El Tri en los Mundiales, un invitado constante pero sin mucho brillo

Aunque México está presente en las Copas del Mundo desde Uruguay 1930, sus participaciones han sido débiles destellos
luis hernandez mundial francia 1998  francia
| Otra fuente: CNNMéxico

Cuando el balón ruede en la cancha del estadio de Natal el próximo viernes, será un nuevo duelo mundialista más para la Selección Mexicana, un invitado frecuente en los más de 80 años de esta competencia internacional. 

Brasil 2014 será el Mundial número 15 para el Tri quien ha estado presente desde la primera Copa del Mundo en Uruguay 1930, con solo cinco ausencias: Italia 1934, Francia 1938, Alemania 1974, España 1982, Italia 1990.

Pero pese a ser una cara conocida en los Mundiales, son pocas las participaciones destacadas que el tricolor ha tenido. En su debut en tierras charrúas como país invitado, México perdió sus dos encuentros con una goleada ante Francia, Chile y Argentina. El Tri anotó cuatro goles en aquella ocasión, siendo Juan Carreño el primer mexicano en anotar en un Mundial en la derrota de 4-1 frente a los galos.

En Italia 1934 se quedó sin Mundial al caer ante Estados Unidos en un duelo de repechaje, y cuatro años después, se negó a jugar en Francia, en apoyo a la protesta de Argentina por no cumplirse el acuerdo de que albergaría la Copa del Mundo.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, la celebración de la gran fiesta del futbol se reanudó en Brasil 1950 y con ella el regreso de la selección mexicana, aunque no cambió nada su sequía de victorias en la fase de grupos, sumando incluso una goleada frente a los locales en el mítico estadio Maracaná.

México estuvo cerca de llevarse un empate en Suiza 1954 en el duelo ante Francia en el que el abuelo de Javier Hernández, Tomás Balcázar, puso el segundo tanto con el que el Tri se acercaba en el marcador en la recta final, pero inmediatamente los franceses sentenciaron el encuentro. 

Fue hasta Suecia 1958 que el cuadro mexicano logró su primer punto mundialista al igualar 1-1 con Gales, y en Chile 1962 probó las mieles de la victoria con un 3-1 frente a Checoslovaquia, pero las siguientes derrotas ante Brasil y España lo eliminaron de la justa. 

El panorama tricolor comenzaba a mejorar en Inglaterra 1966 al rescatar dos empates con Uruguay y Francia —en el que Enrique Borja hizo el único gol mexicano— y sólo una caída con los locales que le costó su continuidad.  

El gigante de la Concacaf se hace presente

Con la Copa del Mundo en casa en 1970, México aprovechó para dar una gran actuación y lograr pasar a la segunda ronda con dos triunfos ante Bélgica y El Salvador, y un empate a cero con la Unión Soviética, pero en cuartos de final Italia lo eliminó con una goleada de 4-1 en La Bombonera de Toluca. La azzurra terminó subcampeona en ese Mundial.

La racha de participaciones mundialistas de México se detuvo en Alemania 1974 con una terrible eliminatoria en Haití donde una derrota de 4-0 con Trinidad y Tobago lo dejó herido de muerte para quedar en el tercer lugar de una eliminatoria que lideraron los haitianos.

México regresó para Argentina 1978 pero para tener un retroceso en sus participaciones en Copas del Mundo al caer sus tres encuentros, incluyendo un 3-1 ante Túnez.

La historia de Haití se repitió para la eliminatoria rumbo a España 1982 celebrada en Honduras, donde no bastó que los lugares para la Concacaf aumentaran a dos para que México se quedara con las manos vacías al sumar sólo un triunfo y quedar en el tercer puesto.

Un giro en la decisión sobre la sede del Mundial en 1986 le dio a México la oportunidad de regresar a la fiesta del futbol como anfitrión con una nueva generación de jugadores dirigidos por el serbio Bora Milutinovic. El Tri amarró el primer lugar de grupo para avanzar a los octavos de final donde derrotó a Bulgaria y lograr por segunda vez en su historia llegar al quinto partido.

Sin embargo, los alemanes se encargaron de matar el sueño mexicano desde los once pasos luego de empatar 0-0 en tiempo reglamentario. Manuel Negrete fue el único que anotó en la serie de penales mientras los teutones atinaron todas. Alemania fue subcampeón en aquel Mundial.

Desde ese juego, México no ha vuelto a clasificar a cuartos de final. En 1990 quedó descalificado de la competición por violar el reglamento del FIFA al alinear jugadores que sobrepasaban el máximo de edad en el Mundial juvenil de 1989, y en Estados Unidos 1994 amarró los octavos de final donde Bulgaria se vengó… nuevamente desde el manchón penal.

Los desilusionantes octavos 

A partir de Francia 1998 el cuadro tricolor no ha faltado a una justa mundialista con más triunfos que derrotas. En aquella edición le robó un empate a Holanda y a Bélgica, más un triunfo sobre Corea del Sur, pero en octavos de final las esperanzas que despertó el gol de Luis Hernández al poner arriba a México en el marcador, se desvanecieron con los tantos de los alemanes Jüergen Klinsmann y Oliver Bierhoff.

En Corea-Japón 2002, tras recuperarse de una eliminatoria desastrosa, México cumplió sus compromisos en la primera ronda con victorias sobre Ecuador y Croacia, y un empate con Italia que lo dejó como líder de grupo.

Su rival en la segunda ronda sería un viejo conocido de zona, Estados Unidos, con el que las estadísticas parecían indicar que el encuentro sería un simple trámite para el tricolor para llegar al quinto juego; pero el cuadro de las barras y las estrellas sorprendió y golpeó el orgullo de los mexicanos con un 2-0.

Los octavos de final se han convertido en una dura barrera para el equipo tricolor. En Alemania 2006, Portugal fue el fuerte del Mundial que el Tri enfrentó, y pese al descalabro ante los lusitanos, se coló a la siguiente ronda contra Argentina que lo dejó fuera un gran gol de Maxi Rodríguez en tiempo extra que marcó el 2-1 final.

Para el Mundial Sudáfrica 2010, México logró levantar un mal inicio de eliminatoria. Como lo había hecho en 2002, Javier Aguirre llevó nuevamente al Tri de última hora al Mundial y en la fase de grupos apenas sumó un triunfo sobre Francia, un empate con los locales y una derrota con Uruguay. Pero el mal momento de los galos permitió a los mexicanos al menos aspirar al segundo lugar del sector.

En aquel Mundial, Argentina se consagró como el verdugo mexicano al eliminarlo de nueva cuenta en octavos de final, ahora con un humillante 3-1, y así mantener la sequía de más de 20 años sin llegar al quinto juego para México.

Aspiraciones 'ambiciosas'

La Selección Mexicana puso dramatismo para conseguir su pase al Mundial de Brasil 2014 donde por unos segundos estuvo fuera, sino fuera por el triunfo de último minuto de Estados Unidos sobre Panamá para que México asegurara el repechaje.

Con cuatro técnicos en menos de un mes, al final Miguel Herrera tomó de emergencia las riendas del Tri en octubre pasado para regresar con el boleto mundialista en la serie de repesca ante Nueva Zelandia con un equipo conformado en su mayoría por jugadores del América y del León.

Aunque el tan anhelado quinto partido no se ha conseguido en los últimos 28 años, El Piojo Herrera ha asegurado que ese no será el objetivo principal del Tri, sino que a un Mundial se va con la idea de llegar más allá.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Me parece que el quinto partido para arrancar un mundial se me hace poco, nosotros vamos con la aspiración de llegar a la final, sabemos que es difícil”, dijo el director técnico de la selección.

México fue sorteado en el grupo A junto a Brasil, Croacia y Camerún. Será con el cuadro africano con el que el tricolor debute en esta nueva aventura mundialista, pese a las dudas que ha generado su futuro.

Ahora ve
Cuba refrenda su apoyo a Corea del Norte y apuesta por el diálogo con EU
No te pierdas
×