La DEA investiga el supuesto uso de tranquilizantes ilegales en la NFL

La agencia antidrogas investiga las acusaciones de que supuestamente varios jugadores consumieron drogas prescritas para mantenerse activos
Autor: Susan Candiotti
(Reuters) -

La Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) inició una investigación luego de las acusaciones de que supuestamente varios jugadores de la NFL consumieron poderosos tranquilizantes ilegales, entre otras drogas prescritas, para mantenerse activos, informó una fuente que sabe de la investigación.

La DEA está inspeccionando los registros pertenecientes a los medicamentos que se entregaron a los jugadores de parte de los entrenadores y doctores, añadió la fuente.

Estos registros incluirán visitas documentadas y exámenes médicos, diagnósticos y prescripciones autorizadas por escrito a los jugadores. La investigación se encuentra en “sus primeras etapas”.

La Administración no respondió este lunes a investigaciones específicas sobre la NFL.

La vocera de la agencia en Nueva York, Erin Mulvey, le dijo a CNN, “no podemos confirmar o negar la existencia de cualquier investigación”.

Dependiendo de lo que encuentren las autoridades, el caso podría convertirse en civil o criminal, y los doctores involucrados podrían ir a prisión si son condenados por delitos relacionados con drogas.

En parte, la investigación fue estimulada por una demanda colectiva presentada en mayo de 2013 en una corte federal, por nueve exjugadores de la NFL que representan a otros 1,300, quienes aseguran que la NFL “intencionalmente, irresponsablemente y de manera negligente, creó y mantuvo una cultura de mal uso de medicamentos, prefiriendo el negocio y las ganancias antes que la salud de los jugadores”, según se detalla en documentos de la corte.

La demanda de los jugadores acusa a entrenadores de la NFL de entregar pastillas sin receta y sin importarles las posibles reacciones peligrosas que pudieran causar al mezclarlas con otras drogas.

Los jugadores que presentaron la demanda colectiva incluye al exquaterback de los Osos de Chicago Jim McMahon quien, según la demanda, afirmó que se volvió adicto a los tranquilizantes, tomando tantos como 100 en un mes.

“Nuestros más de 1,300 clientes le dan la bienvenida a cualquier investigación gubernamental que se busque protegerlos de más daños”, dijo en un comunicado a CNN Steve Silverman, abogado de la parte que acusa a la NFL.

En mayo pasado, la NFL declinó hacer comentarios sobre la demanda a CNN.

No está claro en este momento si se han girado o preparado citatorios durante esta fase de la investigación.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

La historia fue reportada originalmente por el New York Daily News

 

Ahora ve
EU se dice decepcionado por la resistencia al cambio de Canadá y México
No te pierdas
×