Pistorius abre su testimonio en su juicio con una emocional disculpa

El atleta acusado del asesinato de su novia pidió disculpas a la familia de la víctima al abrir la etapa de defensa ante la corte
Experto contradice versión de Oscar Pistorius
Autor: Richard Allen Greene. Nicola Goulding y Emily Smith
(Reuters) -

Un conmovido Oscar Pistorius se disculpó este lunes ante la familia de Reeva Steenkamp, su novia que murió baleada el día de San Valentín del año pasado, pues dijo que él se despierta pensando en ellos y orando por ellos todos los días.

"Me gustaría aprovechar esta oportunidad para pedir disculpas al señor y la señora Steenkamp, a la familia de Reeva, y a los que están hoy aquí y que la conocían", dijo Pistorius cuando subió al estrado en su juicio por asesinato.

"No puedo imaginar el dolor y la tristeza y el vacío que he causado a ustedes y a sus familias... les puedo prometer que cuando ella se fue a la cama esa noche, se sentía amada", dijo con la voz quebrada como si estuviese luchando por contener las lágrimas.

Pistorius, de 27 años, está acusado de asesinar intencionalmente a Steenkamp, quien tenía 29.

Fue la primera vez que Pistorius habló en público sobre la muerte de Steenkamp, de la que es acusado, pero que él dice que fue un accidente. Se declaró culpable de asesinato cuando el juicio inició el mes pasado.

La madre de Steenkamp, June, mantuvo un rostro firme en el tribunal mientras el que alguna vez fue el chico de oro olímpico de Sudáfrica realizó su declaración.

La juez Thokozile Masipa tampoco mostró ninguna emoción mientras Pistorius habló, pero una vez le pidió que hablara más alto, pues dijo que casi no lo podía oír.

El lunes fue el primer día de la etapa de alegatos de la defensa del juicio, después de tres semanas de que la fiscalía lo hizo en marzo.

Pistorius, quien dice que en la oscuridad confundió Steenkamp con un intruso en su casa, testificó que ha sufrido pesadillas desde ese día y se despierta oliendo sangre.

Dijo a la corte de Pretoria que tiene miedo a dormir. "Si oigo ruido, me despierto en un completo estado de terror". También declaró que toma medicamentos, incluyendo antidepresivos y somníferos.

Más temprano, el primer testigo de la defensa, el patólogo Jan Botha, habló de las heridas sufridas cuando Pistorius le disparó a Steenkamp.

El velocista amputado apoyó la cabeza en sus manos mientras Botha dijo que el disparo que golpeó el brazo de Steenkamp era "similar a una amputación traumática" y que murió "con bastante rapidez después de sufrir la herida en la cabeza" .

Memorias de la infancia

El equipo de la defensa llamará de 14 a 17 testigos, dijo Barry Roux, abogado principal de Pistorius.

Botha fue el primero debido a "razones de salud de la familia", dijo Roux, rompiendo con la costumbre jurídica sudafricana de que el acusado testifique primero.

Hablando de su infancia, Pistorius dijo que su madre guardaba un arma de fuego en una bolsa acolchada debajo de la almohada. Su padre a menudo no estaba en casa, y Pistorius dijo que su madre a veces despertaba a los hijos pensando que estaban siendo robados.

Dijo que ella lo apoyaba mucho y "nunca me hizo sentir diferente del resto de los niños".

"Todo lo que aprendí en la vida, lo aprendí de ella", dijo.

Habló de su muerte a los 15 años y de cómo asistió a un internado. No sabía que estaba enferma hasta que recibió una llamada pidiéndole que fuera a visitarla al hospital, dijo. Luego recibió una llamada de los médicos que le decían que fuera de inmediato y llegó cuando estaba en su lecho de muerte.

Ella murió 10 minutos después de su llegada, dijo Pistorius.

Dijo que no puede estar quieto sin sus prótesis puestas. "Yo no puedo levantarme en mis muñones", dijo. "No puedo estar quieto en mis muñones”.

Eso podría ser una clave para su defensa. Dice que disparó su arma porque había sido incapaz de defenderse o huir cuando escuchó lo que él creía que era un ladrón.

Juicio prolongado

El juicio, que comenzó el 3 de marzo, está previsto que continúe hasta mediados de mayo.

Pistorius se hizo famosos a nivel mundial como un excelente velocista con doble amputación que corrió con prótesis especiales, por lo que fue apodado como Blade Runner.

En Sudáfrica, el asesinato premeditado conlleva una sentencia de cadena perpetua obligatoria con un mínimo de 25 años de prisión. Pistorius también podría conseguir cinco años más por cada una de las dos acusaciones adicionales relacionadas con armas de fuego, no relacionadas con el juicio actual, y 15 años por otro cargo de armas.

Si él no es culpable de asesinato premeditado, el velocista podría enfrentar un cargo menor de homicidio culposo, un delito basado en la negligencia.

La sentencia por homicidio culposo es a discreción del juez.

Ahora ve
Toto Riina, un sanguinario padrino de la Cosa Nostra, muere a los 87 años
No te pierdas
×