El inversionista que ganará 30,000% por un caballo inesperado

Dave Dillon invirtió 5,000 dólares en un caballo que no era muy popular y ahora podría ganar millones
caballo dave dillon  caballo dave dillon
Autor: Piers Edwards
(Reuters) -

Con dueños que van desde antiguos presidentes de Estados Unidos hasta el gobernante de Dubai, el jeque Mohammed bin Rashid al Mankhtoum y la reina de Inglaterra, las carreras de caballos son conocidas como el ‘Rey de los Deportes’ por buenas razones.

Si vas a jugar, probablemente necesitarás fondos casi ilimitados.

Sin embargo, ocasionalmente, un pariente pobre logra colarse a la fiesta de vez en cuando.

Toma a Dave Dillon, quien trabaja como controlador de hoteles en Chicago, Estados Unidos; y quien está absolutamente convencido de una cosa.

"No tengo reparos por ser el hombre vivo más afortunado”, dijo después de segundos de hablar con CNN.

Es una gran declaración que solo parece más fantasiosa cuando te enteras de que a Dillon, de 59 años, se le concedió un permiso de ausencia médica a largo plazo después de la cirguía para tratar el cáncer de próstata.

Al comprar acciones de entre 25 y 30 caballos con el paso de los años, muchos de los cuales sufrieron un caso de ‘ir lento’; como lo dice riéndose, Dillon hizo una transacción de 5,000 dólares que cambiaría su vida.

Cinco años y 700,000 dólares después, la expectativa es que hay mucho más por venir.

Porque cuando Dillon escogió comprar el 5% de un caballo que nadie quería en una subasta justo semanas antes, compró a un caballo de un año que no solo ganaría la carrera más famosa en Estados Unidos; el Derby de Kentucky, sino también la carrera más rica del mundo; el Mundial de Dubai de 10 millones de dólares.

"Cuando Animal Kingdom fue vendido en 2009, nadie apostaba por él así que lo trajeron de regreso y lo volvieron a sindicar. Team Valor; la alianza que era dueña de Animal Kingdom, lo sindicó por 100,000 dólares y yo compré el 5%”, añade Dillon.

"En la pista de carreras, ganó 8.8 millones de dólares”.

Las cifras son tan extraordinarias como la carrera suprema de Animal Kingdom, que brilló tanto que Dillon podría recibir otro millón de dólares en cuotas de caballeriza.

A finales de 2012, el 75% de Animal Kingdom fue vendido a una caballeriza australiana llamada Arrowfield, que fue seleccionada por su récord probado de pista y debido a que el contrato permitía que los inversionistas del caballo permanecieran involucrados.

Tres meses después, el caballo campeón ganó el Mundial de Dubai; con el éxito provocando rápidamente que el jeque Mohammed, cuya entrada fue vencida por Animal Kingdom, subiera a bordo.

Su granja de caballos de Estados Unidos, Darley, compró una participación del 29% de Animal Kingdom, con Arrowfield teniendo un 51%, dejando a Team Valor con el 20% restante.

Las cifras son importantes porque aunque Dillon ahora solo tiene el 1% de Animal Kingdom, esa participación pequeña todavía debe ser suficiente para asegurar un retiro consentido.

"No hay forma de que puedas explicar cuán surreal toda esta aventura ha sido, porque todavía no hemos hecho el dinero de verdad”, dijo.

"Su cuota en Australia es de 35,000 dólares y recientemente fue apareado con aproximadamente 100 yeguas allí.

"Al final de la temporada en el hemisferio sur, fue enviado a Kentucky y actualmente está en medio de su primera temporada allí.

"Su cuota estadounidense es de 35,000 dólares y parece que su temporada en Kentucky lo llevará a cruzarse con 145 yeguas.

"Así que generará entre siete y nueve millones de dólares en cuotas si tiene éxito pero no sabrás eso hasta la primera carrera de cultivos. Después podría ser mejor o peor. Pero el hecho de que podría generar entre ocho y nueve millones de dólares en cuotas durante entre 10 y 15 años es la parte más sorprendente para mí”.

Lo que significa que Dillon podría tener una devolución en exceso de 30,000% por su inversión.

“Una de las reglas de la inversión es encontrar al hombre más inteligente en cualquier industria y hacer una fortuna de su fortaleza”, dijo Dillon, al explicar su decisión de invertir en Animal Kingdom.

"Este éxito se trata de Barry Irwin, el director de Team Valor, y me gusta pensar que lo único inteligente que hice fue hacer una fortuna de su fortaleza y seguir”.

Como con muchos caballos de carrera, la propiedad de Animal Kingdom fue compartida entre un sindicato o, como es más comúnmente conocido en Estados Unidos, una asociación.

La práctica permite que varios inversionistas sean dueños de una parte del caballo por un precio asequible, uno que les permite sentirse como dueños cuando asisten al día de la carrera.

Los costos pueden variar mucho; desde tan poco como 140 dólares en Reino Unido para formar parte de un sindicato de más o menos 100 inversionistas hasta cuotas mucho más grandes que comienzan con una inversión mínima de 42,000 dólares.

"Hay varias formas en las que las personas entran a las carreras, y los sindicatos son una buena forma de medir las aguas”, dijo a CNN, James Bethell, quien dirige el pequeño sindicato Clarendon Thorouhbred Racing en el norte de Inglaterra.

"Los inversionistas no tienen que desembolsar mucho, y pronto reciben una sensación de si quieren seguir adelante”.

Dillon dice que su buena fortuna fue invertir con Team Valor pero es modesto, porque buscó intensamente antes de apostarle a un hombre que también conocía sobre saltos de fe.

En 1969, el director de Team Valor, Irwin, dejó una carrera en la escritura de ficción para trabajar como periodista y conductor de carreras de caballos; un papel que explotó al máximo.

“Enloquecía a muchas personas famosas, haciéndoles preguntas”, dice en el sitio web de Team Valor. “Pero había cosas que quería saber y estaba en un lugar perfecto para molestar a los grandes de las carreras para obtener respuestas”.

Después de nueve años, utilizó su conocimiento adquirido para convertirse en un agente de raza antes de cambiar a operar un establo de caballos sindicados en 1987.

Como resultado de hacer frente a la sabiduría convencional con más fuerza, la recompensa de Irwin ha sido un exceso de trofeos brillantes.

"Lo que me separa de otras personas es que solo me importa cómo se ven y se mueven los caballos; es decir, el estudio de su atletismo y cuerpo”, dijo a CNN.

"La mayoría de las personas se quedan con el pedigrí pero cuando comencé, no tenía tanto dinero, es por eso que adoptamos nuestra estrategia”.

Así que Irwin relegó la importancia del linaje de un caballo (pedigrí) debajo del talento, atletismo, solidez y temperamento, y los resultados fueron espectaculares.

Los caballos de Team Valor ganaron al menos 25 carreras Grade 1 en todo el mundo, pero Iwrin siente que Animal Kingdom define su enfoque.

"Tuvo semental brasileño, al que nadie le importaba antes, y una yegua alemana. Fui y compré ambos, hice el apareo y cría, y afortunadamente funcionó”, dijo.

"Cuando compro un caballo, busco un estilo particular que será efectivo. Y te diré algo en lo que no me adentraré; las carreras estadounidenses no se tratan de clase, sino de estilo de competencia y velocidad”.

A pesar de las ganancias que ha hecho en gran parte por ignorar el pedigrí, Irwin dice que no ve a alguien copiando su enfoque.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Así que es irónico que la política contraria de Team Valor sea recompensada mientras los aspirantes a ganadores de Grade 1 se forman para pagar una pequeña fortuna por un potro de Animal Kingdom.

Todo con la esperanza de compartir los recintos de anillos y ganadores con algunas de las personas más poderosas del mundo; un santo grial con el que Dillon todavía está completamente sorprendido de ser parte.

Ahora ve
La NFL mantiene sin cambios su política sobre el himno nacional
No te pierdas
×