Thokozile Masipa, la mujer que tiene el destino de Pistorius en sus manos

Masipa es la segunda mujer negra sudafricana en convertirse en jueza y dictaminará este jueves la situación legal del atleta
jueza pistorius  jueza pistorius
Richard Allen Greene y Brent Swails
Autor: Richard Allen Greene y Brent Swails
(Reuters) -

En los primeros días del juicio por asesinato de Oscar Pistorius, la laptop de un periodista comenzó a hacer ruidos cerca de la parte posterior de la corte.

"¿Qué es eso?”, dijo una voz, gentil pero firme, desde la banca del juez.

"Lo siento, señoría”, dijo una periodista extranjera sobre el ruidoso anuncio con acento estadounidense que salía de su computadora, al declarar que encontró un virus y comenzaría un escaneo.

“Párate, por favor”, dijo la juez.

Luchando por callar la computadora, la periodista cumplió mientras un silencio se hacía presente en la corte.

Repitió su disculpa, al explicar que el nuevo software se instaló en su computadora y que la cerraría.

La juez miraba a la periodista silenciosamente, como una maestra disgustada con un niño travieso, mientras todos en la corte observaban.

Un momento largo y agonizante pasaba.

"Puedes sentarte”, dijo la juez a la periodista.

Toda mano en la corte instantáneamente tomó su laptop o teléfono para asegurarse de que estuviera en silencio.

La juez nunca había alzado su voz.

Su nombre es Thokozile Matilda Masipa, y es la mujer que dictaminará si Oscar Pistorius es un asesino o no.

Es la “señoría” que todos los testigos abordaron cuando testificaban, aunque normalmente respondían preguntas de abogados hombres.

Una figura diminuta que se mueve lentamente debido a la artritis, Masipa ha sido el centro pequeño del juicio, tomando notas calmadamente u observando, con la barbilla descansando en sus manos cruzadas, mientras los abogados se arreglaban, los testigos balbuceaban y el acusado lloraba.

Carrera pionera

Masipa fue una figura histórica en Sudáfrica incluso antes de que el atleta con discapacidad más famoso del mundo estuviera en su corte por un cargo de asesinato.

Fue la segunda mujer negra en volverse juez en el país, acudiendo a las leyes después de una carrera como trabajadora social y reportera de crimen para el periódico Sowetan.

Mannie Witz, uno de los principales abogados de defensa de Sudáfrica, pasó un año como su maestro cuando estudiaba para volverse abogada.

Recuerda su sorpresa cuando la conoció por primera vez en 1991.

"Era mayor que yo”, dijo de su estudiante. “Una mujer negra, tenía un hijo, un esposo. En una etapa mucho mayor en su vida decidió volverse abogada defensora”, como los sudafricanos llaman a algunos tipos de abogados.

Era una estudiante estrella, dijo Witz.

"Realmente se aplicaba. Aprobó con gran éxito”, dijo.

A través de un secretario de la corte, Masipa se negó a responder preguntas para este artículo, negándose incluso a ofrecer detalles básicos de su biografía.

Un anuncio de una revista de derecho de marzo de 1999 en el que se anunciaba que se había convertido en juez decía que practicó derecho desde 1991 hasta 1998 antes de su nombramiento en el estrado.

Listaba sus pasatiempos como baile, jardinería y yoga, y la rehabilitación de delincuentes como uno de sus intereses legales.

No se deja llevar por las emociones

Witz tiene confianza en que Masipa tomará la decisión correcta en el caso Pistorius, dijo.

"Hay muchas cosas emocionales” alrededor del caso, señaló, pero predijo que Masipa dictaminaría con base en los hechos y la ley.

"No es el tipo de persona que se dejará llevar por las emociones”, dijo, al llamarla “diligente” y “capaz; más que capaz”.

De hecho, afirmó Witz, a pesar de toda la publicidad alrededor del acusado, los hechos reales del caso Pistorius “no son difíciles”.

La asistente legal de Masipa, Suzette Naude, dijo que la juez tomó una decisión consciente al no dejarse llevar por la atención alrededor del caso y su acusado estrella.

"Me dijo desde el principio, ‘trataremos este caso como un caso normal, como con todos los otros casos’. No muestra muchas emociones por el caso. Y no me dice cómo se siente, es muy privada con eso”, dijo Naude.

Pero la mujer en gran medida impasible en el estrado muestra un rostro diferente detrás de escenas, dijo su asistente.

"Es una persona diferente en la corte que en la oficina. Es muy relajada y amigable”, dijo Naude. “Es una juez maravillosa para la cual trabajar. Trabajo con ella desde enero y siempre sonríe. Casi como trabajar para un ángel”.

Preocupación por Pistorius

Masipa es ayudada por dos expertos llamados asesores. Ambos, Themba Mazibuko y Jannette Henzen-DuToit, son abogados defensores. Ayudan a la juez a decidir en cuestiones de hecho, pero solo ella puede dictaminar las cuestiones de derecho. Sudáfrica no tiene juicios con jurado.

Permanece en su puesto más allá de la edad normal de jubilación, que es a los 65 años, dijo Witz; cumplirá 67 en octubre.

Pero no fue seleccionada especialmente para el caso Pistorius; simplemente coincidió que se le asignó, dijo.

A los abogados les gusta discutir frente a ella, dijo Witz.

"Tiene una buena reputación. Es amable. Te trata con cortesía”, dijo.

Ha hecho un esfuerzo para mostrar preocupación por Pistorius, particularmente a principios del juicio cuando lloró, gimió y vomitó violentamente en la corte, y de nuevo durante sus siete días en el estrado de testigos.

Paró los procedimientos en una ocasión para darle tiempo para recuperarse, afirmando que no sería justo tener a un acusado que no pudiera representarse adecuadamente. (De hecho podría ser motivo de apelación si es condenado).

Pero mostró mano dura por cualquier distracción o interrupción en la corte, haciendo que uno de los jóvenes abogados de defensa se parara y se disculpara cuando su teléfono sonó en la corte, advirtiendo a los periodistas en contra de algunos usos de Twitter; aunque no estuvo claro si estaba muy familiarizada con Twitter, y reprimiendo firmemente a un abogado que parecía disfrutar demasiado su interrogatorio.

"Esto no es entretenimiento”, reprendió al fiscal Gerrie Nel.

Pero también parece haber coqueteado amablemente con Nel en ocasiones, como cuando tuvo problemas intentando pronunciar un lenguaje técnico.

Tartamudeó, al decir que era difícil pronunciar la frase mientras ella lo veía.

"No te veré”, dijo con un brillo en los ojos y una sonrisa amable.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Este 11 de septiembre observará a Oscar Pistorius.

Robyn Curnow, Nicola Goulding y Emily Smith de CNN contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
Científicos europeos descubren un exoplaneta que podría albergar vida
No te pierdas
×