'Tener una cultura nueva' en la FIFA, la propuesta del príncipe Ali

El candidato jordano competirá contra Luis Figo, Michael van Praag y Joseph Blatter por la presidencia de la FIFA
Ali bin Al-Hussein FIFA  Ali bin Al-Hussein FIFA
Autor: Susie East
(Reuters) -

El príncipe Ali bin Al-Hussein inadvertidamente entró a la competencia por la presidencia de la FIFA en medio de la lucha entre reelegir al actual presidente del organismo, Joseph Blatter, u optar por un nuevo comienzo.

“¿Tenemos alguna pregunta de futbol?”, bromeó el jordano, mientras lanzaba su candidatura para convertirse en director de una organización cuya reputación se ha visto un poco afectada en años recientes.

Sí, estuvo el Mundial del año pasado, que generó muchos aplausos, pero invariablemente cuando el nombre de la FIFA surge tiene que ver con lo bueno y lo malo de su decisión para concederle las dos siguientes competencias a Rusia y Qatar.

Así que mientras un poco de nieve se derrite lentamente fuera de un hotel lujoso de Londres, el príncipe Ali subió la temperatura en la dirección actual del futbol mundial.

“Creo que el punto principal es tener una cultura nueva”, dijo Ali a CNN en una entrevista después de que atendiera a los medios por primera vez desde que anunció su intención de competir.

"Se trata de no tener el juego controlado por opiniones personales de personas o los caprichos del presidente. Necesita ser incluyente para todos”.

Lee: Joseph Blatter oficializa su candidatura a la presidencia de la FIFA

En este momento, un espíritu de inclusión no es muy aparente en los pasillos de poder de la FIFA, con el investigador de ética, Michael García, renunciando en diciembre para protestar el manejo de su propio reporte sobre las exitosas candidaturas de Qatar y Rusia para los Mundiales de 2018 y 2022.

La serie de controversias pusieron a la política interna de la FIFA en el centro de atención de la carrera presidencial.

El príncipe Ali habló de una “cultura de intimidación” dentro de la FIFA, con algunas asociaciones nacionales temiendo una retribución si respaldan a otro candidato que no sea Blatter, aunque no ofreció ejemplos específicos.

La FIFA se negó a comentar cuando fue contactada por CNN sobre la referencia de “intimidación” del príncipe Ali.

Lee: El exfutbolista David Ginola entra a la disputa por la silla de la FIFA

Vicepresidente de la Confederación Asiática de Futbol, Jordania fue el único país de ese continente que respalda a Ali, quien dependió de Inglaterra, Estados Unidos, Bielorrusia, Georgia y Malta para completar su candidatura.

Su campaña es ideada por Vero Communications Ltd, una empresa de relaciones públicas que también tiene un mayor trabajo de comunicación con la UEFA, la confederación europea dentro de la FIFA.

"He intentado reformarla desde adentro lo más que se puede… al ver lo que ocurrió, no voy a permitir otros cuatro años de esto”, dijo el príncipe Ali sobre los trabajos internos de la FIFA.

Al igual que Blatter, el príncipe Ali está en competencia contra el excapitán de Portugal; y el Jugador del Año de la FIFA de 2001, Luis Figo, quien dice que se convenció de postularse después del manejo del reporte de García de la FIFA. 

En la competencia también está el director del futbol holandés, Michael van Praag, de 67 años, quien pidió abiertamente a Blatter que renuncie, hablando sobre él mismo para restaurar lo que ve como una falta de confianza en la organización.

Si es elegido, el príncipe Ali de 39 años podría convertirse en el primer musulmán en liderar a la FIFA en sus 101 años de historia.

Previamente lideró las peticiones para que la FIFA levantara su prohibición del hijab que evita que muchas mujeres musulmanas persigan sus sueños en el futbol.

“He sido un gran partidario del deporte femenil; en todo el mundo”, dijo. “Es la mayor área de crecimiento en el futbol ahora. Necesita ser tomada mucho más en serio, y estoy dispuesto y comprometido para hacerlo”.

El príncipe Ali también señaló su compromiso para librar de cualquier forma de prejuicio al futbol.

"Creo que no debería haber discriminación de cualquier forma, tamaño o manera en el futbol”, añadió.

Aunque el príncipe jordano habla orgullosamente sobre sus intenciones, esto podría no ser suficiente para desafiar la dinastía de 16 años de Blatter.

Mientras tanto, Ali se acostumbró más a hablar de política, ya que parece que el futbol está fuera de la agenda. 

Ahora ve
Cuba refrenda su apoyo a Corea del Norte y apuesta por el diálogo con EU
No te pierdas
×