Alimentando a la F1: los chefs que mantienen la dieta en el automovilismo

Estos cocineros estrella se encargan de dar lo mejor al equipo de pilotos e invitados VIP de la máxima categoría
Vettel  Vettel
Sarah Holt
Autor: Sarah Holt
(Reuters) -

Es muy temprano en la mañana de un fin de semana de Gran Premio, pero las cocinas de la Fórmula Uno ya tienen actividad.

Dentro de la cocina en la azotea del Red Bull Racing, cuatro chefs cortan, revuelven y mueven sartenes a un ritmo perfecto.

"Normalmente estoy en la pista entre las 06:00 y 23:00 horas en los días más ocupados del fin de semana de carreras”, dice a CNN el chef ejecutivo del equipo, Sandro Gamsjager, mientras mira entre el vapor.

En la sede de Williams, los chefs del equipo británico toman un descanso después de servir su popular desayuno inglés.

Un desayuno tradicional de tocino frito, huevos y todos los adornos es servido a los medios británicos antes de cada sesión de práctica los viernes.

El extenso circo ambulante del automovilismo probablemente estará hambriento en Hungría, que organiza la ronda 11 del campeonato el próximo domingo.

“En un fin de semana pasamos por más de 500 huevos, 15 kilogramos de mantequilla y 10 litros de aceite de oliva”, dice a CNN el chef Adam Dixon mientras hace las cuentas.

Las carreras de la F1 también son en el estómago pero, como la mayoría de las cosas en la división elite del automovilismo, alimentar el deporte es complicado.

Los chefs pasan los platillos mientras sirven a tres niveles de bocas hambrientas; los pilotos, los equipos y los invitados VIP.

"Hay niveles diferentes de servicio: los pilotos; abajo está el buffet para el equipo; y en el primer piso es realmente de mucha calidad, un restaurante a la carta”, añade Gamsjager, quien también evalúa el menú del equipo hermano de Red Bull, Toro Rosso.

Los primeros en ser servidos son los pilotos, quienes como atletas comen un menú más cuidadosamente controlado.

"Como todos tienen una dieta de proteína, carbohidratos y grasa saludables”, dice a CNN, Carlos Corell, el fisioterapeuta del reserva de Sauber, Giedo Van Der Garde. “La única diferencia es la proporción de cada cosa que necesitan comparada con alguien que se sienta en un escritorio todo el día.

"Las carreras son demandantes física y mentalmente así que necesitan más carbohidratos, por ejemplo.

"El físico de cada piloto, la pista y el clima hacen una diferencia para la cantidad de calorías quemadas durante una carrera pero, por ejemplo, en el Gran Premio Británico de 2013, Giedo quemó 1,175 calorías”.

Las necesidades alimentarias de los pilotos

Como muchas cosas en la F1, el tiempo lo es todo.

“Lo único importante para los alimentos de los pilotos es que se sirvan a tiempo”, dice Gamsjager, quien prepara la comida para el cuatro veces campeón del mundo, Sebastian Vettel, y Daniel Ricciardo de Red Bull.

"Tienen un plan estricto que obtenemos a mitad de la semana. Normalmente comen una y media hora antes de que suban al automóvil.

"Comen lo mismo cada semana; básicamente es pollo, vegetales y pasta. Sebastian y Daniel podrían comer carne roja los domingos después de la carrera”.

Dixon, quien cocina las comidas del piloto de Williams, Felipe Massa, revela: “Felipe es muy firme. Los viernes comerá ensalada de pollo con tomate y quizá un poco de mozzarella después de la primera práctica.

"Quizá comerá algo de pasta con salsa fresca de tomate después de la segunda práctica.

"Come lo mismo el sábado y después el domingo un poco de pasta, tomates, aceite de oliva y parmesano antes de la carrera. Come muy ligeramente cuando maneja pero come cuando siente que es momento”.

Del otro lado de la cocina de Williams, el chef Jon Smee crea el menú para Valtteri Bottas.

"Come lo mismo todos los días, que es arroz salvaje con vegetales y atún; pero le gusta picoso”, revela Smee. “También come una ensalada con vinagreta de chile.

"Valtteri dejó de comer pastelitos de avena; no los come ahora porque intenta mantenerse delgado”.

Quizá la dieta con chile del finlandés y la decisión de eliminar los pasteles lo ayudó a subir al podio dos veces en esta temporada para un equipo Williams que resurgió; pero no todos los pilotos son tan conscientes.

"Tenía a alguien cuya dieta era penne arrabiata y una barra de chocolate todos los días”, dijo Dixon mientras reía.

Máquina para adelgazar

No solo son los pilotos de la F1 los que comen alimentos saludables.

En un deporte intensamente competitivo, cada equipo busca ganar una ventaja competitiva de cualquier forma, y eso significa que su personal debe ser más delgado.

El personal de los pits que ahora puede cambiar los neumáticos en menos de tres segundos depende de regímenes de ejercicio y dietas cuidadosamente administradas.

"He hecho esto durante 16 o 17 años y cuando comencé por primera vez todos estaban allí para pasar un buen tiempo”, explica Dixon.

"Ahora hay un verdadero empeño para estar mejor físicamente y basar los alimentos en comidas saludables

"Buscamos cortes más magros de carne y pescado, no servimos comida frita y los vegetales son al vapor”.

Servir comida saludable es solo un prerrequisito de los chefs de la F1; la cantidad es igual de importante que la calidad.

"Cocinamos entre 2,000 y 2,500 comidas del miércoles al domingo”, calcula Gamsjager. “¿El ingrediente que más usamos? Bueno, comemos mucha pasta”.

El personal del equipo tiende a comer en la planta baja de donde están los automóviles; o si el automóvil necesita una prueba, un sándwich para llevar sacia los estómagos hambrientos.

La mesa principal

En la parte superior de donde están los automóviles de los equipos Red Bull, Mercedes, McLaren y Williams, las mesas principales de la F1 están reservadas para invitados VIP, incluidos dignatarios locales, celebridades, socios de negocios y patrocinadores.

Esta es una oportunidad para que los chefs demuestren sus proezas culinarias.

Los menús tientan el paladar con ternera, chalota y rábano confitado, pasteles de cangrejo con salsa vierge y parait de café helado.

"Este es mi bebé”, dice Gamsjager, examinando orgullosamente su restaurante Red Bull en la cima del lugar de los automóviles.

"Hacer un poco de cenas finas, amo esto, necesito esto.

"Amo hacer variaciones, hacer que las cosas viejas sean un poco más nuevas”, añade el austriaco, quien ganó premios en su país por sus capacidades en la cocina.

El único problema con las cenas buenas en 19 países es que a veces es difícil encontrar exactamente los ingredientes correctos.

"Si vas a Hungría e intentas encontrar microhierbas, se vuelve un poco más difícil”, explica Dixon con una sonrisa.

Gamsjager concuerda, citando a India como un lugar difícil para obtener alimentos saludables.

"Tienen una mentalidad diferente sobre esas cosas, pero todos los otros países tienen productos muy buenos”, dice.

"Para las carreras en el extranjero, siempre comienzo dos o tres meses antes, y les envío una lista para los ingredientes principales; lácteos, queso y cosas como estas, y después cuando llegamos busco donde puedo obtener carne y pescado frescos, y los compro para mí”.

Hombre Michelin

Con demandas de catering tan complejas, no es de extrañar que las cocinas de la F1 estén llenas con chefs altamente entrenados; Mercedes incluso tiene a un excompetidor de Masterchef de Reino Unido entre sus filas.

Los chefs insisten en que no hay rivalidad entre ellos; aunque la mayoría dice que sirven la mejor comida.

Pero, sin duda, en la cima de la mesa está un equipo que tiene a un chef con dos estrellas Michelin.

Quizá acordemente, el sistema de rating de los restaurantes fue creado por una empresa que fue uno de los proveedores de neumáticos de la F1 hasta el final de 2006.

Michael Caines, quien ganó sus prestigiosas estrellas en Gidleigh Park en Devon, trabaja en asociación con el equipo Williams desde 2011.

Pero, ¿Massa y Bottas reciben comida de calidad Michelin en el trayecto?

“Las estrellas Michelin premian la calidad de la comida y el trabajo que haces pero no podemos pretender llevar eso a un restaurante emergente; y a final de cuentas eso es (el lugar de Williams)”, dice a CNN, Caines, un aficionado de la F1 de toda la vida.

"Lo que intentamos hacer es llevar cocina inspiradora a la F1 con la calidad del sabor, servicio, ingredientes y presentación”.

Sin embargo, todos los chefs concuerdan en que el ingrediente más importante en lo que se refiere a impulsar el circuito global de la F1 es el sabor del hogar.

"Intentamos hacer que todos se sientan en casa”, dice Gamsjager. “Cuando vemos el automóvil andar y luego el equipo viene y come buena comida, creo que eso ayuda”.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Dixon concuerda: “Cuando pasas mucho tiempo lejos de tu hogar, viajando, el equipo realmente nos busca para ofrecer comida cocinada en casa.

“Hay algo especial en este trabajo. No solo eres un chef”.

Ahora ve
Opositores electos en Venezuela descartan someterse a Constituyente
No te pierdas
×