La UEFA sanciona a Albania y a Serbia por 'trifulca' en un partido

Ambas naciones recibieron una multa de 126,410 dólares. Para Serbia el castigo incluye jugar a puerta cerrada
drone albania serbia
drone albania serbia  drone albania serbia
(Reuters) -

Fue una noche que evocó odio de años pasados; ahora Serbia y Albania fueron castigadas por su participación en la noche dramática de violencia en Belgrado.

El partido de clasificación para la Euro 2016 de la semana pasada fue terminado después de 41 minutos tras una pelea generada por la llegada de un drone que llevaba una bandera adornada con la insignia de la “Gran Albania”.

El organismo del futbol europeo, la UEFA, dictaminó que el partido del Campeonato Europeo quedar 3-0 a favor de Serbia pero también le restó tres puntos a la nación anfitriona.

También se le dijo a Serbia que debe jugar sus próximos dos partidos de clasificación del Grupo I a puerta cerrada mientras que ambas asociaciones de futbol fueron multadas con 126,410 dólares.

En un comunicado, el Cuerpo Disciplinario y de Control de Ética de la UEFA (CEDB, por sus siglas en inglés) confirmó la sanción.

"El CEDB decidió declarar el partido antes mencionado como abandonado. Como consecuencia, se considera que la Asociación de Futbol de Albania (FShF, por sus siglas en albano) perdió el partido 3-0. Además, la FShF fue multada con 123,410 dólares.

"El CEDB también decidió restarle tres puntos a la Asociación de Futbol de Serbia (FSS, por sus siglas en serbio) durante la competencia de clasificación actual al Campeonato Europeo de la UEFA. Además, se le ordenó a la FSS que jugara sus próximos dos partidos de competencia de la UEFA como equipo anfitrión a puerta cerrada. Finalmente, la asociación fue multada con 126,410 dólares”.

Bajo las reglas disciplinarias de la UEFA, las dos naciones tienen permitido apelar la decisión del organismo europeo.

Serbia fue acusada formalmente de alteración de la multitud, encender fuegos artificiales, invasión a la cancha, “organización insuficiente” y el uso de una pluma láser.

Albania fue acusada de “mostrar una pancarta ilícita” y negarse a jugar.

El incidente impactó al mundo del futbol mientras se dispararon tensiones étnicas entre los dos países.

La insignia de la “Gran Albania”, que estaba pegada al drone, se refiera a la idea de un área extendida en la que todos los albanos étnicos viven; una que incluiría a Kosovo.

Las dos figuras ilustradas en la bandera eran Isa Boletini, un nacionalista albano que lideró los levantamientos en contra de los serbios y otomanos en 1912 y 1913, mientras que el otro, Ismail Qemali, es considerado el fundador del estado albano moderno, que se volvió independiente en 1912.

La palabra “autóctono”, que se refiere a un habitante indígena de un lugar, adornó la parte inferior de la bandera y se considera una ofensa a los serbios.

Cuando el jugador serbio, Stefan Mitrovic, tomó la bandera para quitarla, eso ofreció un momento catalizador para que se encendiera completamente un empate que ya era combustible.

Los jugadores albanos salieron corriendo del campo, varios misiles y bengalas fueron arrojadas desde las gradas por algunos aficionados locales, mientras que las imágenes de las agencias fotográficas mostraban a aficionados invadiendo la cancha.

La escuadra visitante también afirmó que su autobús fue atacado por hooligans antes del partido.

La seguridad fue ajustada antes del partido en Belgrado y se les advirtió a los aficionados visitantes en contra de asistir en medio de crecientes tensiones sobre Kosovo; una exprovincia serbia con mayoría de albanos que declaró su independencia en 2008.

En 1999, una guerra aérea de 78 días fue lanzada por la OTAN para detener el asesinato de albanos étnicos en Kosovo por parte de las fuerzas serbias.

La independencia de Kosovo es reconocida por muchos países incluidos Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Francia; pero no Serbia.

El primer ministro de Albania, Edj Rama, tenía programado visitar Belgrado el 22 de octubre; la primera visita de este tipo por un líder albano en 68 años.

Su visita, que ahora se llevará a cabo el 10 de noviembre, se presentará después de que su propio hermano, Olsi, fuera acusado por un funcionario del gobierno serbio de pilotear el drone dentro del estadio; una acusación que negó.

"Hoy, la justicia no fue servida respecto a lo que ocurrió en el estadio en Belgrado”, tuiteó el primer ministro de Albania.

La Asociación de Futbol de Albania confirmó a CNN que está lista para apelar la decisión. Armand Duka, director de la asociación, dijo a CNN que los “castigos claramente no son proporcionales”.

También negó la sugerencia de que los jugadores albanos se negaron a continuar el partido después de su salida del campo, etiquetando esas acusaciones como un “producto de pura fantasía”.

"El equipo de Albania nunca se negó a reanudar el partido”, añadió Duka.

“Los jugadores de Albania declararon que no podían jugar física y mentalmente un partido de futbol.

"No hay una referencia en los reportes oficiales de que vaciar el estadio era la forma apropiada de restaurar las condiciones de seguridad.

"Si en la opinión de los funcionarios de la UEFA, esto era lo correcto, debieron vaciar el estadio y después reanudar el partido e invitar a los jugadores albanos a la cancha, si consideran que los jugadores albanos estaban en forma para jugar.

"No podemos arrepentirnos de una decisión a la que no llegamos. Era incapacidad para jugar, no negación”.

Ahora ve
Donald Trump hizo, durante el eclipse, lo que no se debe de hacer
No te pierdas
×