Hickory golf, el deporte donde lo hipster y lo retro están 'de moda'

En este torneo 'retro' los amantes del golf pueden usar su equipo y vestimentas antiguas como si dieran un salto al pasado
golf hipster  golf hipster
Autor: Tom Sweetman
(Reuters) -

Aunque la mayoría de los golfistas profesionales se enorgullecen de utilizar equipos de última generación, en lo profundo de la campiña escocesa se está llevando a cabo un torneo muy diferente, uno donde los jugadores felizmente utilizan antigüedades.

De hecho, cualquier persona que vea el World Hickory Open Championship podría ser perdonada por pensar que tropezó y regresó 100 años atrás en el tiempo.

No es solo que el equipo está pasado de moda (palos de golf con ejes de madera que se remontan a finales del siglo XIX y principios del siglo XX) sino también la ropa: los jugadores caminan por este espectacular paisaje vestidos con bombachos de golf y gorras planas para los hombres y faldas largas para las mujeres.

Es como si fueran hipsters deportivos involuntarios.

"En los últimos años, el hickory golf ha adquirido un nuevo aliento de vida, ya que, no estoy seguro de que me guste mucho la palabra, pero es un poco retro", le dijo Lionel Freedman, cofundador y director del World Hickory Open a CNN.

"En algunos aspectos se podría decir que es casi antimoderno".

Freedman ha jugado su propio papel en el ascenso del hickory golf durante la última década con la creación del torneo, el cual se lleva a cabo en Panmure Golf Club, en la costa este de Escocia.

Al unirse a la British Golf Collectors' Society, la cual fue fundada en 1987 (17 años después de la creación de la versión estadounidense) se dio cuenta de una serie de eventos hickory que inicialmente surgieron de los miembros que querían probar sus palos de golf clásicos.

Con el deseo de promover el movimiento de las masas, Freedman decidió introducir un concurso abierto de su autoría en el que cualquiera podía participar, por lo que el World Hickory Open inaugural fue organizado en 2005, en el antiguo campo de golf en Musselburgh, Escocia. Muchos lo consideran el campo de golf más antiguo del mundo y el más antiguo en el que el juego ha sido continuo.

"Descaradamente lo nombré World Hickory Open, lo cual fue más que todo una broma", dice Freedman.

"Celebré el primer torneo, en el que 36 personas participaron y tuve que repartir 36 juegos de palos de golf. Pero todo el mundo lo disfrutó tanto, que me propuse continuar haciéndolo".

Y así lo hizo. La idea de Freedman fue un rotundo éxito; cada año recorría algunos de los campos de golf más prestigiosos de Escocia y en el proceso, se convirtió en uno de los principales torneos mundiales del hickory golf.

El próximo año, se llevará a cabo en Carnoustie Golf Links y se convertirá en el primer torneo de hickory golf a jugarse en un campo de golf habitual del Abierto Británico de Golf.

Freedman calcula que el 90% de los más de 100 competidores de esta semana (entre ellos los ex golfistas profesionales) llegarán con todo su equipo clásico.

"Se ha desarrollado lo largo de los años y ahora en realidad es un World Hickory Open", dice. "Mi torneo de este año contará con estadounidenses, suecos, alemanes, suizos, sudafricanos, australianos, ingleses y escoceses".

¿Qué es lo que atrae a estos jugadores de golf de todo el mundo para usar un extraño palo de golf hecho de madera, cuando en su lugar tan fácilmente se puede conseguir una versión modernizada con los últimos avances tecnológicos?

Es una oportunidad de jugar en algunos de los más antiguos campos de golf, los que para los estándares de hoy en día a menudo se consideran demasiado cortos y anticuados debido a la distancia a la que la pelota puede ser golpeada con los palos de golf modernos.

Los campos de golf que se remontan a la década de 1930 y los más antiguos, son a menudo alrededor de 91,44 metros más cortos que aquellos que Rory McIlroy y Tiger Woods utilizan semana a semana, y así ofrecer un tipo de desafío distinto para los golfistas hickory, que también juegan con pelotas más antiguas.

"No creo que el campo de golf moderno pueda llegar a ser más largo; es broma", dice Freedman.

"En los grandes campos antiguos tú caminas directo desde el green hacia el siguiente tee. En el campo de golf moderno puedes caminar de 46 a 91 metros para el siguiente tee, por lo que necesitas un enorme terreno y te lleva mucho más tiempo dar la vuelta".

Según Paolo Quirici, quien defiende su título en Panmure, este es el golf en su estado más puro.

"Lo importante en el juego moderno es la distancia y el putting llega a ser más un juego dentro del mismo juego", dice el golfista suizo de 46 años de edad, miembro del European Tour desde 1989 hasta 2001.

"En los viejos tiempos, creo que la habilidad del jugador era realmente lo que más valor tenía, mientras que hoy en día los palos de golf son mucho mejores de lo que solían ser y es por eso que tantos jugadores pueden salir airosos con tan malos tiros".

Para Freedman, esa emoción de finalmente conectar con un swing técnicamente más desafiante es la verdadera esencia del hickory golf.

"La razón por la que tengo una pasión por el hickory golf es porque realmente sabes cuando has logrado un buen golpe. No sabes cuándo has logrado un buen golpe sino hasta que le pegas con el punto óptimo de la cara de la cabeza del palo de golf", dice.

"El palo de golf moderno es mucho más indulgente. Sé que con un palo de golf moderno, si no he conectado correctamente, aún logro un resultado. Es casi como si estuvieras haciendo un poco de trampa. Pero si hago eso con un palo de golf hickory, no obtengo el resultado".

Sin embargo, una preocupación para el movimiento del hickory golf es que, conforme pasa el tiempo, inevitablemente se torna más difícil encontrar palos de golf clásicos.

En la actualidad, cada vez menos empresas fabrican versiones modernas auténticas; St. Andrews Golf Company es una de ellas, y algunos coleccionistas siempre preferirán colgar sus palos de golf en la pared, en lugar de probarlos en el campo de golf.

Algunos torneos, entre ellos los que lleva a cabo la British Golf Collectors' Society, establecen que se deben utilizar palos de golf previos a la década de 1935, y que no se debe usar réplicas.

"Si tuviera un deseo, sería que los coleccionistas de palos de golf consideraran regresar al mercado algunos de ellos, para procurar que la gente se interesara en jugar hickory golf. La gente disfrutaría mucho más si tuvieran palos de golf clásicos para jugar", dice Quirici.

"En los últimos años, he estado reparando alrededor de 10 juegos de palos de golf; luego, se los revendo a amigos que quieren empezar a jugar hickory golf. No me gusta mantenerlos en casa, pues mi deseo es que el hickory golf siga su curso".

Sin embargo, Freedman está seguro de que el hickory golf seguirá atrayendo a una gran cantidad de nuevos jugadores en los próximos años.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"No creo que exista duda alguna en relación a que seguirá creciendo", dice.

"Ya me han preguntado si voy a llevar a cabo un World Hickory Open en un campo de golf en el 2017 para celebrar su aniversario No. 150. Definitivamente, esto va viento en popa".

Ahora ve
El candidato de Trump a la DEA se retira tras escándalo de opioides
No te pierdas
×