Alemania, un campeón mundial con la esencia de Baviera

El equipo que conquistó Brasil 2014 tuvo como columna vertebral al Bayern Múnich, el principal exponente del 'boom' alemán en el futbol
| Otra fuente: CNNMéxico

La fiesta por el campeonato mundial obtenido por Alemania en Brasil 2014 no pudo ser más explosiva que en la ciudad de Múnich, donde uno de sus equipos símbolos, el Bayern, puso gran parte de los héroes que regresaron la gloria a la Mannschaft.  

Los rostros de Manuel Neuer, Philipp Lahm, Thomas Muller, Jerome Boateng, Bastian Schweinsteiger, Toni Kroos y hasta del autor del gol de triunfo, Mario Götze, fueron omnipresentes en publicidad igual de ropa deportiva que de campañas de asistencia pública, y sus nombres aparecieron en camisetas en cualquier rincón.

En el Olympiastadion, donde se agotaron las entradas para ver el juego en pantalla gigante, los casi 33,000 asistentes siguieron de cerca a sus jugadores en la final ante Argentina este domingo.

Protestaron al unísono contra el golpe de Sergio Agüero a Schwainsteiger, gritaron con las llegadas de Müller y aplaudieron las oportunas intervenciones de Neuer. Cuando el gol de Götze llegó, fue la locura.

Miles de jóvenes que no habían nacido cuando Alemania ganó su último título en 1990 desbordaron las calles de la capital bávara tras el silbatazo que marcó el primer título de la Alemania unificada tras la caída del muro de Berlín. La celebración se concentró en la emblemática avenida Leopolstrasse e incluyó pantalones de cuero, vestidos tradicionales, salchichas y claro, mucha cerveza.

“Normalmente apoyo al Bayern, pero hoy eso no importa”, dijo Max Kleinman, un aficionado de 22 años, al cuestionarle si celebraba  a sus jugadores. “Todo el equipo lo hizo bien, todos son héroes”.

Si la selección española que levantó la copa del mundo en Sudáfrica 2010 tenía al Barcelona FC como su inspiración y su conjunto base, algo muy parecido se puede decir del equipo alemán con el actual campeón de la Bundesliga.

Desde las eliminatorias mundialistas hasta el momento en el que Mario Götze rompió la red albiceleste en el Maracaná, la maquinaria futbolística alemana funcionó con engranajes traídos del club bávaro.

Si bien es cierto que Joachim Löw también echó mano de otros clubes alemanes para confirmar su equipo —entre ellos cuatro jugadores del gran rival del Bayern, el Borussia Dortmund, y dos más del Schalke—, el Bayern tuvo un peso indiscutible en esta selección.

Solo en la final ante Argentina, la Mannschaft tuvo como titulares a seis jugadores del Bayern, más de la mitad del equipo. Pero no se trata solo de aritmética, cada uno de ellos tiene un valor específico; sus nombres son sinónimos de confianza en sus respectivas posiciones.

Schweinsteiger dejó la cancha convertido en un espartano, luego de arengar a su equipo a continuar tras recibir un puñetazo que le sangró el pómulo. Boateng encabezó la campaña para anular a Lionel Messi. Lahm, el capitán, fue el encargado de ordenar el medio campo. Neuer terminó con el Guante de Oro al mejor guardameta del torneo.

El mismo Super Mario Götze, que entró de cambio al final del tiempo regular y definió el encuentro minutos después, formó parte del protagonismo bávaro en la selección a pesar de no haber sido titular.

“La decisión correcta”

La construcción de una selección alemana basada en el Bayern fue “la decisión correcta”, aseguró el viernes pasado Franz Beckenbauer, el último director técnico en llevar a Alemania a un campeonato del mundo y actualmente presidente honorario del FC Bayern.

“Estoy absolutamente seguro de eso. Fue la decisión correcta de Jogi confiar en un grupo de jugadores del Bayern antes y durante esta Copa del Mundo”, dijo El Káiser en una entrevista para la Federación Alemana de Futbol.

Karl-Heinz Rummenigge, otro exinternacional alemán y antiguo delantero del Bayern, elogió la elección de Jogi Löw a mediados del año pasado, cuando Bayern y Borussia disputaban la final de la Liga de Campeones de Europa.

“Cuando el Borussia y el Bayern llenan la final de la Liga de Campeones con seleccionados alemanes, es una prueba de que también es probable un título con el equipo nacional”, dijo Rummenigge, encargado ahora de gestionar el patrimonio económico del Bayern.

Después de un bicampeonato en la Budesliga y de reconquistar la Liga de Campeones en 2013, el Bayern es el equipo que mejor representa el éxito del futbol alemán tras el trabajo hecho desde las bases durante la última década. Pero el affaire del club con los títulos y su estatus como el más premiado de Alemania (suma 24 títulos de liga) lo tiene ganado desde hace mucho tiempo.

En 1974, cuando la República Federal Alemana ganó su segunda Copa del Mundo, la calidad del equipo fue atribuida por analistas a las aportaciones del Bayern, que incluían entre otros al entonces capitán Beckenbauer.

Además del Káiser y Rummenigge, en el club se han forjado también otros íconos del futbol alemán como Lothar Matthaus, Oliver Kahn y Michael Ballack.

Ahora ve
Trump vuelve a defenderse por disturbios en Charlottesville atacando a la prensa
No te pierdas
×