El Bayern perdona al United y se lleva un empate de Old Trafford

Los alemanes tuvieron el control del balón durante el primer tiempo pero no supieron aprovechar las llegadas y dejan vivo al United
Danny Welbeck de Manchester United disputa el balón con Arjen Robben de Bayern Munich
Danny Welbeck de Manchester United disputa el balón con Arje  Danny Welbeck de Manchester United disputa el balón con Arjen Robben de Bayern Munich
(Reuters) -

El Bayern Múnich no supo sacar hoy mayor ventaja de su dominio del juego en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones ante el Manchester United y se llevó de Old Trafford un empate 1-1 que deja viva la eliminatoria.

Los ingleses se fueron al frente en el marcador con un gol del serbio Nemanja Vidic, pero los alemanes dirigidos por el español Pep Guardiola lograron el empate al minuto 67, por obra de Bastian Schweinsteiger, quién también se fue expulsado por una entrada sobre Wayne Rooney al minuto 90.

Bayern no logró definir sus llegadas en un primer tiempo en el que tuvieron una posesión cercana al 80%, y vieron tras el descanso cómo los locales aprovechaban un error en defensa para adelantarse.

Los de Guardiola tenían frente a ellos a un equipo que atraviesa serias dificultades en la Premier, donde ya ha perdido las esperanzas de terminar entre los cuatro primeros y clasificarse para la próxima Champions.

Esos aprietos en la liga inglesa hacen que el pase a semifinales en el torneo europeo se presente como la única tabla de salvación posible para el técnico David Moyes, que sustituyó este verano a Alex Ferguson en el banquillo y se encamina a cerrar una de las peores temporadas del United en las últimas décadas.

Así las cosas, el escocés quiso asumir hoy los mínimos riesgos en casa y plantó sobre el campo un 4-3-3 cuyas líneas apenas sobrepasaron el medio campo hasta los últimos minutos del primer tiempo.

El acierto del español David de Gea bajo los palos, la fortuna de la defensa local en algunas jugadas y la paciencia que mostraban los alemanes, convencidos de que el primer gol caería por sí solo, hicieron sin embargo que los minutos pasaran sin que el 0-0 inicial se moviera del marcador.

Tan confiados llegaron a estar los alemanes que, a cinco minutos del descanso, cuando el United parecía un equipo condenado, un contragolpe estuvo a punto de dar un giro inesperado al duelo.

El United presionaba arriba y en el minuto 58, Vidic, el capitán, aprovechó que los defensas alemanes se habían olvidado de él para cabecear a placer, desde el área pequeña, un saque de esquina.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

El tanto dejó dolidos a los de Guardiola, que pusieron en marcha, ahora sí, toda su maquinaria de ataque; Robben avanzó por la derecha y cruzó un balón por encima del área hacia Mario Mandzukic, que sin pensarlo puso el balón en el centro del área para que Schweinsteiger que había leído la jugada y entraba por el centro, acabara el trabajo.

A pesar de que el United tenía a gran parte de sus futbolistas en el área, no supo hacer nada para cortar la rápida combinación del Bayern, que sin embargo no pudo llegar a materializar un segundo gol, a pesar de que Robben fabricó una clara ocasión en los instantes finales del partido.

Ahora ve
Ed Parker sorprende por su forma de jugar tenis a los 90 años
No te pierdas
×