Desde 1997, el abierto de EU no tenía una final fuera del top 10 de la ATP

La final entre Kei Nishikori y Marin Cilic arruina los planes de quienes apostaban por una final con dos de las 'vacas sagradas' del tenis
tenis
cilic nishikori us open tenis  tenis
/
(Reuters) -

El Abierto de Estados Unidos tendrá nuevamente entre sus finalistas a dos advenedizos sembrados fuera del top 10 del ATP después de 17 años, con la sorpresiva eliminación de sus "vacas sagradas" en manos del japonés Kei Nishikori y el croata Marin Cilic.

El samurai Nishikori, décimo preclasificado, y el artillero Cilic (número 14) no creyeron en el fino pedigrí de sus respectivos rivales y eliminaron el viernes en semifinales al número uno mundial Novak Djokovic y al pentacampeón del Abierto estadounidense Roger Federer, para disputar este lunes la final del Grand Slam.

Desde que el ruso Marat Safin y el australiano Lleytoh Hewitt disputaron el título del Abierto de Australia de 2005, al menos uno de los cuatro grandes —Federer, Rafael Nadal, Djokovic y Andy Murray habían estado presente en una final de Gran Slam.

"Grande para Croacia, grande para Japón"

Para muchos, una final de un Abierto de EU sin Federer, Djokovic, Murray o Nadal —que no pudo defender su título por estar lesionado— es como un arroz con pollo, pero sin pollo.

En cambio, habrá sushi y chucrut (comida típica croata) en abundancia, aunque no sea muy del agrado de los mandamases del tenis mundial, preocupados por el impacto que tendrá en las taquillas y los ratings televisivos esta final atípica.

Los descabezados Djokovic y Federer enfocaron el asunto con más diplomacia, y consideraron bueno para el tenis la irrupción de caras frescas en el firmamento de la ATP.

"Esto es grandioso para Japón. Es un país enorme, de 200 millones de personas. Es un gran empuje para el tenis, jugar la final de un Gran Slam, por el título, es algo diferente", sostuvo Djokovic.

"Es excitante para el deporte tener caras diferentes. Es refrescante. Es grande para Croacia, grande para Japón", sostuvo Federer, segundo sembrado que vio esfumado su sueño de conseguir una sexta corona del Abierto de EU.

Es la primera vez, desde 1997, que dos "advenedizos" sembrados más abajo del número 10 llegan a la disputa del título.

La ultima final de un Abierto de EU entre jugadores sembrados por debajo del número 10 fue en 1997, cuando el australiano Patrick Rafter, rankeado en el número 13, venció al británico Greg Rusedski, que no tenía preclasificación.

Dos hombres con una misión

Hace unos meses, Nishikori y Cilic ni siquiera sabían si iban a jugar el Abierto de EU.

El japonés venía sufriendo de una recurrente ampolla en su pie derecho, aparecida después de una operación para extirpar un quiste a principio de año. De hecho, en este torneo ha tomado varios tiempos médicos para tratarse la lesión.

Cilic, de 25 años, se perdió el Abierto neoyorquino de 2013 para cumplir una sanción por dopaje tras dar positivo por un estimulante prohibido, contenido en un suplemento vitamínico.

Ahora están en la final de Flushing Meadows y ni ellos se lo creen aún.

"A cada rato me pellizco. Es una gran recompensa por todo lo que he pasado", confesó Cilic.

"Todavía no me lo creo. Mi entrenador Chang me dice que de vuelta a la página y ponga los pies en la tierra", indicó Nishikori, quien ha eliminado en este Abierto de EU a dos de los campeones de Gran Slam de este año: Djokovic, monarca de Wimbledon, y Wawrinka, vencedor del Abierto de Australia.

En su mano a mano contra Cilic va delante 5-2, ganando los últimos tres partidos seguidos, dos de ellos este año, en Barcelona, donde ganó el título, y en Brisbane.

Empero, en los Abiertos de EU dividen honores, con el japonés triunfando en segunda ronda de 2010 y Cilic en tercera de 2012.

Ahora ve
Estas son las últimas campanadas del emblemático Big Ben
No te pierdas
×