Directivos del ciclismo dieron trato especial a Armstrong

En el reporte se revela que los directivos del órgano rector del ciclismo internacional defendieron al ciclista a pesar de las sospechas
Lance
Lance Armstrong  Lance
Jethro Mullen
Autor: Jethro Mullen
(Reuters) -

El órgano rector internacional del ciclismo tardó mucho en tomar cartas en el asunto generalizado y bien conocido del dopaje y dio trato especial a Lance Armstrong, según un nuevo reporte condenatorio.

La investigación que llevó a cabo la Comisión Independiente para la Reforma del Ciclismo analizó la forma en la que el órgano mundial (la Unión Ciclista Internacional, UCI) operó durante un largo periodo y llamó a hacer una serie de cambios en su forma de gobierno.

Lee: Armstrong deberá pagar 10 millones de dólares

En el reporte se destacan las muchas instancias en las que los altos directivos de la UCI protegieron, defendieron e incluso tomaron decisiones favorables para Armstrong a pesar de que se temía que se dopaba.

"La UCI permitió que Armstrong desobedeciera las reglas, no le aplicó pruebas específicas a pesar de las sospechas y lo respaldó públicamente a la hora de que lo acusaron de dopaje, incluso en 2012", señala el reporte de la comisión.

Se considera a Armstrong el 'salvador' de la disciplina

La UCI "consideraba que Lance Armstrong era la elección perfecta para encabezar el renacimiento del deporte" luego de un devastador escándalo de dopaje en el Tour de Francia de 1998, según el reporte.

"Por ser estadounidense abrió un nuevo continente al deporte, derrotó al cáncer y los medios pronto lo volvieron una estrella mundial", señala.

Sin embargo, Armstrong tuvo una caída espectacular en 2012: lo despojaron de sus títulos del Tour de Francia y sus patrocinadores lo abandonaron, lo que ayudó a que se intensificara el escrutinio a la forma en la que logró salirse con la suya con el dopaje por tanto tiempo.

La UCI creó la comisión independiente de tres miembros para investigar las causas del dopaje en el ciclismo y las acusaciones de que la UCI y otros órganos rectores no reaccionaron de forma eficaz.

Interferencia en las investigaciones

En uno de los casos, según la comisión, la UCI limitó el alcance de una investigación supuestamente independiente sobre las acusaciones de que Armstrong había dado positivo en una prueba de detección de fármacos en el Tour de Francia de 1999.

Los directivos de la UCI y el equipo de Armstrong tuvieron una participación importante en la redacción del reporte de la investigación, que se dio a conocer en 2006.

"El objetivo principal era garantizar que el reporte reflejara las conclusiones personales de la UCI y de Lance Armstrong", según la comisión. "La participación considerable de la UCI y del equipo de Armstrong nunca se reconoció públicamente".

Entre 1992 y 2006, los altos directivos de la UCI se dedicaron a proteger la reputación del ciclismo en vez de a erradicar la costumbre "endémica" de doparse de la que todos estaban conscientes, según el reporte de la comisión.

"La dirigencia de la UCI no solo ignoró la magnitud del problema, sino que implementaron políticas inadecuadas para combatir el dopaje", señala.

'Una repentina vuelta en U"

La comisión investigó a dos expresidentes de la UCI que ocuparon el cargo sucesivamente durante el periodo en cuestión (Hein Verbruggen y Pat McQuaid).

Se habla de que McQuaid decidió permitir que Armstrong participara en el Tour Down Under en 2009 aunque el ciclista no hubiera formado parte del grupo al que se le hizo pruebas durante el periodo requerido.

La comisión señaló que aunque no hay pruebas directas de que McQuaid y Armstrong tuvieran un acuerdo, McQuaid "dio una repentina vuelta en U y permitió que Lance Armstrong regresara 13 días antes" para participar en la competencia "a pesar de que el personal de la UCI le aconsejó no hacer excepciones".

"Hubo una relación temporal entre esta decisión, que se dio a conocer al personal de la UCI por la mañana, y la decisión de Lance Armstrong, que se notificó a Pat McQuaid esa misma tarde, de participar en el Tour de Irlanda, evento que organiza gente que Pat McQuaid conoce", según el reporte.

CNN no pudo contactar de inmediato a McQuaid ni a Verbruggen para que dieran sus comentarios el lunes 9 de marzo.

El reporte señala que la comisión no encontró pruebas que respaldaran las acusaciones de corrupción ni de que Armstrong hubiera pagado a la UCI.

No obstante, señaló que "solicitar y aceptar donaciones de Lance Armstrong, en vista de las sospechas, deja a la UCI a merced de las críticas".

Armstrong apoya la investigación

Armstrong, quien cooperó con la investigación de la comisión, se mostró agradecido por "buscar la verdad y permitirme ayudar en la búsqueda".

"Lamento profundamente las muchas cosas que he hecho. Sin embargo, espero que revelar la verdad lleve a un futuro brillante, libre de dopaje, en el deporte al que amo", dijo en un comunicado.

"En el afán de vilipendiar a Lance, se ha permitido que muchos participantes igualmente culpables escapen al escrutinio y a la sanción; muchas de las personas que 'vigilan' la aplicación del antidopaje prefirieron buscar los aplausos a costa de Lance que buscar realmente la verdad", dijo el abogado de Armstrong, Eliot Peters.

La agencia antidopaje de Estados Unidos, la USADA (que prohibió a Armstrong volver a participar en eventos ciclistas por el resto de su vida en 2012), aplaudió la labor de la comisión.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"El reporte confirma que, por más de una década, la UCI trató a los ciclistas y a los equipos de forma diferente y permitió que algunos quedaran por encima de las reglas", dijo el director ejecutivo de la USADA, Travis T. Tygart. "El favoritismo de la UCI y la omisión intencional de aplicar las reglas de antidopaje ofenden los principios del juego limpio y contradice los valores en los que se basa el auténtico deporte".

Con información de Kevin Dotson.

Ahora ve
Así es el nuevo Galaxy Note 8 de Samsung
No te pierdas
×