'No puedes juzgar a la gente por el color de su piel': Samuel Eto'o

El jugador recibió un premio por su lucha contra el racismo y dijo que es un mal que no solo afecta al deporte
Samuel Eto'o y su lucha contra el racismo
Autor: James Masters y Patrick Sung-Cuadrado
(Reuters) -

Estaba en Londres y decidió comprar un modelo en particular, uno que cuesta 15,000 dólares. Para un exjugador de la Liga Premier, héroe en su natal Camerún y uno de los futbolistas africanos más exitosos de todos los tiempos, comprar un reloj difícilmente era un desafío.

Así, dice que después de echarle un vistazo al reloj y de sacar su tarjeta de crédito, le pidió a la asistente de ventas que le ayudara.

"Le pregunté a la señora que era de color como yo: '¿Me puedes enseñar ese reloj?'".

"Primero, vi (que) y miró un poco a todos los que estaban en la tienda como diciendo: '¿Qué nos está pasando?'".

"Y al final me da el reloj para mirarlo. Miro el reloj y le digo: 'ok, lo cojo'".

"Saco una tarjeta... cuando se la doy, ella hace un giro... vuelve y me dice que la tarjeta no pasa y yo le digo: '¿no pasa o no quieres que pase?'".

Eto'o, quien jugó con el Chelsea en Londres la temporada pasada, llamó a su hermano –quien estaba cerca de allí– y llevó otra tarjeta de crédito para poder completar la transacción.

Aunque Eto'o habla inglés, su hermano tiene un vocabulario mucho más amplio y pudo preguntar qué había ocurrido unos momentos antes.

"Mi hermano se puede permitir esto (comprar el reloj) y la verdad es que tal como le estás tratando... como crees que es negro, él no lo puede comprar", dijo el hermano.

Eto'o prosigue: dice que la mujer de la tienda tenía dudas porque "hemos tenido a unos nigerianos aquí, que nos han traído tarjetas falsas".

"No se si puedes imaginar la dureza de su frase", dice Eto'o.

"Si uno de los míos falla, nos condena a todos. Mañana, si un hombre blanco comete un error en África, ¿deberíamos juzgar a todos los blancos? ¡No!".

"El guardia de seguridad senegalés seguía tratando de justificar lo que la mujer había dicho y le pregunté de dónde era. Cuando me dijo, le contesté: 'Ah. Si te digo mi nombre, ¿me reconocerás?'".

"Se encogió de hombros y le dije: 'soy Eto'o'. Él respondió: '¡No! ¡Apenas ayer, mi esposa y yo hablábamos de ti! ¿Puedo tomarme una foto contigo y enviársela a mi esposa?'".

"Le dije: 'sí, puedes tomar la foto, pero cometiste un error, porque no puedes juzgar a la gente por el color de su piel', así que me dijo que no era por nuestro color".

"Le dije a la mujer que en la próxima entrevista que diera iba a contarles esto y que daría el nombre de la tienda para que todos supieran que aquí tratan diferente a la gente", agregó Eto'o, refiriéndose a la vendedora.

"Entonces, ella se dio cuenta de que pude haber reportado lo que acababa de hacer, pero había sido un error. Fue su error categorizar".

"Yo no creo (que) la señora era una persona racista, pero ella nos catalogó a toda la gente de color como 'los que'".

Eto'o cuenta esta historia para demostrar que cree que el racismo no solo es un problema del fútbol, sino que es algo que la sociedad entera debe combatir.

El seleccionado camerunés ha jugado en todo el mundo, en Inglaterra, en Italia, en España; pasó una temporada en Rusia con el Anzhi Makhachkala.

Dice que vivió el racismo dentro y fuera de la cancha; uno de los incidentes más famosos ocurrió cuando jugaba para el Barcelona.

En 2006, durante un partido contra el Real de Zaragoza, los aficionados hicieron "ruidos de monos" y el delantero estuvo a punto de salirse de la cancha.

Dice que su compañero Fran lo persuadió de quedarse y ayudar a su equipo a ganar 2-0.

En 2010, cuando jugaba con el Inter de Milán en Cagliari, Eto'o fue víctima de los cánticos racistas una vez más, lo que causó que el partido se detuviera por tres minutos.

El árbitro habló con los dos capitanes mientras se transmitió un mensaje en el sistema de sonido del estadio, en el que advirtieron a los aficionados que se suspendería el partido si no dejaban de corear.

Eto'o anotó el único gol del partido y le dio el triunfo al Inter.

"El fútbol es solo un reflejo de lo que encontramos cada día en nuestra sociedad", dijo Eto'o.

"No es que el fútbol esté aquí y la sociedad acá… no, es un reflejo de lo que pasa en la sociedad. El fútbol es una pantalla bonita para ciertas personas, que se creen a veces superiores, que se creen diferentes de los otros para hacer ver lo que ellos creen justo o intentar herir a las personas".

"La primera vez que me pasó no fue en un campo de fútbol y la verdad es que tampoco me esperaba que me podía pasar en un campo de fútbol".

"El hecho de ser un futbolista... crees a veces que eso no te puede tocar, porque llevas pasión, porque llevas muchas cosas... y cuando me pasó no me lo creía".

Eto'o, quien ahora tiene 34 años, cree que ha habido avances en el deporte en los últimos años y decidió que es seguro que él y sus hijos regresen a los estadios.

En 2007, dijo que no quería que sus hijos vieran que lo abucheaban y que lo hicieran víctima de agresiones racistas, porque "esas cosas en un momento parecía que.. estaba de moda", explica.

"Cuando llegas al estadio, va a ocurrir esto… cuando hay un jugador negro, ocurrirá esto. En ese momento dijo; 'No, mis hijos no tienen que venir porque van a vivir cosas malas'. Si le dices a un niño que haga tal cosa para obtener una recompensa, siempre la hará porque quiere la recompensa. El niño venía a ver a su padre jugar, a disfrutar, a hacer disfrutar a la gente, y se encuentra con que pitan a su padre por ser de color, hacen gritos de monos, le tiran plátanos a sus compañeros".

"Pero cada vez vemos que las autoridades están luchando; la gente cada vez se ponen en contra de lo que sucede en los campos de fútbol y de lo que sucede también en nuestras sociedades y cada vez vamos mejorando".

Eto'o recibió la Medalla Europea a la Tolerancia de parte del Consejo Europeo para la Tolerancia y la Reconciliación después de una ceremonia que se llevó a cabo en Londres a principios de esta semana.

Para un hombre que ha ganado tres títulos de la Liga Europea de Campeones, el que afirme que este premio en particular es "el más grande" deja ver lo que Eto'o piensa respecto a la lucha contra el azote del racismo.

"Es el más importante", dijo Eto'o sobre el premio.

"Es una cosa que nos toca a todos y reconocer lo poco que he hecho… la verdad es que me siento muy, muy contento porque puedes ganar (la) Champions League, puedes ganar campeonatos, puedes marcar goles, pero representar una lucha que toca a millones y millones de (personas)… es algo único".

Eto'o también defendió los esfuerzos de Rusia por combatir el racismo a pesar de que la FIFA, el órgano rector del deporte a nivel mundial, manifestó sus inquietudes por la forma en la que las autoridades de ese país han enfrentado el problema.

Según un reporte que la red FARE (un órgano contra el racismo) y el Centro SOVA (que lleva a cabo investigaciones sobre nacionalismo y racismo) publicaron a principios de febrero, hubo más de 200 casos de comportamiento discriminador en el deporte en Rusia a lo largo de dos temporadas.

Los aficionados del SCKA Moscú, uno de los clubes más famosos de Rusia, han cometido frecuentes infracciones en lo que se refiere al racismo y la UEFA, el órgano rector del fútbol europeo ha aplicado sanciones en numerosas ocasiones.

Sin embargo, Eto'o, quien ahora juega en Italia con el Sampdoria, tiene buenos recuerdos de Rusia.

El cuatro veces Jugador Africano del Año se incorporó al Anzhi en 2011 luego de firmar un contrato con el que se volvió el futbolista mejor pagado del mundo, con un salario de 13 millones de dólares (unos 190 millones de pesos) al año.

Anotó 36 goles en 71 partidos antes de unirse al Chelsea en 2013; sin embargo, rechaza las insinuaciones de que en Rusia cunde el racismo de cara al Mundial de 2018.

"Verás que no habrá incidentes. Conozco toda la lucha que los rusos están haciendo para mejorar ciertas cosas que han podido pasar. No me preocupa el hecho de que el Mundial se juege en Rusia, yo estuve allí y fue una muy bonita experiencia ", agregó.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"El fútbol es hermoso. El fútbol es hermoso porque ya sea que ganes, empates o pierdas, puedes estrechar la mano de tu contrincante sin importar si es blanco, negro, rojo o azul".

"Esto es fútbol. Aquí es donde gana el fútbol, porque cuando hay incidentes como este, es vergonzoso, pero no significa que ocurrirá en el Mundial solo porque es en Rusia. Yo estuve allá y viví una experiencia hermosa".

Ahora ve
“Hay culpa de ambas partes”, dice Trump y se va contra directivos y medios
No te pierdas
×