Agresiones racistas en la cancha, ¿un mal arraigado en el futbol español?

El caso de Dani Alves y un nuevo episodio en un juego del líder Atlético han alertado a organizaciones que piden acciones contra el racismo
Dani Álves Barcelona
Dani Álves Barcelona  Dani Álves Barcelona
Autor: Tom McGowan
(Reuters) -

Campeones mundiales y europeos en la cancha de futbol, pero arruinados por racismo “endémico” en las gradas.

Por segunda semana consecutiva, España enfrenta acusaciones de cantos abusivos racistas por parte de aficionados dentro de sus estadios de futbol.

La semana pasada fue Dani Alves quien comió un plátano que le tiró un aficionado durante el partido del Barcelona en Villareal, mientras que Papakouli Diop del Levante optó este domingo por bailar enfrente de sus abusadores durante un partido contra el Atlético de Madrid, quien competirá en la final de la Liga de Campeones de la UEFA esta temporada en contra del Real Madrid a finales de mayo.

"Iba a hacer un tiro de esquina y algunos de los aficionados del Atlético comenzaron a cantar como monos”, dijo el senegalés a los reporteros después de que el Levante sellara una victoria 2-0 sobre los líderes de La Liga.

"No tengo nada en contra de los aficionados del Atlético”, añadió. “Solo fue una parte de ellos que me hizo eso y quería explicarlo para que las personas supieran qué pasó.

"Estos cantos de mono hacia los jugadores negros tienen que parar. Y eso es todo”.

Un destacado activista antirracismo espera que España responda a la publicidad generada por el incidente de Alves, que generó reacciones en redes sociales, con varios futbolistas de alto perfil, incluido su compañero brasileño Neymar, publicando fotografías de ellos mismos comiendo plátanos junto con el hashtag #weareallmonkeys (#todossomosmacacos).

"Espero que algunos incidentes salgan a la luz después de la cuestión de Alves y el plátano”, dijo el director ejecutivo del organismo antidiscriminación Futbol en Contra del Racismo en Europa (FARE, por sus siglas en inglés), Piara Powar a CNN.

"El problema realmente es endémico en España.

"Reunimos a algunos interesados en una mesa redonda a finales del mes en un intento por coordinar algunas acciones.

"Puede ser que después de Alves finalmente haya algo de apetito para asumir la cuestión”.

El Atlético se negó a comentar sobre el abuso dirigido a Diop al igual que La Liga de España, que explicó que esos incidentes caen bajo la jurisdicción de la asociación nacional.

La Real Federación Española de Futbol (RFEF) tampoco comentó nada a CNN, pero investigará el incidente este miércoles, con la Comisión Nacional Antiviolencia del Ministerio de Interior examinando el caso este jueves.

El organismo del futbol europeo, la UEFA, explicó que, aunque está comprometido a erradicar el racismo del futbol, es el deber de las asociaciones nacionales manejar los casos que surjan en competencias locales.

"La UEFA opera una política de cero tolerancia hacia el racismo y está en contra de cualquier tipo de discriminación dentro y fuera de la cancha”, se leyó en un comunicado de la UEFA. “La UEFA apoya a sus asociaciones miembro para combatir el racismo en el futbol europeo.

"Ofrecemos subsidios a las asociaciones nacionales para alentarlas a establecer programas antirracismo dentro de sus organizaciones, y también les damos la tarea de tomar todas las medidas necesarias, incluido imponer sanciones disciplinarias para erradicar estos problemas”.

Una serie de incidentes de alto perfil de racismo llevó a que el organismo mundial del futbol, la FIFA, presentara varias sanciones.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Los castigos para una primera ofensa son una advertencia, multa o que el club en cuestión sea forzado a jugar partidos en estadios vacíos.

Una segunda ofensa, o una considerada “seria”, podría resultar en descenso, reducción de puntos o expulsión de un torneo. 

Ahora ve
La vida y la muerte de la princesa Diana sacudieron a la realeza británica
No te pierdas
×