El "energúmeno" que lanzó un plátano a Alves le cuesta miles al Villarreal

La Federación Española multó con 12,000 euros al club por el acto racista de uno de sus aficionados contra el culé Dani Alves
La FIFA prevé sanciones más duras contra el racismo
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El club español Villarreal fue multado con 12,000 euros (unos 16,600 dólares) por el incidente ocurrido en su estadio el 27 de abril en el que un “energúmeno” aficionado lanzó un plátano a Dani Alves, jugador del FC Barcelona, un acto que fue considerado como racista.

La Real Federación Española de Futbol (RFEF) informó que el Comité de Competición analizó el caso y determinó que fue un “acto de menosprecio o desconsideración al adversario en relación con su origen racial o étnico”.

En el minuto 75, según la cédula arbitral, Alves se disponía a cobrar un tiro de esquina cuando “se lanzó desde la grada un plátano, el cual fue recogido rápidamente por dicho jugador, comiendo una porción del mismo y tirando el resto fuera del terreno de juego”.

El Comité de Competición dijo que ese acto infringió el artículo 106 del Código Disciplinario de la RFEF, además de que tuvo una “evidente intención discriminatoria” que debe ser castigada.

“No puede pasarse por alto la presteza de las fuerzas de seguridad a la hora de identificar al autor del hecho, ni la loable y firme decisión del Villarreal de prohibir la entrada a su estadio del energúmeno autor del hecho”, dijo el Comité de Competición en su resolución.

El Villarreal tiene la oportunidad de apelar en 10 días la multa que se le impuso.

Dani Alves, originario de Brasil, dijo que en 11 años que ha jugado en el futbol español se ha encontrado con numerosos actos de racismo en su contra, por lo que prefiere no darles importancia.

Otros jugadores lanzaron una campaña en contra del racismo. Uno de ellos, Neymar, compañero de Alves en el Barcelona, puso en marcha la campaña #TodosSomosMacacos con la que busca concientizar a aficionados contra este tipo de incidentes.

En otro caso de racismo ocurrido el domingo pasado, el senegalés Pape Diop (Levante) denunció haber recibido gritos que imitaban la voz de un mono durante el partido de Liga contra el Atlético de Madrid, a los que reaccionó iniciando unos pasos de baile.

"El tema me ha afectado mucho", explicó  Diop tras el partido, insistiendo en que "me parece una falta de respeto que se produce en todos los campos. Es una provocación. No sé si se le puede llamar racismo, pero hay que acabar ya con los gritos de mono", reportó la agencia AFP.

Ahora ve
Nueva York recibió con protestas a Donald Trump
No te pierdas
×