Luis Suárez podrá entrenar y ser traspasado pese a castigo, dice FIFA

La Comisión Disciplinaria de la FIFA considera 'desproporcionado' limitar al jugador de sus derechos a entrenar y a ser fichado en otro club
Luis Suárez Uruguay Brasil  Luis Suárez Uruguay Brasil
| Otra fuente: CNNMéxico

Aunque Luis Suárez fue suspendido cuatro meses por la mordida que le dio al italiano Giorgio Chiellini en el Mundial de Brasil 2014, el delantero uruguayo puede seguir entrenándose y ser traspasado, confirmó la Comisión de Disciplina de la FIFA.

El presidente de la comisión, Claudio Sulser, consideró "desproporcionado" limitar de esos derechos al delantero, cuyo caso sigue abierto al haber un recurso, según indicó este jueves el directivo. 

Sulser aseguró que fue él quien impulsó la apertura de un expediente sancionador contra el jugador uruguayo y que, si se tomó una decisión tan rápido, fue porque era "urgente" ya que Uruguay jugaba un día después el encuentro de los octavos de final ante Colombia.

Además de la suspensión de cuatro meses en los que no podrá realizar actividades relacionadas con el futbol, el jugador del Liverpool no podrá entrar a ningún estadio en donde juegue Uruguay hasta que termine el periodo de su suspensión.

La FIFA también penalizó con 100,000 francos (poco más de 1 millón 455,000 pesos) al delantero uruguayo, actual goleador de su selección y la máxima figura del equipo que enfrentará a Colombia este sábado en octavos de final.

Luis Suárez publicó en su cuenta de Twitter una disculpa a Chiellini por "los efectos físicos" que el defensa de la azzurra sufrió con el mordisco que le dio cuando disputaban un balón en el área y aseguró que "nunca volverá a ocurrir un incidente como este con mi intervención".

Chiellini respondió que "todo está olvidado" y añadió que espera que el castigo que le impuso la FIFA pueda ser reducido.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

No es la primera vez que el uruguayo está involucrado en un caso de mordeduras en la cancha. En 2010 fue suspendido siete juegos en la liga holandesa tras morder al futbolista Otman Bakkal en un duelo contra el PSV Eindhoven, algo que se repitió tres años después ya como jugador del Liverpool con 10 juegos de castigo por agredir con los dientes al jugador del Chelsea, Branislav Ivanovic.

Con información de EFE

Ahora ve
Shakira asegura que está viviendo el momento más difícil de su carrera
No te pierdas
×