Landon Donovan juega su último partido con la selección de EU

El jugador conocido como 'Capitán América' se despidió de su selección con un juego amistoso ante Ecuador
Donovan dice 'bye' a su carrera de futbolista
(Reuters) -

A sus 32 años, Landon Donovan, icono del fútbol de Estados Unidos, decidió colgar los botines luego de jugar su último partido internacional ante Ecuador este viernes con la selección de las barras y las estrellas.

La despedida del famoso Capitán América se produjo en el minuto 40 del partido amistoso que el seleccionado norteramericano jugó este viernes contra su par de Ecuador en East Hartford (Connecticut).

Un desborde suyo por el ala izquierda dio pie al gol que colocó al frente a los Estados Unidos 1-0 a los cinco minutos del primer tiempo.

El famoso Capitán América usó por última vez el gafete de capitán del seleccionado estadounidense, que pasó a su compañero Jozy Altidore al salir del partido reemplazado por el delantero Joe Corona.

"Este es un día que yo merezco, creo que este es un día que mi familia merece por todos los sacrificios que ha hecho, y estoy aquí representando a todos los equipos por los que jugué, a todos los entrenadores para quienes jugué, y obviamente a esta Liga", dijo Donovan en su última rueda de prensa internacional.

El goleador del Galaxy se retirará de las canchas al terminar este año la temporada de la MLS con su club Los Angeles Galaxy, al que ha guiado a tres títulos de liga.

Donovan todavía podría haberle dado unos goles más a la fanaticada local que lo idolatra, pero una mezcla de "falta de pasión", desencanto y cansancio emocional, lo llevaron a tomar la decisión del retiro.

"Después de una cuidadosa deliberación y de muchas conversaciones con las personas más cercanas a mí, he decidido que ésta será mi última temporada como jugador de fútbol profesional", anunció Donovan en agosto pasado, unas horas después de haber marcado el gol de la victoria en el partido que las Estrellas de la MLS derrotaron por 2-1 al Bayern Múnich en Portland.

El número 10 del seleccionado de las barras y las estrellas y del Galaxy de Los Angeles, se retira siendo el jugador más laureado y exitoso en la historia de la MLS y del fútbol norteamericano.

En 14 temporadas en el campeonato de la MLS ha conquistado en cinco ocasiones la Copa MLS, dos con el San Jose Eartquakes y tres con el Galaxy.

Además, es el actual goleador histórico de la liga con 134 tantos y ser seleccionado en seis oportunidades al Once Ideal. También ganó el Botín de Oro en 2008 y el premio al Jugador Más Valioso en 2009.

Igualmente, es el máximo goleador en la historia de la selección de Estados Unidos, con 57 tantos en 156 partidos, incluyendo cinco goles en 12 encuentros en tres Copas Mundiales (Corea del Sur y Japón-2002, Alemania-2006 y Sudáfrica-2010), más que cualquier otro jugador estadounidense en la historia.

Jugó 157 partidos internacionales con la casaca del Tio Sam, sólo detrás de Cobi Jones (164), en los que anotó 57 goles y consiguió 58 asistencias, récords históricos en ambos casos.

La 'espina' de Brasil 2014

La continuidad de Donovan como futbolista profesional venía siendo cuestionada desde el pasado año, cuando se tomó un largo descanso sabático previo a la temporada 2013 de la MLS y realizó una gira de profunda reflexión por Camboya.

Empero, tras su regreso, guió al Galaxy a una nueva postemporada, y resurgió como uno de los jugadores claves de la selección estadounidense que conquistó el título de la Copa Oro de Concacaf, siendo nombrado el Jugador Más Valioso del torneo. También anotó el gol de la victoria contra México en las eliminatorias al Mundial, que le dio la clasificación a Estados Unidos a Brasil-2014.

Sorpresivamente no fue incluido por el entrenador Jürguen Klinsmann en el plantel de 23 jugadores que compitió en Brasil 2014, donde Estados Unidos llegó hasta octavos de final, lo que desató una tormenta mediática y quejas de los aficionados locales.

A pesar de hacer un divertido comercial sobre su propia omisión en el seleccionado, Donovan nunca comprendió ni estuvo de acuerdo con la decisión de Klinsmann de privarle del Mundial.

"El verano fue duro", dijo refiriéndose a su eliminación. "Sentí una falta de pasión para seguir".

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

El legado de Donovan va a ser muy difícil de superar para cualquier jugador estadounidense. Él hizo del fútbol un deporte comprensible y popular para sus compatriotas, y de paso se convirtió en leyenda viviente del deporte norteamericano.

"Espero que mis compañeros de equipo me recuerden como un buen compañero. Espero que mis entrenadores digan que disfrutaron trabajando conmigo y tenerme en su equipo. Espero que los aficionados disfrutaran viéndome jugar y reconozcan lo mucho que le di a este deporte en los últimos 16 años", concluyó Donovan.

Ahora ve
En 20 frases, así fue la defensa de Emilio Lozoya sobre el caso Odebrecht
No te pierdas
×