A la banca, un jugador de las Panteras de Carolina por violencia doméstica

El defensivo Greg Hardy fue condenado a 18 meses bajo vigilancia por haber ahorcado, arrastrado y amenazado de muerte a su entonces novia
El jugador defensivo de las Panteras de Carolina Greg Hardy  El jugador defensivo de las Panteras de Carolina Greg Hardy no jugó este domingo por una acusación de violencia doméstica
Autor: Steve Almasy y Kevin Conlon
(Reuters) -

El jugador defensivo de las Panteras de Carolina Greg Hardy, que fue condenado por violencia doméstica este verano, no jugó el domingo con su equipo en la victoria ante los Leones de Detroit.

El hecho ocurrió en medio de una mayor atención pública hacia la conferencia Nacional de la Liga de Futbol Americano (NFL, por sus siglas en inglés) y la manera en como maneja los casos de jugadores que han sido acusados de violencia doméstica.

Hardy estaba en la lista de jugadores elegibles para participar en el juego de este domingo hasta el momento en que se dio a conocer la sorpresiva decisión de su equipo.

El corredor Ray Rice fue despedido por los Ravens, de Baltimore, y Adrian Peterson, corredor estrella de los Vikings de Minnesota, fue suspendido por un caso de violencia.

Peterson fue puesto en la lista de jugadores inactivos el viernes luego de que fuera acusado por un juez en Texas por abuso a menores. El jugador tuiteó una foto este domingo en la que subraya una frase religiosa en la que advierte a las personas sobre el juzgar a los demás:

Entre tanto, Rice quizás no vuelva a jugar para la NFL, ya que la liga lo suspendió indefinidamente luego que fuera difundido un video en el que se mostraba al jugador noqueando a su ahora esposa, en febrero pasado.

‘Cero aplausos para las Panteras’

Las autoridades informaron que Hardy ahorcó a su entonces novia en mayo pasado, tirándola y arrastrándola por el pelo, además de amenazarla con matarla. Fue sentenciado a 18 meses bajo vigilancia en julio pasado.

El jugador defensivo, de 1.90 y 124 kilos, dijo que era inocente y apeló un veredicto de culpabilidad que le giró un juez del Condado de Mecklenburg en Carolina del Norte.

Los críticos se han preguntado como Rice si fue suspendido, pero Hardy no. Incluso luego de que las Panteras desactivaran al jugador este domingo, fue un poco demasiado tarde para algunos.

“Cero aplausos para las Panteras”, tuiteó Richard Deitsch de Sports Illustrated. “Cedieron ante la presión del público y los medios. Es una vergüenza que les haya tomado tanto tiempo”.

El clima ha cambiado

Las Panteras atrajeron criticas sobre su manera de atender el caso de Hardy incluso después de declararse en contra de la violencia doméstica. El dueño del equipo, Jerry Richardson, comenzó a llorar mientras hablaba sobre la violencia doméstica, al recibir un premio cívico la semana pasada.

“Cuando se trata de la violencia doméstica, mi postura no es una de indiferencia. Me declaró firmemente en contra de la violencia doméstica, así de simple”, le dijo a la audiencia en Charlotte.

“A aquellos que sugieren que hemos actuado lentamente, les pido que consideren el no juzgar a la ligera”.

A pesar de que no mencionó las palabras “violencia doméstica” en sus comentarios tras el juego de este domingo, el entrenador de las Panteras Ron Rivera se refirió a la controversia sobre el caso no solamente de Hardy, sino de toda la liga.

“El clima ha cambiado”, dijo. “Realmente tenemos que hacer esto bien. Créeme, lo entiendo”.

Penas más severas

En medio del escándalo por el incidente de Ray Rice, el comisionado de la NFL, Roger Goodell, anunció políticas de castigos más severos para la política de conducta personal de la NFL.

Según un documento emitido el pasado 28 de agosto por Goodell hacia los 32 equipos de la liga profesional de futbol americano, cualquier persona en la liga, ya sean jugadores o personal del equipo, será suspendido por un mínimo de seis juegos en caso de cometer una agresión de violencia doméstica, por vez primera.

Los jugadores tendrán la oportunidad de apelar el castigo. Ray Rice tiene hasta el martes por la noche para apelar su suspensión, si así lo desea.

Lo que no está claro es si la NFL aplicará estas nuevas políticas retroactivamente, lo que quizás podría explicar el hecho de que Hardy, que fue sentenciado un mes antes del documento enviado por Goodell, no haya sido suspendido por la NFL.

Otra explicación podría ser que la liga está esperando a que se lleve a cabo un proceso legal. Hardy tiene que presentarse ante la corte en noviembre próximo.

CNN trató de comunicarse con la NFL este domingo pero no obtuvo respuesta.

Hardy continuará recibiendo su pago mientras esté en la lista de jugadores inactivos.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Jill Martin de CNN contribuyó con esta historia

 

Ahora ve
La Academia de la Música Latina nombra “Persona del Año” a Alejandro Sanz
No te pierdas
×