Paola Longoria: Ser número uno, mezcla de compromiso y apoyo al deporte

Lleva 129 partidos invicta desde 2011 y a sus 24 años dice que va por más récords con una fórmula que hasta hoy le ha dado frutos
"No entreno como si fuera la número uno"
Jorge Eduardo Gómez
(CNNMéxico) -

Treinta y dos títulos consecutivos y 129 partidos invicta al hilo hacen de la raquetbolista Paola Longoria una deportista que no le tema a nada, segura de mantenerse en la cima del mundo,  pero la mexicana ve la competencia siempre latente en la duela.

“Si dejara de sentir nervios se acaba la competencia, cada vez que voy a un torneo viene esa adrenalina de decir qué va a pasar, ver cómo ganar un nuevo título, o el compromiso de sumar partidos de manera consecutiva”, dijo Longoria en entrevista con CNNMéxico.

La joven originaria de Monterrey considera que es difícil llegar a ser la número uno del mundo, pero más difícil es mantenerse invicta, una “presión” que ha decidido asumir como "un reto y una motivación".

Paola Longoria dice que aún no ha satisfecho su hambre de triunfo y entrena para cada torneo olvidando que es la número uno; ella se ve como la dos o la tres, “entreno para algo que hay que mejorar siempre”.

Tiene 24 años y presume de tener un cuerpo multidisciplinario que le ha permitido marcar la diferencia, entre el que destaca su trabajo psicológico.

Magaly Cerón, psicóloga de Longoria en los últimos tres años, ha trabajado con la atleta el dejar a un lado la idea de ganar o perder, y salir solo a jugar, para que dentro de la cancha ella misma reestructure sus estrategias que le permitan sumar puntos.

Pero la palabra que mueve más a Longoria es la de “compromiso”, la cual repite una y otra vez.

“El saber que todas me quieren jugar a morir, me quieren ganar, eso me da ese compromiso de trabajar día a día y no bajar del ranking mundial”, dijo Longoria, quien no pierde un partido desde mayo de 2011.

De pasatiempo a la gloria

Hace 16 años comenzó la aventura de Paola Longoria en el raquetbol cuando era una niña “hiperactiva”, sin pensar que ese deporte de raqueta derivado del handball y el squash con el que sus padres buscaban canalizar su energía la llevaría a tener éxito a nivel profesional.

“Me llevaron (a una cancha de raquetbol) a los ocho años por primera ocasión y me daba miedo; yo no sabía dónde pararme y dónde iba a caer la pelota, y eso era muy frustrante para mí, pero se fue dando con el paso del tiempo, le fui agarrando cariño al deporte, viéndolo después más como hobbie, algo a lo que podía dedicarme profesionalmente”, dijo la mexicana.

En 2009 tocó por la cima del mundo de la gira femenil de raquetbol y actualmente lidera la temporada 2013-2014, donde ya liga 32 títulos consecutivos, el más reciente conseguido en Reseda, California, tras vencer en la final a la estadounidense Rhonda Rajsich en marzo pasado.

Aunque para Longoria, quien ahora tiene en la mira superar el récord del canadiense Kane Waselenchuk de 137 juegos invicto, todos esos logros han representado sacrificios en su vida que al final han rendido los frutos que buscaba.

“El perder momentos con mi familia, con mis amigas, poder no tener una vida normal como lo tiene una chava de mi edad; pero puedo decir que esos sacrificios han valido la pena, estoy super feliz por las satisfacciones que me ha dejado el raquetbol (…) pero sobre todo, la mejor satisfacción de decir que una mexicana está liderando el ranking profesional”

Longoria se convirtió en la primera campeona de raquetbol en Juegos Panamericanos, donde ganó tres oros en Guadalajara 2011, y uno de sus sueños es que este deporte llegue a ser considerado entre las disciplinas olímpicas.

“No solo está en mis manos; dependemos del Comité Olímpico Internacional, que las federaciones se unan, que la gente conozca más esta disciplina, me haría feliz, es un gran sueño jugar unos Juegos Olímpicos”, señaló la raquetbolista mexicana.

Longoria ve “un futuro juvenil” en el raquetbol en el que ella se ha convertido en un ejemplo para niños que se inician en el deporte para continuar con ese “compromiso” del que presume.

“A mi me encantaría abrir mi escuela Paola Longoria, empezando en canchas públicas porque precisamente este deporte solo se encuentra en clubes privados, y a veces no toda la gente tiene la posibilidad de estar en uno de ellos y poder acercar a la gente a este deporte del racquetbol”.

La mentalidad, la llave del triunfo individual

En Juegos Olímpicos y Mundiales, México ha destacado en disciplinas individuales, más que en equipo. Paola Longoria, un ejemplo de esas exitosas deportistas que sola se ha hecho camino, apunta a la psicología como el diferenciador de estos logros.

“En los deportes individuales es por el compromiso que uno tiene por la entrega que uno pone en cada uno de los entrenamientos y cuando trabajas en equipo, no es que no funcione simplemente dependes de la actitud de todos tus compañeros”, dijo Longoria.

A unos meses del Mundial de Brasil 2014, la raquetbolista no puede dejar de citar a la Selección Mexicana de futbol como un tipo de fracaso deportivo a nivel colectivo, no por la falta de talentos, sino de mentalidad y compromiso.

“Mi compromiso es poner a México en lo más alto del podio (…) ese compromiso en la selección sí lo tienen, pero ahorita el trabajo psicológico es lo que les puede ayudar para el Mundial que viene, tenemos grandes futbolistas en México, pero el compromiso que ellos también adquieran va a decir mucho”, indicó.

El único papel difícil que Paola Longoria encuentra en los deportistas individuales en comparación con los que juegan en equipo radica en los patrocinios, y aunque la regiomontana ha conseguido mayor apoyo  a nivel nacional e internacional, lo único a lo que se enfoca es encontrar satisfacción en el deporte.

“Agradezco a mis patrocinadores el apoyo y respaldo que me dan, pero también hago mi deporte porque es mi pasión, que desde chiquita me gustó, es el deporte que hemos hecho clic, y que me ha dado grandes satisfacciones, uno de ellos es el Premio Nacional del Deporte 2010”.

Ahora ve
¿Sabes cuántos gérmenes hay en los lugares que tocas comúnmente?
No te pierdas
×