La corona inglesa se queda en Manchester… pero en las manos del City

El cuadro de Manuel Pellegrini venció al West Ham para proclamarse campeón de la Premier League por cuarta vez en su historia
manchester city liga premier campeón  manchester
(Reuters) -

El Manchester City se coronó campeón de la Liga Premier inglesa tras vencer 2-0 al West Ham en la última jornada y afianzar el liderato del torneo por encima del Liverpool.

El cuadro dirigido por el chileno Manuel Pellegrini cerró con 86 puntos, dos puntos más que los reds que vencieron al Newcastle, para hacerse del cuarto título en su historia. 

Manuel Pellegrini se transformó en el primer entrenador latinoamericano y el primero no europeo que gana la Liga de Primera División de Inglaterra. Además es el quinto director técnico no británico en coronarse campeón de la Liga inglesa en 126 años, tras Arsene Wegner, José Mourinho, Carlo Ancelotti y Roberto Mancini.

El Chelsea de José Mourinho cerró el torneo en tercera posición, con 82 puntos.

En el Etihad Stadium, Pellegrini alineó a sus mejores futbolistas disponibles para competir en el duelo que les tenía que asegurar la liga, incluido el argentino Sergio Agüero, que reapareció a pesar de las molestias musculares en los últimos días.

A pesar de esos problemas físicos, el chileno no quería renunciar a su principal referencia en el ataque, el futbolista que aseguró el primer título del City en 40 años hace dos temporadas con un gol ante el QPR en el último minuto del encuentro que cerraba el campeonato.

Los citizens solo necesitaban un punto ante el West Ham, un equipo que puso un muro defensivo desde los primeros minutos que complicó el juego a los locales.

La mayoría de jugadas se iniciaban en los pies del español David Silva o el marfileño Yaya Touré, que gobernaban el centro del campo y trataban de hallar espacios para conectar con el Kun y el bosnio Edin Dzeko.

A pesar de la maraña de defensas del West Ham que dificultaba el avance rival, el City lograba desbordar por las bandas y probaba sus opciones con tiros desde media distancia.

Dzeko obligó al portero español Adrián San Miguel a salvar un disparo en el minuto 17, mientras que Touré lanzó un balón pegado al palo derecho instantes después.

El gol del City parecía ser cuestión de tiempo, con el West Ham resistiendo los embates continuos de los de Pellegrini, y cayó por su propio peso a cinco minutos para el descanso, cuando apareció cerca del área el francés Samir Nasri.

Nasri sorprendió a la defensa visitante con un disparo que venció al guardameta, y pese a pegar en el palo, terminó por introducirse en su portería.

Con el partido encarrilado, los citizens celebraron el tanto en el córner junto con su afición como si ya hubieran conquistado el campeonato.

El segundo tiempo se inició ya como un mero trámite para dar paso a la fiesta en el Etihad.

El City no tardó más de cuatro minutos tras la reanudación en marcar el segundo, por medio del belga Vincent Kompany, que se hizo con un balón perdido en el área pequeña para rematar a placer a apenas un metro de la línea de gol.

Los citizens fabricaron diversas opciones con las que podrían haber sumado algún gol más, pero se conformaron con un marcador suficiente para dar paso en el noreste de Manchester a la celebración del título inglés.

Ahora ve
Familiares de tripulantes de submarino argentino están sumidos en dolor y rabia
No te pierdas
×