El 'Salón de la infamia' de la NFL: jugadores en problemas con la justicia

El caso de Aaron Hernandez ha arrojado una sombra sobre la NFL, pero no es el primer escándalo que tiene uno de sus jugadores
ray lewis nfl  ray lewis nfl
(Reuters) -

La condena por asesinato de la exestrella de los Patriotas de Nueva Inglaterra Aaron Hernandez ha arrojado una sombra sobre la imagen de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL, por sus siglas en inglés) después de un año de titulares sensacionalistas que involucran a jugadores destacados.

Estos son algunos de los casos criminales más notorios que involucran a estrellas de la NFL del pasado y el presente.

Aaron Hernandez

Aaron Hernandez parecía tener el mundo a sus pies en 2013 después de firmar un contrato de cinco años y 40 millones de dólares con los Patriotas (alrededor de 600 millones de pesos).

Pero la floreciente carrera del ala cerrado de 23 años quedaba enmascarada por un lado más oscuro, debido a la fascinación de Hernandez con las armas y la cultura de las pandillas.

Fue condenado a cadena perpetua sin libertad condicional tras ser declarado culpable del asesinato de Odin Lloyd, un jugador de fútbol semiprofesional de 27 años.

También enfrenta cargos de asesinato por la muerte de dos hombres a tiros en Boston en 2012.

Ray Lewis

El dos veces ganador del Superbowl, apoyador de los Cuervos de Baltimore, fue acusado de asesinato junto con dos amigos después de un altercado en Atlanta en 2000, en el que murieron dos personas apuñaladas.

Los cargos contra Lewis fueron retirados cuando accedió a un acuerdo con la fiscalía, admitiendo las acusaciones de obstrucción a la justicia.

Para muchos, sin embargo, el incidente siempre empañará el legado de Lewis. Un traje blanco que llevaba en la noche de los asesinatos nunca fue encontrado, y los fiscales alegaron que lo había escondido en un bote de basura.

Sangre de uno de los hombres asesinados fue encontrada dentro de la limusina de Lewis.

Rae Carruth

El exreceptor abierto de las Panteras de Carolina tenía por delante una prometedora carrera en la NFL a finales de los 90 cuando fue acusado de conspiración para asesinar, lo que condujo a su convicción en 2001.

Carruth fue declarado culpable de pagar a un amigo para asesinar a un agente de bienes raíces que había estado saliendo con una mujer que estaba embarazada de su hijo.

La mujer, Cherica Adams, recibió cuatro disparos y murió en el hospital; su hijo sobrevivió, pero sufrió daño cerebral permanente.

Michael Vick

Vick fue una de las estrellas jóvenes más destacadas en la NFL después de ser elegido en el draft de 2001 por los Halcones de Atlanta. Su estilo agresivo lo convirtió en un favorito del público.

Sin embargo, la carrera de Vick se descarriló cuando en 2007 se declaró culpable de dirigir una red de peleas de perros repletas de horrible crueldad.

Más tarde fue encarcelado y se le ordenó pagar millones de dólares en bonos de contratación que había recibido.

Vick comenzó a reconstruir su carrera tras salir de la cárcel, y luego de firmar con las Águilas de Filadelfia en 2009, se mudó en 2014 a los Jets de New York.

Darren Sharper

El 'safety' Sharper disfrutó de 14 temporadas en la NFL, protagonizadas con los Santos de New Orleans, y fue campeón del Superbowl en 2010, antes de retirarse. Luego de esto comenzó a trabajar como analista del canal de cable de la liga.

Seleccionado cinco veces al Pro Bowl, Sharper fue incluido también en el Equipo de la Década de la NFL en 2000, después de una exitosa carrera con los Empacadores de Green Bay y los Vikingos de Minnesota.

Pero en 2014 fue arrestado en Los Ángeles, acusado de ser un violador en serie. Nuevas denuncias siguieron en Arizona, Nevada y Louisiana, con una serie de mujeres que alegan que las había drogado y agredido sexualmente después de conocerlo en bares y discotecas.

Tras ser encontrado culpable recibió una sentencia de nueve años de prisión y estará el resto de su vida en libertad condicional.

O.J. Simpson

Aunque nunca ganó el Super Bowl con los Bills de Buffalo (1969-1977) y los 49 de San Francico (1978-1979), Simpson es considerado uno los mejores jugadores de la década de los 70.

Una vez retirado, inició una carrera como actor de cine y televisión, así como consultor de la NFL.

El 12 de junio de 1994, su segunda esposa Debby Brown y el amigo de ésta, Ronald Goldman, fueron encontrados muertos a puñaladas en una casa en Los Ángeles.

Simpson, que se había divorciado dos años antes de Brown, fue el principal sospechoso de la policía y cuando esta fue a interrogarlo emprendió la fuga, dando lugar a una persecución que fue filmada por las cadenas de televisión de Estados Unidos.

Después de dos horas fue capturado. Su juicio, uno de los más seguidos y publicitados en la historia estadounidense, se inició en junio de 1995 y concluyó cuatro meses más tarde, con un polémico veredicto de no culpable.

Un juicio civil por daños y perjuicios lo llevó a la bancarrota y desde entonces protagonizó varios incidentes con la ley. En 2008 fue condenado a 35 años de cárcel por haber participado en un robo con violencia en un hotel y casino de Las Vegas.

Ahora ve
Familiares de tripulantes de submarino argentino están sumidos en dolor y rabia
No te pierdas
×