¿A dónde se fue 'Súper' Mario? La lucha de Balotelli en el futbol inglés

El delantero no ha tenido una temporada muy buena y esta podría ser su última oportunidad de probarse en un club grande
mario balotelli  mario balotelli
Autor: Chris Murphy
(Reuters) -

Un gol en ocho partidos para su nuevo club el Liverpool, y botado por la selección italiana. Quizá el hombre conocido como Súper Mario Balotelli no se siente tan súper en este momento.

Traspasado por los gigantes italianos del AC Milan antes del comienzo de la temporada, el delantero de 24 años ya está en su cuarto club de alto perfil en su carrera.

Y hasta que el delantero, pintado como inconformista y problemático en la prensa, pruebe que puede “cargar” a un club, su enorme potencial podría no desarrollarse, de acuerdo con el director del Milan, Umberto Gandini.

"Probablemente Mario todavía no hace la transición de ser un atleta fantástico a un jugador grandioso”, dijo Gandini a CNN sobre uno de los jugadores más comentados en el futbol mundial.

"La expectativa probablemente era mayor (en el AC Milan), y creo que también sus expectativas, y no ha alcanzado el estatus en el que puede cargar al club.

"Hasta que haga eso no podrá cumplir sus promesas".

Balotelli luchó por adaptarse a la vida de vuelta en la Liga Premier de Inglaterra, al anotar solo un gol en ocho partidos para el Liverpool desde su cambio en agosto por 25 millones de dólares.

Incluso su nuevo entrenador, Brendan Rodgers, admitió que fichar al exdelantero del Inter fue un “riesgo calculado” debido a su pasado accidentado, al decir que el jugador sabe que probablemente esta es su última oportunidad.

Algo que no lo ayuda es estar en la sombra del hombre al que reemplazó en Mereseyside; Luis Suárez, quien ahora está en el club español, Barcelona.

El uruguayo logó un estatus de culto en el club, al anotar 82 goles en 133 apariciones la temporada pasada mientras los Reds se acercaban agonizantemente a un primer título de la Liga Premier que no obtienen desde 1990.

Aunque hay similitudes en la forma en que ambos generaron controversia en el pasado, Balotelli todavía tiene que ofrecer una pista de la potencia que puntuó la estancia de Suárez en el club.

Lee: Balotelli fue víctima de racismo por un tuit

Todavía tiene que anotar en la Liga Premier y todavía queda por verse si jugará junto a Daniel Sturridge este domingo contra QPR, ya que el delantero inglés recuperó su estado físico.

Los cuentos de la vida privada de Balotelli dominaron su última temporada en Inglaterra y el presidente del Milan, Silvio Berlusconi, el exprimer ministro italiano, dijo esta semana que el delantero fue fichado contra su consejo, al llamarlo una “manzana podrida”.

Pero eso se contradice con la evaluación de Gandini; que Balotelli es mucho más profesional que como lo retratan, aunque reconoce que el jugador se energiza con el conflicto.

"Es mucho, mucho mejor de lo que lo retratan y su estilo de vida era mucho mejor de lo que se decía en Inglaterra”, añadió Gandini. “Es un chico fantástico, es humilde y reconoce muchos valores que el futbol le ha dado y la vida en general.

"Creo que ama la pelea. Ama pelear con algo o alguien; en la cancha, en la vida. Siempre intenta adoptar una postura.

"Mientras más lo provoques y lo molestes, sentirá más energía y querrá ir detrás de eso. Eso puede ser algo que tiene que aprender a controlar”.

Un periódico italiano afirmó que Balotelli encabezó 788 titulares en sus 568 días en Milán mientras que otro dijo que el delantero poseía “el extraño talento de hacer a todos felices cuando llega e incluso más felices cuando se va”.

Lee: Balotelli se muestra en Instagram leyendo y planchando

Pero Gandini insistió en que dejó Milán en buenos términos, aunque estuvo claro que se convirtió en un excedente para los requerimientos en los Rossoneri.

"Honestamente creímos que lo mejor para él era venir a Milán y trabajar en un ambiente en el que era respaldado muy fuertemente”, explicó.

"Le gusta Milán, ama el equipo, pero después llegamos a un punto en el que buscábamos un tipo de jugador diferente y él buscaba un reto diferente.

"El Liverpool estaba allí para él. Creo que Mario al igual que otros grandes jugadores quiere jugar en la Liga Premier. Tuvo su primer intento con el City, ahora es más maduro y tiene la oportunidad con el Liverpool, un club histórico.

"Ese es el ambiente en el que debe tener éxito y después obviamente, al final del día depende de él. Espero que logre su potencial, para él, para el Liverpool y para la selección nacional”.

El Milan, un siete veces campeón de Europa, ahora se reduce a que ellos mismos hablen de potencial. Para un club tan acostumbrado a ganar (18 títulos de la liga italiana y contando) pasar dos temporadas sin ninguno constituye una especie de crisis, pero no lograr calificar a la Liga de Campeones de esta temporada casi es un desastre.

Durante el mercado de fichajes de verano, el Milan compró al exdelantero del Liverpool, Fernando Torres, proveniente del Chelsea y Gandini admite que es vital que el club retome su lugar entre la élite de Europa sin demora.

"El costo de no estar en la Liga de Campeones es muy grande, para ser francos”, dijo.

“Para un club italiano en la Liga de Campeones hoy en día podemos hablar de dinero garantizado de entre 44 y 50 millones de dólares y si tienes una facturación de 278 millones de dólares, es una gran parte de este.

"Afortunadamente, tuvimos provisiones de variables en los salarios de los jugadores, algunos de ellos pueden amortizarse con el tiempo pero, por otro lado, es crítico para nosotros regresar a la Liga de Campeones, idealmente en esta temporada”, añadió Gandini, refiriéndose a una herramienta de contabilidad utilizada por los clubes de futbol.

"No podemos negar el hecho de que no calificamos para Europa y ese fue un punto de inflexión en cierta forma. Tuvimos que reagruparnos e intentar mejorar el valor de la escuadra e intentar recuperar nuestra posición entre los principales clubes de Europa.

"Es muy, muy importante incluso si no es fácil”.

Una cosa que regresó al club después de una ausencia forzada es el dueño del club, Silvio Berlusconi, cuya hija Barbara es la vicepresidenta y directora de administración del AC Milan.

El político y empresario, que pasó nueve años como primer ministro de Italia, compró al club en 1986, comenzando un periodo dorado en su historia.

Berlusconi, quien fue acosado por el escándalo en años recientes, apoya completamente al nuevo entrenador, Filippo Inzaghi, y ahora es “muy cercano al club”, de acuerdo con Gandini.

"Creo que fue a visitar al club seis semanas consecutivas lo que no hizo probablemente desde que entró a la política en 1994”, explicó Gandini.

"No tenía tantas oportunidades de ir semanalmente para ver al club entrenar, hablar con los jugadores, ver la forma en la que el trabajo se desarrolla, lo que es muy bueno.

"Desde un punto de vista personal dedica mucho más tiempo a estar con el club y con los equipos y los jugadores especialmente, lo que no hizo durante 20 años.

"Es muy bueno; lleva mucho entusiasmo. Obviamente tiene su propia visión, ha sido uno de los emprendedores más exitosos que hemos tenido en Italia, un gran presidente de futbol.

"Siempre dice que compite con Santiago Bernabéu de Yeste (expresidente del club español, Real Madrid) como el presidente que más ganó en el futbol.

"Creo que el AC Milan bajo la propiedad del Sr. Berlusconi ha sido sobresaliente”.

Inzaghi tiene un gran trabajo en sus manos, saciar el apetito de ganar de los aficionados demandantes del club y satisfacer a la jerarquía, que puede ser rápida en disparar en lo que se refiere a entrenadores que no dan resultados.

Pero por ahora la exleyenda del Milan, quien pasó más de una década en San Siro y ganó dos títulos de la Liga de Campeones de Europa, tiene el respaldo de Berlusconi mientras intenta reconstruir al club. Se enfrentará al Verona este domingo.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Es muy importante que tenga al club respaldándolo, al señor Berlusconi, y los resultados hasta ahora están de su lado”, dijo Gandini.

"Cometimos errores en el pasado, apresurándonos a tomar decisiones que el Milan no estaba acostumbrado a hacer y creo que aprendimos de los errores que cometimos”.

Ahora ve
El cambio climático está afectando los lugares más bonitos del mundo
No te pierdas
×