Llegó el día definitivo: Oscar Pistorius ¿es culpable o inocente?

Este jueves, la justicia de Sudáfrica dictaminará la situación legal de atleta, un año y medio después de disparar a su novia y matarla
Oscar Pistorius será, ¿culpable o inocente?
Richard Allen Greene
Autor: Richard Allen Greene
(Reuters) -

Más de un año y medio después de que Oscar Pistorius disparara y matara a su novia, Reeva Steenkamp, en su casa en medio de una noche oscura de febrero, el juicio por asesinato del famoso corredor se encamina a la meta.

La juez Thokozile Masipa está lista para dar el veredicto del caso este jueves, con posibilidades que van desde una sentencia de toda la vida hasta dejar que Pistorius; quien es apodado Blade Runner por los dispositivos prostéticos en sus piernas, salga de la corte como un hombre libre.

Hay una pregunta sencilla en el centro del caso: ¿Pistorius sabía o sospechaba que su novia modelo de 29 años estaba en el baño cuando disparó cuatro balas a través de una puerta cerrada, lo que la mató casi instantáneamente?

Si la juez está convencida de que Pistorius de 27 años sabía que le disparaba a su novia, será condenado por asesinato.

Si la juez acepta  la defensa de la estrella paralímpica en la que dijo que creía que le disparaba a un intruso, podría condenarlo por el cargo menor de homicidio culposo, o encontrarlo inocente.

¿Fue en defensa propia?

Desde la primera llamada telefónica que le hizo a un vecino minutos después de que le disparó a Steenkamp en las primeras horas del 14 de febrero de 2013, Pistorius mantuvo que creyó que alguien había entrado a su casa y que creía que disparaba en defensa propia.

Nada movió esta historia, ni siquiera una semana de interrogatorios brutales en el estrado por parte del fiscal del estado, Gerrie Nel, quien le gritó a Pistorius: “¡Dilo! Di, ‘¡yo maté a Reeva Steenkamp!’”.

El belicoso Nel, uno de los fiscales más tenaces de Sudáfrica, demandó que Pistorius viera una fotografía de la cabeza ensangrentada de Steenkamp después de que una de las balas disparadas por el atleta atravesara su cerebro.

Llorando, con la voz cortada, Pistorius se negó, y dijo: “¡No tengo que mirar la fotografía! ¡Estaba allí!”.

La angustia extrema de Pistorius; que incluyó episodios repetidos de vómito durante algunas partes del juicio, pudo encabezar titulares y provocar opiniones divididas, pero no está claro si influirá en Masipa.

Los colegas la describieron a CNN como imparcial y centrada en los hechos, no en emociones o la cobertura mediática global del caso.

Pero hechos no controvertidos son difíciles de conseguir cuando solo dos personas estaban en la casa de Pistorius en una comunidad encerrada en las afueras de Johannesburgo en la noche del asesinato; quien la mató y la víctima.

El testimonio de los vecinos es cuestionado

Los fiscales y abogados de defensa pasaron meses discutiendo sobre lo que los vecinos escucharon esa noche, cuándo Pistorius utilizó su teléfono por última vez y cuándo Steenkamp comió por última vez, y si la amputación de ambas de las piernas del corredor por debajo de las rodillas significaba que lo que es razonable para una persona con ambas piernas podría no ser razonable para él.

Varios vecinos testificaron que escucharon gritos en la noche, así como golpes o explosiones que creyeron que eran disparos.

Nel tejió esa declaración en un relato de la acalorada discusión entre amantes, que culminó en que Steenkamp huyera de su novio y se encerrara en el baño antes de que Pistorius le disparara enojado.

Mientras el caso terminaba a finales de marzo, Nel mostró mensajes de texto entre los dos, incluido uno en el que Steenkamp decía que a veces tenía miedo de Pistorius.

Pero el abogado líder de defensa, Barry Roux, socavó esa historia, al mostrar registros telefónicos para poner en duda la idea de que los dos pelearon la noche en la que Steenkamp murió.

Lo que los vecinos escucharon no fue una pelea y un asesinato a sangre fría, afirmó Roux, sino a Pistorius gritando por ayuda después de que se percató de lo que había hecho por error.

Los supuestos disparos después del tiroteo en realidad fueron los sonidos de Pistorius intentando tirar la puerta del baño para salvar a Steenkamp, afirmó Roux.

¿Reeva tenía miedo de su novio?

Y restó importancia a los mensajes de WhatsApp en los que se sugiere que Steenkamp tenía miedo de Pistorius. Solo hubo cuatro mensajes así de más de 1,700 que los dos intercambiaron en los cuatro meses en los que salieron, afirmó.

Algo más común eran los mensajes afectivos salpicados de apodos y símbolos de “beso”, que hizo que un testigo de la policía leyera en voz alta en la corte en uno de los pocos momentos más ligeros en el juicio emocionalmente desgarrador de seis meses.

Cada parte llevó a sus propios expertos de patología para intentar determinar cuándo comió Steenkamp por última vez; un dato que potencialmente podría hacer un agujero en la historia de Pistorius de que los dos se fueron a dormir alrededor de las 22:00 horas, aproximadamente cinco horas antes de que la matara.

El estado dijo que los contenidos de su estómago sugerían que comió varias horas después de eso, mientras que la defensa dijo que era imposible señalar con tanta precisión cuándo fue la última comida de Steenkamp y puso en duda la probabilidad de que un atleta y una modelo cenaran después de la medianoche.

La psicología jugó un papel

La defensa destacó los efectos psicológicos que tuvo la amputación en Pistorius antes de que cumpliera un año, el divorcio de sus padres y la muerte de su madre cuando era niño.

También dijo que el retrato psicológico mostraba que Pistorius era un hombre temperamental que corría hacia el peligro, no que se alejaba de este, y que físicamente no podía huir del peligro en una situación en la que tenía que luchar o huir.

Si la juez no está convencida más allá de duda razonable sobre el caso del estado en el que se dice que Pistorius sabía que le disparaba a Steenkamp, debe decidir si sus errores fueron genuinos y razonables.

Si dictamina que no fueron razonables, podría encontrarlo culpable de homicidio culposo. No hay pautas mandatarias de sentencia para ese cargo, que es similar a asesinato en Estados Unidos.

Si cree que el corredor cometió errores razonables en las circunstancias de esa noche, podría encontrarlo no culpable y liberarlo.

No hay jurado. Sudáfrica abolió el uso de jurados en 1969, durante los días del apartheid, al temar que el racismo contaminara las decisiones de los miembros del jurado.

No solo un cargo de asesinato

Pistorius también enfrenta tres cargos menores de posesión de armas.

Dos denuncias de que disparó imprudentemente una pistola en un lugar público; alguna vez en el popular restaurante Tasha en Johannesburgo, y una vez desde el techo de un automóvil cuando manejaba con su anterior novia y otro amigo.

Pistorius niega culpabilidad en ambos casos. Si es encontrado culpable de esos cargos, podría enfrentar potencialmente hasta cinco años en prisión por cada cargo, aunque una sentencia menor como una multa o pérdida de su licencia de armas también es posible.

El cargo final es que tenía municiones en su casa para lo cual no tenía la licencia apropiada. Dice que las almacenaba en una caja fuerte por su padre y niega culpabilidad.

Es un cargo serio, que potencialmente conlleva una sentencia en la cárcel de hasta 15 años, pero en ese caso, también son posibles castigos menores.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Pistorius puede pedir una apelación si es encontrado culpable de cualquier cargo. El estado también puede pedir una apelación si no es encontrado culpable, aunque con mayores restricciones que el derecho a apelar de un acusado.

Robyn Curnow, Brent Swails y Emily Smith de CNN, y la analista legal de CNN, Kelly Phelps, contribuyeron con este reporte. 

Ahora ve
Ante amenaza de invasión de Trump, Maduro ordena ejercicios militares
No te pierdas
×