien falleció este jueves a los 82 años en la Ciudad de México, llegó a este país desde Polonia para preparar figuras del deporte nacionales de cara a los Juegos Olímpicos de 1968. En esa justa, México consiguió la plata de José El sargento Pedraza.

De ahí siguieron más preseas olímpicas en Montreal 1976 con Daniel Bautista; Los Ángeles 1984 con Raúl González y Ernesto Canto; Barcelona 1992 con Carlos Mercenario, y Atlanta 1996, con Bernardo Segura, además de campeonatos y copas mundiales.

Bautista cree que puede haber entrenadores que den medallas, pero no con la frecuencia que Hausleber lo hacía, con un intervalo de dos juegos olímpicos, para sumar nueve en total.

Hace más de una década que Hausleber se había retirado de las pistas, los mismos en que la marcha nacional comenzó a perder su 'ritmo' y presencia a nivel mundial. Noé Hernández y Joel Sánchez fueron los últimos medallistas, en Sydney 2000.  

Recuperar ese prestigio que tenía México en la marcha es para Bernardo Segura la mejor forma de honrar la memoria del "profesor".

"Desgraciadamente se nos fue el profe en una época en la que la marcha mexicana no está bien, seguramente que a él le hubiera gustado ver a la marcha mexicana en los primeros planos", dijo Segura, medallista en Atlanta 1996.

Bautista señala que a las nuevas generaciones de marchistas "les falta ese pequeño detalle que tenía el maestro, esa disciplina estricta", ahora que no solo los europeos son los rivales a vencer, sino que también en América hay marchistas que se adelantaron a México.

"(Con Hausleber) era disciplina muy dura, muy estricta en todos los sentidos de la palabra. A veces los entrenadores por querer ser buena onda con los atletas les pasan cosas (…) cada kilómetro que dejes es una ventaja que le vas brindando a tus competidores", dijo el exmarchista.

En los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, países como Guatemala y Ecuador sorprendieron a los marchistas mexicanos en la prueba de 20 kilómetros.

Segura, quien forma parte de los entrenadores que forjan a los nuevos marchistas, no cree que el problema sea económico, porque hay becas y otro tipo de apoyos. Para él, la solución radica en un mando único que evalúe el trabajo de los entrenadores. 

Otro alumno de Hausleber, Ernesto Canto, aseguró que el deporte en México no debió dejar a un lado la fórmula que el entrenador polaco había dejado, al ser el único responsable en la formación de los atletas. 

"En lugar de cohesionar a la marcha, (las autoridades del deporte) la difuminaron, hicieron muchos equipitos, pensaron que darles 10, 15 entrenadores que había de marcha era la solución y lo único que hicieron fue dividirla". 

Bernardo Segura adelantó que la Conade trabaja en un proyecto único con otros medallistas como Raúl González y Germán Sánchez, cada uno en una prueba en específico, de cara a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y otras competencias. 

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Pero tener una nueva figura como Jerzy Hausleber es un trabajo que, según Daniel Bautista, debe mirarse más allá de las fronteras mexicanas.

"Si queremos entrenadores de ese tamaño habría que mandarlos a otro país y una maestría y doctorado en otro país que puede tardar unos años, pero siempre es buen tiempo para empezar", dijo Bautista en entrevista telefónica.

Ahora ve
Trump vuelve a defenderse por disturbios en Charlottesville atacando a la prensa
No te pierdas
×