El PSG vence 3-1 a Chelsea y pone un pie en la semifinal de la 'Champions'

Es la primera vez que un equipo de José Mourinho (Chelsea) pierde la ida de unos cuartos de final de la Liga de Campeones
(Reuters) -

Los argentinos Ezequiel Lavezzi y Javier Pastore dejaron al París Saint-Germain a un paso de la clasificación para las semifinales de la Liga de Campeones frente al Chelsea al vencerlo 3-1 este miércoles en la ida de cuartos de final.

Es la primera vez que un equipo de José Mourinho (en este caso el Chelsea) pierde la ida de unos cuartos de final de la Liga de Campeones, lo que coloca al técnico portugués en una posición difícil.

Los ingleses están obligados a una gesta en Stamford Bridge para que su entrenador mantenga la racha de participación en el penúltimo escalón de la máxima competición europea, en la que no falla desde 2009.

Chelsea se mostró con exceso de conformismo con el 2-1 en el marcador, un resultado que lo mantenía con opciones, pero se encontró con un tanto de Pastore cuando ya se había cumplido el tiempo reglamentario, el primero del argentino en esta competición.

Antes, Lavezzi había puesto por delante al conjunto francés con un tempranero gol, contrarrestado de pena máxima por el brasileño Oscar, pero que volvió a inclinarse del lado parisiense con un tanto en propia puerta de David Luiz.

La ventaja de los parisienses les salió cara por la lesión de dos de sus piezas clave, el atacante sueco Zlatan Ibrahimovic, alma del proyecto, y el mediocampista italiano Marco Verratti.

Ninguno de los dos equipos tuvo el dominio del partido, ya que le duelo fue más intenso y complejo de lo que se esperaba.

Sólo en el tramo final los londinenses mostraron fatiga y dejaron todo el peso del encuentro al PSG.

Se adelantó el equipo francés gracias a una incursión de Matuidi por la banda izquierda que sirvió al área y su balón, despejado por Terry, queda franco para que Lavezzi lo controle con el pecho y de volea anotara.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Fue al minuto 61 cuando Lavezzi botó una falta escorada desde la izquierda; los jugadores acudieron al remate y al despeje el balón se coló y golpeó en la pierna de David Luiz que, involuntariamente, lo metió en su propia puerta.

Pastore, que había sustituido a un ovacionado Lavezzi, tuvo la chispa definitiva. Condujo el balón a través de la defensa y, al palo corto, engañó a Cech para lograr el gol al minuto 92 que puede valer las primeras semifinales del PSG.

Ahora ve
Apple TV 4K planea competir contra cableras y videojuegos en México
No te pierdas
×