Parejas de los futbolistas: el negocio de la perfección

Las novias y esposas de los mayores jugadores enfrentan una gran presión para alcanzar la "perfección"
Autor: Sheena McKenzie
(Reuters) -

Físicos llamativos, ingresos multimillonarios, estatus de celebridad, y esas son solo las mujeres.

Cuando sales con uno de los mayores futbolistas del planeta, la presión para ser “perfecta” es enorme.

En la respuesta a Hollywood del futbol, el escrutinio mediático de los jugadores élite es enorme. Y los paparazzi están igual de hambrientos por imágenes de sus esposas y novias, denominadas “WAGs” por los tabloides británicos.

Los lentes son enfocados con más ferocidad durante el Mundial, como Nancy Dell’Olio, la expareja de Sven-Goran Eriksson, exentrenador de Inglaterra, descubrió.

"Es bastante sexista y en muchos casos realmente no es justo, la forma en la que veían a las parejas”, dijo la glamurosa abogada italo-estadounidense de 52 años.

"Era bastante intrusivo, y era algo independiente de mi voluntad”, añadió Dell’Olio, quien durante casi una década vio a su relación de alto perfil en las páginas frontales y traseras de la prensa.

"Pero cuando estás junto a una personalidad tan importante en el futbol te absorben en ese papel”.

Como con todos los grupos sociales, había una jerarquía WAG.

“Existe una diferencia entre si eres la pareja del entrenador o la pareja de un futbolista”, dice Dell’Olio entre sorbos de té de jengibre, en el Club de miembros exclusivos del Ivy en Londres.

"Siempre fue ‘Nancy Dell’Olio más cualquier otra de las mujeres a las que podrías llamar WAG’”, añade con una ceja levantada. “Así que en esta forma fui bastante distintiva, nunca fui parte de ese mundo”.

Tiene el estilo

Es un mundo de mujeres brillantes con hábitos de compra tan costosos como sus cuerpos, si crees en los estereotipos esparcidos en las revistas de celebridades.

En la realidad, las parejas enfrentan presiones enormes para estar a la altura de los ideales de belleza al estilo Barbie.

"Nadie quiere ser una WAG fea”, dice la autora y columnista de diario The Secret WAG, esposa de un jugador de Inglaterra que ha mantenido en el misterio su identidad, mientras revela los funcionamientos internos de su estilo de vida lujoso.

"Nos ponen bajo mucha presión para que nos veamos lo más perfectas posible. Todas tratamos de ser la más delgada, la más bella, la que tiene mejor cabello”.

El impulso implacable por la perfección viene del temor a “ser cambiada por un modelo más nuevo” cuando la tentación llama, dice.

“En su mayoría son nuestras propias inseguridades personales, porque sabes que los futbolistas no tienen grandes reputaciones. Hay tantas historias sobre relaciones íntimas en los diarios, y todas vivimos con miedo de que eso nos ocurra a nosotras.

"Hoy en día los futbolistas no solo son hombres que patean un balón. Son celebridades. Salen con supermodelos, actrices.

"Para nosotras, las chicas normales que no tienen carreras en el ojo público, es una gran presión para estar a la altura”.

Pareja poderosa

Eso no quiere decir que las parejas de los futbolistas simplemente sean accesorios bonitos; en algunos casos, incluso son más famosas que sus novios futbolistas.

Victoria Beckham y Shakira no necesitan depender de sus parejas David Beckham y Gerard Piqué para sus propias carreras musicales exitosas.

Aunque les ayuda.

"El libro de Coleen Rooney vendió más copias que el de su esposo Wayne”, dijo Alison Kervin, editora deportiva del diario británico Mail on Sunday, y autora de WAGs at the World Cup.

"Es un fenómeno realmente interesante para pensar, porque solo es famosa porque sale con un futbolista inglés exitoso”.

¿Una historia de Cenicienta?

Con los mejores jugadores ganando más de 70 millones de dólares al año, salir con uno puede ser un boleto instantáneo a la fama y la fortuna.

“Un futbolista podría llevarte de un mundo en el que vives con una existencia básica en la vivienda social, a vivir en una mansión multimillonaria y viajar por el mundo”, dice Kervin.

"Tiene una cualidad de Cenicienta, y creo que eso es lo que encontramos tan atractivo”.

Debido a que ya era una exitosa abogada de propiedades en Italia en el momento en el que conoció a Eriksson, Dell’Olio difícilmente tiene un relato de Cenicienta.

Pero desde que salió con el sueco, se convirtió en una celebridad británica con su propio derecho, al conducir el programa de televisión Footballers Cribs, aparecer en Strictly Come Dancing y al presentarse próximamente en su propio espectáculo stand-up en el Festival Fringe de Edimburgo.

Admite que la relación “probablemente la ayudó” a aumentar su perfil público.

"Pero no es lo único”, dice la inmaculada emprendedora con un traje de dos piezas con una falda limón, y su cabello negro suelto.

En cuanto a la sugerencia de que las mujeres buscan a los futbolistas como un movimiento en su carrera, los ojos de Dell’Olio se abren con horror.

"Encuentro ridícula esta opinión”, dice altivamente, con sus aretes tintineando.

"Y es negativa, porque probablemente hay muchos celos involucrados. Pero es un poco estúpida, si no te importa que lo diga.

"Por supuesto que se trata solo de amor. Cada pareja junta, debe de ser amor”.

Da y recibe

Salir con un futbolista no es una relación para los pusilánimes, con mujeres comprometidas con los clubes tanto como sus hombres.

Si eso significa abstenerse en la recámara antes de los grandes partidos, entonces que así sea. “Es realmente injusto”, dice The Secret WAG.

“Toda mi vida ha sido seguir a mi esposo, tienes que levantarte y dejar cosas infinidad de veces cuando se cambia de club.

"Pasé muchos años estudiando y nunca he estado en una situación en la que pueda poner todos esos años en un buen uso.

"Siento como si viviera constantemente a la sombra de mi esposo, y tomó muchos ajustes aceptar eso”.

¿Fenómeno británico?

En ningún lugar es tan intensa la atención en las vidas privadas de un futbolista como en Reino Unido; “este es el país de los chismes”, dice Dell’Olio.

La palabra “WAG” fue ideada por los tabloides británicos durante el Mundial de 2006, y desde ese entonces logró entrar al Diccionario Oxford.

En ese momento, casi cada espacio de una columna estaba dedicado a las compras de Victoria Beckham y Cheryl Cole, debido a la deslucida actuación de Inglaterra en Alemania hace ocho años.

"Creo que era una mezcla de que a Inglaterra no le iba particularmente bien, así que no había mucho que reportar, y las chicas salían de fiesta”, dice Kervin.

"Puedes ser muy crítico con estas mujeres y puedes analizar qué le ocurrió al feminismo, pero la conclusión es que parecen pasar un muy buen rato”.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Tan glamurosas como puedan parecer estas mujeres, a final de cuentas son solo “personas normales que intentan ser las mejores madres y esposas posibles”, dice The Secret WAG.

Personas normales, solo que, con vidas excepcionales.

Ahora ve
Cinco inversiones que puedes hacer en lugar de comprar el iPhoneX
No te pierdas
×