Teléfonos móviles, a la cabeza de la campaña contra agresiones racistas

Una organización británica antirracismo presentó una aplicación que permite a los aficionados reportar conductas discriminadoras
teléfono inteligente  teléfono inteligente
Autor: Motez Bishara
(Reuters) -

¿Podría la tecnología móvil cambiar las cosas en la lucha por eliminar el racismo en el futbol?

La organización de lucha contra el racismo, Kick It Out (KIO, sácalo a patadas), señaló que han aumentado en un 35% los reportes de aficionados relativos a la conducta agresiva de otros aficionados… y eso se debe en gran medida a una nueva aplicación para teléfonos.

"La app ha tenido un impacto enorme", dijo a CNN Richard Bates, gerente de medios y comunicación de KIO, quien señaló que representa el 27% de las quejas.

"La vigilancia independiente es importante cuando se trata de eliminar el racismo del futbol. La gente confía en que tomarán en serio sus quejas".

Los 184 incidentes que se reportaron y registraron a lo largo de los últimos cinco meses de 2014 versaron sobre discriminación racial y religiosa, así como sobre agresiones por orientación sexual, género y discapacidad. El incremento se comparó con el nivel registrado en el mismo periodo del año anterior.

La aplicación móvil de KIO, que se presentó en 2013, exhorta a los aficionados a reportar los incidentes anónimamente al presionar el botón "Report It!" (¡repórtalo!) y teclear el nombre del estadio, ubicación del agresor y los detalles del incidente.

Aunque se solicitan los datos de contacto de la persona que reporta el incidente, KIO enfatizó que el anonimato de la herramienta es la clave.

La Asociación Inglesa de Futbol (FA) inicia una investigación por cada reporte que hacen los aficionados por teléfono, correo electrónico o a través de la aplicación.

Esto incluye 73 incidentes en las redes sociales (que aumentaron en un 24%), que hasta ahora han desembocado en 21 casos en los que se identificó al agresor; en algunos de los casos se borraron sus cuentas.

La FA, que publicó sus propias pautas para quejas de testigos en 2013, exhortó a los aficionados a reportar los incidentes.

"Reportar las agresiones, ya sean testigos o víctimas, es parte importante del trabajo antidiscriminación que se hace en el deporte en general", dijo un portavoz de la FA.

"Hay vías claras para que los jugadores y los aficionados lo hagan; estos procedimientos mejorados deberían traducirse en más reportes".

Bates reconoció que se necesita "valor y coraje" para que los aficionados registren pruebas fotográficas con sus teléfonos, aunque señaló el efecto que Paul Nolan, ciudadano británico que vive en el extranjero, tuvo luego de haber filmado a los aficionados del Chelsea mientras impedían que un hombre negro entrara en el metro de París, en enero.

El diario británico The Guardian obtuvo el video y lo publicó en su sitio web: se ve que el hombre intenta repetidamente abordar un tren en la estación Richelieu-Drouot y un grupo de pasajeros lo rechazaba una y otra vez.

Se puede escuchar que los aficionados del Chelsea coreaban: "Somos racistas y nos gusta".

El Chelsea estaba en Francia para jugar contra el Paris Saint-Germain en un partido de la primera ronda de la Champions League (el principal torneo de futbol de Europa), que terminó 1-1.

Se identificó a cinco personas y el Chelsea los suspendió; el club sigue investigando.

KIO señaló que ese mismo mes, contactó a la policía por un material gráfico publicado en las redes sociales, en el que se ve a unos hombres, presuntos aficionados del West Ham, cantando canciones antisemitas en un tren rumbo al estadio White Heart Lane del Hotspur de Tottenham, antes de un partido de la Liga Premier inglesa.

"¿Sabríamos que estos incidentes en Londres y París ocurrieron si no se hubieran filmado?", pregunta Bates, quien agrega que KIO está analizando la implementación de una opción para cargar video e imágenes de los agresores directamente a una bitácora de quejas en la aplicación.

"Si tienes video y lo puedes enviar después, podría facilitar la identificación de los perpetradores", dice.

En un reporte titulado English Football's Inclusion and Anti-Discrimination Action Plan (plan de acción antidiscriminación y de inclusión en el futbol inglés), que se publicó en 2013, la FA habla explícitamente de "aumentar la confianza en los reportes y en el proceso disciplinario a nivel de afición".

La jurisdicción de KIO se extiende a todo el futbol inglés, incluidas las ligas de aficionados. Es uno de los órganos independientes del mundo de los deportes que solicita a los aficionados que presenten quejas con el fin de erradicar las conductas agresivas.

También vigila la conducta de los jugadores, lo que ha sumido a la organización en una controversia relativa a su propio pasado.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

En 2012, Rio Ferdinand se negó a usar una camiseta de KIO antes de un partido, cuando jugaba para el Manchester United. El jugador protestaba porque le parecía que los órganos rectores no habían actuado en contra de John Terry, defensa del Chelsea a quien acusó de agredir por su raza a su hermano, Anton Ferdinand, de los Rangers de Queens Park.

La FA suspendió cuatro partidos a Terry y le impuso una multa de 220,000 libras (unos 5 millones de pesos).

Ahora ve
Catrinas se apoderan del centro de la Ciudad de México
No te pierdas
×